21 ideas para concursos de radio exitosos

Probablemente usted se ha llevado la mayoría de sus concursos a las redes sociales, pero podría estar dejando de lado el elemento de diversión que genera al aire en su emisora.

0
Lo que más importa de un concurso, incluso mucho más que el premio que quiera entregar, es la diversión y la participación pasiva de los oyentes.

Uno de los aspectos más llamativos de los ‘Morning Shows’ cuando hicieron su aparición en la radio a mediados y finales de los años 80 fueron los juegos y concursos que se realizaban, especialmente porque se convirtieron en una de las mejores maneras de interactuar con la audiencia.

Es cierto que la radio siempre ha interactuado con el público, especialmente en lo que se refiere a dedicatorias, complacencias e incluso con los legendarios “servicios sociales”.

Por ejemplo, era normal escuchar en emisoras de poblaciones pequeñas o en emisoras de grandes ciudades orientadas a campesinos e inmigrantes escuchar anuncios como este:

“Se avisa a la familia García que don Fernando García estará visitándolos el viernes. Favor enviar las mulas para recogerlo en la parada del bus a las 3 de la tarde”.

De hecho, hay emisoras que todavía emiten este tipo de mensajes convirtiéndose en un gran servicio para la comunidad, generalmente aislada de las nuevas tecnologías.

Un hermoso ejemplo de esto se narra en un artículo de Infobae llamado “La otra red social: los singulares mensajes al poblador rural que emiten las radios patagónicas”.

Pero ante la llegada de las redes sociales, la mayoría de las emisoras decidieron, poco a poco, ir sacando del aire estas modalidades de interacción con el público en su afán de ganar seguidores en esas redes, olvidando muchas veces la vocación de entretenimiento y servicio de la radio.

La migración de los concursos de radio a las redes sociales es un tema complejo con ventajas y desventajas que deben ser cuidadosamente evaluadas.

Argumentos a favor de mover los concursos a las redes sociales:

  • Mayor alcance: Las redes sociales permiten llegar a una audiencia más joven.
  • Interactividad: Las redes sociales fomentan la interacción directa con la audiencia, lo que puede generar engagement y fidelización.
  • Segmentación: Las plataformas sociales permiten segmentar mejor los contenidos, dirigiendo los concursos a públicos específicos con mayor precisión.
  • Análisis de datos: Las redes sociales ofrecen herramientas para analizar el rendimiento de los concursos en tiempo real, permitiendo optimizar las estrategias.
  • Promoción de redes sociales: Los concursos pueden ser una excelente manera de aumentar el número de seguidores y la interacción en las redes sociales de la estación.

Argumentos en contra de eliminar los concursos al aire:

  • Pérdida de tradición: Los concursos al aire son una parte integral de la experiencia de la radio para muchos oyentes, y eliminarlos podría generar nostalgia y descontento.
  • Menor impacto: Los concursos al aire pueden tener un impacto más directo e inmediato en la audiencia, ya que no requieren de pasos adicionales como seguir una cuenta o participar en una publicación.
  • Exclusión de la audiencia no conectada: No todos los oyentes tienen acceso a internet o participan activamente en redes sociales, por lo que mover los concursos a estas plataformas podría excluir a un segmento de la audiencia.
  • Dificultad para generar engagement: En las redes sociales, la competencia por la atención de los usuarios es alta, por lo que puede ser más difícil generar un engagement significativo con los concursos.
  • Percepción de menor valor: Algunos oyentes podrían percibir los concursos en redes sociales como menos valiosos o importantes que los concursos al aire.

Como se ve, no es fácil definir si es mejor hacer los concursos a través de las ondas hercianas o por las redes sociales. Probablemente lo mejor es usar ambas plataformas, dependiendo de lo que se quiera lograr.

Para ello se pueden seguir los siguientes pasos:

  1. Definir objetivos claros: Establecer objetivos específicos para los concursos, como aumentar el engagement, la lealtad o el número de seguidores.
  2. Segmentar los concursos: Dirigir los concursos a grupos de audiencia específicos en función de sus intereses y preferencias.
  3. Promocionar adecuadamente: Anunciar los concursos tanto al aire como en redes sociales para maximizar el alcance.
  4. Medir y analizar: Hacer un seguimiento del rendimiento de los concursos y analizar los datos para optimizar las estrategias futuras.

Concursos de radio

Lo que viene a continuación es una serie de ideas para concursos que pueden enganchar a la audiencia tradicional de radio, hacer que tengan que escuchar la emisora para participar.

Y como se podrá apreciar, aunque algunos ejemplos muestran premios millonarios, lo cierto es que están diseñados para que aquellos que nunca participan en un juego se diviertan escuchando a los concursantes e incluso puedan participar mentalmente sin necesidad de llamar a la emisora.

Porque un concurso de radio debe, ante todo, generar diversión en quien lo escucha. Si se tratara solo del premio, sería más fácil que la persona comprase un boleto de lotería.

Ahora, hay concursos tradicionales, que se han repetido con el paso del tiempo y al final ya no llaman la atención. Y esto sucede, la mayoría de las veces, por pereza, por falta de creatividad.

Uno de los primeros concursos que transmitimos en ‘La Locomotora’, el Morning Show de Radioactiva a inicios de los años 90, se llamaba ‘El ahogadito”. La idea surgió de una manera muy sencilla.

Recuerdo que en mi casa teníamos un juego familiar que usábamos en nuestros paseos por carretera. La idea era ver quién aguantaba más repitiendo una frase sin detenerse a tomar aire.

El concursante debía decir: “La gallina Cacaraca puso un huevo en la petaca. Puso 1, puso 2, puso 3, puso 4…” y continuaba así hasta que se le acabara el aire. Quien llegase al número más alto, ganaba.

Ese juego lo llevé al aire en el programa y se convirtió en un éxito inmediato, por lo novedoso para muchos oyentes y por la diversión que generaba escuchar a los oyentes asfixiados, en esa especie de trabalenguas, tratando de llegar al número más alto.

Se trataba de un juego sencillo, barato y fácil de hacer, y lo que menos importaba era el premio, porque la gente solo llamaba para divertirse, generalmente acompañado de algún amigo o familiar.

Además, podía cambiarse la rutina. En nuestro caso teníamos un personaje llamado ‘Pity’, una niñita traviesa y mal hablada interpretada por Alejandro Villalobos y que al llegar por la mañana me invitaba a tomarme un café diciendo “zámpese un tinto” (en Colombia le decimos ‘tinto’ al café negro)

Entonces, en lugar de hablar de una gallina que ponía huevos, cambiamos la historia para ver quién era capaz de “zamparse más tintos”, y el oyente tenía que decir: “Me zampo 1, me zampo 2, me zampo 3…”, etc.

Como esa surgieron muchas otras ideas, generalmente de juegos infantiles caseros llevados a la radio, pero que juntamos con otros más tradicionales e incluso importamos algunos que acostumbraban realizar emisoras extranjeras.

Concursos extranjeros

Y esa sí que es una gran fuente de inspiración para realizar concursos y juegos con los oyentes, ya que pueden ser novedosos y fácilmente adaptables a las condiciones locales y, de paso, hacer algo diferente, saliéndose de la rutina.

Por ejemplo, uno de los juegos más populares en la radio de Estados Unidos fue el llamado «Guerra de las rosas«, un concurso en los años 90 y principios del 2000 que se caracterizaba por su dinámica emocionante y premios atractivos, lo que lo convirtió en un favorito entre la audiencia.

El concurso enfrentaba a dos parejas, generalmente matrimonios o parejas estables, en una serie de preguntas y pruebas para determinar quién conocía mejor a su pareja.

Las preguntas podían ser desde datos personales y preferencias hasta detalles íntimos de la relación. Las parejas también podían competir en pruebas de ingenio, creatividad o incluso físicas.

De hecho, en la televisión colombiana hubo un concurso parecido llamado “Qué pareja más pareja”, conducido por el legendario presentador Fernando González Pacheco.

Las parejas interesadas en participar debían llamar a la emisora durante las horas establecidas para el concurso o enviar sus datos de contacto a través del sitio web de la estación.

Un equipo de producción seleccionaba a las parejas participantes con base en criterios como la historia de la pareja y su entusiasmo por participar.

La «Guerra de las rosas» fue muy popular porque generaba emoción y suspenso. El formato de competencia y las preguntas íntimas creaban una atmósfera de emoción y suspenso que mantenía a la audiencia cautivada.

Además, se trataba de un juego que celebraba el amor y la conexión entre las parejas, lo que lo hacía atractivo para una amplia audiencia, ya que los oyentes podían identificarse con las parejas participantes y sentir empatía por sus experiencias, lo que creaba un vínculo emocional con el programa.

Los premios de la «Guerra de las rosas» variaban según la estación de radio y la época, pero generalmente incluían viajes románticos a destinos nacionales o internacionales, cenas en restaurantes exclusivos, entradas a conciertos o eventos deportivos, escapadas de fin de semana a spas o resorts.

También entregaban electrodomésticos, muebles para el hogar, joyas, tarjetas de regalo y, en el mejor de los casos, dinero en efectivo, cantidades que podían variar desde unos pocos cientos hasta miles de dólares.

21 ideas de concursos y juegos

Como dije arriba, usted puede ingeniarse la forma de trasladar a su emisora alguno de sus juegos familiares tradicionales y darles nueva vida ante la audiencia, pero también puede darle una mirada a los juegos que presento a continuación, realizados por emisoras exitosas de Estados Unidos y el Reino Unido, y que podrían funcionar muy bien.

Aquí están algunas ideas:

  1. La palabra clave – «El Gordo y la Flaca» (El Despertador 99.1 FM):
  • Dinámica: Un concurso diario donde los oyentes adivinan una palabra clave.
  • Participación: Llamar a la radio o enviar un mensaje de texto con la palabra clave.
  • Premio: Un premio en efectivo que aumenta cada día que no se acierte la palabra.
  1. El rompecabezas – «Desayuno con Diamantes» (Z98.3 FM):
  • Dinámica: Un concurso semanal donde los oyentes completan un rompecabezas auditivo.
  • Participación: Enviar la solución del rompecabezas por correo electrónico o redes sociales.
  • Premio: Un viaje con todo pagado a un destino exótico.
  1. Afine su oído – «La Hora del Taco» (La Nueva 102.1 FM):
  • Dinámica: Un concurso diario donde los oyentes adivinan el nombre de una canción a partir de un fragmento corto.
  • Participación: Llamar a la radio o enviar un mensaje de texto con el título de la canción.
  • Premio: Una cena para dos en un restaurante mexicano popular.
  1. Trivias – «El Happy Hour» (Play 99.5 FM):
  • Dinámica: Un concurso semanal donde los oyentes responden trivia sobre música, películas o celebridades.
  • Participación: Llamar a la radio durante el programa.
  • Premio: Boletos para un concierto o evento deportivo.
  1. Nuestra historia de amor – «La Luces del Siglo» (Amor 107.7 FM):
  • Dinámica: Un concurso mensual donde las parejas cuentan su historia de amor y cómo se conocieron.
  • Participación: Enviar la historia por correo electrónico o dejar un mensaje de voz.
  • Premio: Una escapada romántica a un fin de semana.
  1. La calculadora humana – «El Show de Rafa y Magda» (Exa 96.7 FM):
  • Dinámica: Un concurso diario donde los oyentes adivinan la cantidad de objetos dentro de un recipiente.
  • Participación: Llamar a la radio o enviar un mensaje de texto con la cantidad estimada.
  • Premio: Un paquete de productos de una marca patrocinadora.
  1. El acertijo – «El Club de la Mañana» (Radio Zeta 93.9 FM):
  • Dinámica: Un concurso semanal donde los oyentes resuelven acertijos o enigmas relacionados con la actualidad.
  • Participación: Enviar la respuesta por correo electrónico o redes sociales.
  • Premio: Entradas para un espectáculo o exhibición cultural.
  1. Baile en casa – «Fiesta Latina» (Ritmo 94.1 FM):
  • Dinámica: Un concurso mensual donde los oyentes bailan al ritmo de una canción latina y envían un video de su baile.
  • Participación: Subir el video a las redes sociales con el hashtag del concurso.
  • Premio: Un viaje a un país latinoamericano.
  • Basado en la misma pregunta, haga una lista de otros 10 concursos, esta vez de emisoras que transmiten música en inglés, en el formato CHR o Top 40
  1. Oído fino – «The Breakfast Club» (Z100, Nueva York):
  • Dinámica: Un concurso diario donde los oyentes adivinan la canción que se está reproduciendo después de solo unos segundos.
  • Participación: Llamar a la radio o enviar un mensaje de texto con el título de la canción.
  • Premio: Un paquete de premios de la estación de radio, que puede incluir entradas para conciertos, merchandising o tarjetas de regalo.
  1. Adivine el número 1 – «The Pop Top 10 Countdown» (KIIS FM, Los Angeles):
  • Dinámica: Un concurso semanal donde los oyentes adivinan la canción que llegará al número 1 en la lista de éxitos de la estación.
  • Participación: Enviar la canción predicha por correo electrónico o redes sociales.
  • Premio: Una experiencia VIP para conocer y saludar a un artista popular.
  1. Cante aunque no cante – «The Afternoon Drive» (B96, Boston):
  • Dinámica: Un concurso diario donde los oyentes compiten en un karaoke en vivo por teléfono.
  • Participación: Llamar a la radio y cantar una canción elegida por el DJ.
  • Premio: Una cena para dos en un restaurante popular o entradas para un evento deportivo.
  1. Pagamos tus deudas (KISS-FM, Los Ángeles)
  • Dinámica: La estación pagaba las facturas de los oyentes.
  • Participación: Los oyentes enviaban sus facturas a la estación, y cada día se seleccionaba a un ganador cuyo monto de la factura sería pagado por la estación.
  • Premio: Pago de una factura del oyente.
  • Sí, en Colombia se conoció como ‘Pagamos tus culebras’ (a las deudas se les dice coloquialmente ‘culebras’)
  1. Premiamos tu cumpleaños (WXYZ, Detroit)
  • Dinámica: Los oyentes podían ganar dinero en efectivo en su cumpleaños.
  • Participación: Los oyentes se registraban con anticipación proporcionando su fecha de cumpleaños. En el día de su cumpleaños, debían escuchar la radio y llamar cuando escucharan su nombre.
  • Premio: Dinero en efectivo.
  1. Gánele a la bomba (KROQ, Los Ángeles)
  • Dinámica: Los oyentes intentaban ganar tanto dinero como fuera posible antes de que «la bomba» explotara.
  • Participación: Los participantes llamaban durante el programa, comenzaba a sonar un tic-tac y tenían que decir «stop» antes de que sonara una alarma que indicaba la explosión de la bomba.
  • Premio: Cantidad variable de dinero en efectivo.
  1. El sonido misterioso (KIIS-FM, Los Ángeles)
  • Dinámica: Los oyentes debían adivinar un sonido misterioso para ganar dinero.
  • Participación: Los oyentes escuchaban un sonido corto y trataban de identificarlo. Llamaban a la estación para dar su respuesta. Si nadie adivinaba, el premio acumulado aumentaba.
  • Premio: Dinero en efectivo.
  1. ¿Quién la canta? (WPLJ, Nueva York)
  • Dinámica: Los oyentes adivinaban el artista de una breve muestra de una canción.
  • Participación: Los oyentes escuchaban una breve parte de una canción y llamaban para identificar al artista.
  • Premio: Dinero en efectivo, álbumes, y boletos para conciertos.
  1. Piedra, papel y tijeras (KROQ, Los Ángeles)
  • Dinámica: Los oyentes jugaban al clásico juego contra los locutores para ganar premios.
  • Participación: Los oyentes llamaban a la estación y jugaban «piedra, papel o tijera» con un locutor en vivo.
  • Premio: Premios variados, desde dinero en efectivo hasta boletos para conciertos y mercancía.
  1. Las 3 pegaditas (Capital FM, Londres)
  • Dinámica: Los oyentes podían ganar £50,000 escuchando tres canciones específicas.
  • Participación: Los oyentes debían escuchar la radio y llamar cuando escucharan tres canciones específicas tocadas en un orden determinado.
  • Premio: £50,000 en efectivo.
  1. Mil libras por minuto (Radio X, Londres)
  • Dinámica: Los oyentes tenían 60 segundos para responder correctamente 10 preguntas y ganar £1,000.
  • Participación: Los oyentes llamaban a la estación y competían en una ronda rápida de preguntas.
  • Premio: £1,000 en efectivo.
  1. ¿Quién me habla? (Heart Radio, Londres)
  • Dinámica: Los oyentes debían identificar las voces de varias celebridades para ganar un gran premio en efectivo.
  • Participación: Los oyentes escuchaban clips de audio y llamaban para adivinar las voces.
  • Premio: Grandes sumas de dinero en efectivo.
  1. La registradora (Hits Radio, Londres)
  • Dinámica: Los oyentes podían ganar grandes cantidades de dinero simplemente recordando una cantidad específica.
  • Participación: Los oyentes escuchaban la cantidad del día y llamaban cuando se les indicaba para repetirla.
  • Premio: Dinero en efectivo, a menudo sumas de varios miles de libras.

Conclusión

Estos concursos no solo atraen a una gran cantidad de oyentes, sino que también generan entusiasmo y participación activa de la audiencia, lo que es esencial para el éxito de cualquier estación de radio.

Y, sobre todo, le devuelven a su emisora su espíritu de diversión y enganche que termina entreteniendo no solo a los participantes sino a los oyentes en general.

Finalmente recuerde: lo que interesa no tiene que ser necesariamente el gran premio, con el que generalmente solo se hace feliz a una persona, sino el grado en diversión y participación pasiva que genere en todo el público que escucha su estación.

ACERCA DEL AUTOR
Tito López hace radio desde 1975 y ha creado formatos radiofónicos exitosos en Colombia, Portugal, Chile, Panamá y Costa Rica.
Es coach de talentos, intérprete de investigaciones de audiencia, productor, blogger, libretista y conductor de programas de radio.
Lo puede seguir en Facebook como Oscar.Tito.Lopez y en Twitter como oscartitolopez
COMPARTIR

Agrega un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here