Consejos para usar audífonos al mezclar sus grabaciones

Aunque lo ideal es tener en su estudio unos buenos monitores, los auriculares también prestan un excelente servicio.

0
Son una buena solución de bajo presupuesto.

En un artículo anterior había dicho que los monitores de estudio son la herramienta perfecta para escuchar las mezclas y la grabación final.

De hecho, es muy probable que usted haya escuchado a alguien decir que es incorrecto mezclar con auriculares, que es algo amateur o que “no es la forma correcta” de mezclar.

La verdad es que usted sí puede hacer buenas mezclas usando audífonos. Además, para mucha gente es una opción ideal para una mezcla consistente, limpia y profesional.

En pocas palabras: si usted tiene el presupuesto, consiga unos buenos monitores para su estudio de grabación. Y si no tiene tanto dinero, cómprese unos buenos audífonos. Ahora, lo ideal es usar ambas opciones.

Beneficios

1. No tiene que preocuparse por la acústica de la habitación

  • Como se sabe, la acústica de la sala tiene un gran efecto en su entorno auditivo.
  • Los auriculares eliminan este problema y conservan sus características de una habitación a otra o en cualquier otro lugar que esté realizando la mezcla.
  • Si usted está aprendiendo a mezclar un audio, el uso de audífonos le permitirá escuchar mejor todos los detalles de lo que ha grabado.

2. Son asequibles

  • Si usa auriculares no tendrá que buscar un salón, configurarlo, hacerle tratamiento acústico y luego comprar monitores costosos.
  • Un buen par de audífonos profesionales puede costar entre 200 y 500 dólares. Un solo parlante puede costar lo mismo.

3. Portabilidad

  • Usted puede mezclar en una amplia variedad de lugares (casa, automóvil, bus, tren, avión) siempre que tenga sus auriculares y un computador portátil.

Auriculares frente a monitores

Si usted tiene excelentes monitores en un espacio mal acondicionado, de todos modos tendrá problemas para escuchar correctamente sus mezclas. Si usted tiene excelentes monitores en un entorno de escucha perfecto, tendrá un excelente lugar para hacer su producción.

Unos buenos audífonos profesionales tienen la ventaja de que siempre sonarán bien, de manera consistente, esté donde esté.

Si usted tiene un entorno de escucha deficiente o le toca trabajar en una habitación sin tratamiento acústico o en mal estado, un buen par de audífonos será una solución perfecta.

Ahora, si la sala donde hace sus mezclas y grabaciones tiene un buen tratamiento acústico y usted tiene un buen equipo de monitoreo, probablemente no necesite gastar en un par de auriculares.

Aquí es donde vale la pena preguntarse si vale la pena comprarlos.

De todos modos, recuerde que una mezcla puede durar horas, a veces hasta días, y usted debe buscar la mayor comodidad para evitar el cansancio físico y mental y para evitar daños en sus oídos.

Pero tenga en cuenta que ya sea que no tenga el espacio adecuado, que no pueda pagarlo o que esté tratando de lograr un entorno de escucha ideal, mezclar con audífonos es una técnica increíblemente útil para mejorar sus mezclas.

4 armas secretas para mezclar con auriculares

1. Utilice audífonos hechos especialmente para mezclas de audio

  • Si usted planea realizar la mayor parte de la mezcla con auriculares, vale la pena gastar un poco más de dinero en audífonos especiales para mezclas.
  • Los Sennheiser HD600 o Sony MDR 7506 son excelentes opciones, aunque existen otras marcas y modelos de muy buen desempeño.
  • Los audífonos ‘abiertos’ (open back) dan una respuesta de frecuencia plana.
  • Conozca las características de sus audífonos. Escuche cuñas, podcasts, música y otros tipos de audio en ellos y utilícelos todo el tiempo para familiarizarse con sus auriculares.

2. Utilice pistas de referencia

  • Busque 3 o 5 grabaciones parecidas a la que va a mezclar y compárelas con su trabajo nuevo.
  • Así podrá comprender cómo suenan otras grabaciones profesionales en sus audífonos.
  • De esta forma podrá calibrar sus oídos según el sonido que le entreguen sus auriculares.
  • Preste especial atención a los paneos, sonidos de gama baja, de gama alta, balance de volumen, etc.

3. Compruebe su mezcla en los parlantes

  • Los efectos de paneo y espacio (reverberación/eco/delay) son más difíciles de definir usando audífonos.
  • Sus monitores no tienen que ser especiales o de muy alta calidad. Lo ideal es que le permitan verificar su mezcla en busca de errores.
  • Cuando esté terminando su trabajo, use esos monitores para afinar los paneos y demás efectos.

4. Mezcle a volúmenes bajos

  • La fatiga del oído se puede convertir en un problema mucho mayor cuando se usan audífonos.
  • Procure que el volumen que usa en ellos sea similar al que usted usa cuando habla normalmente.
  • Incluso, mezclar a un volumen más bajo podría mejorar su audición. Además podrá mezclar durante un período de tiempo más largo.

Conclusión

Está claro que la mejor manera de monitorear la calidad de la grabación es usar parlantes o bocinas. Sin embargo, si el presupuesto no lo permite, unos buenos audífonos hacen la tarea.

COMPARTIR

Agrega un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here