7 pasos para alcanzar el éxito con su emisora

Hay que tener un plan y hay que estar preparado para trabajar duro, enfrentando los reveses, los errores y la dura competencia.

0
El éxito no se consigue sin esfuerzo.

¿La radio musical funciona? Sí. Todavía sigue logrando muy altos índices de audiencia y penetración. Sin embargo, tocar éxitos o buena música no hace que una estación de radio sea excelente. Si eso fuera así, entonces las plataformas de streaming la habrían matado hace años.

Escuchar radio tiende a ser una experiencia diferente porque el oyente sabe que detrás del receptor hay alguien en un estudio buscando cómo entretener a su audiencia. Además de la música, esa persona se esfuerza por interactuar con los oyentes.

La radio también siempre ha sido el medio interactivo por excelencia. Envía sus contenidos en una dirección pero los oyentes pueden participar, opinar, hablar al aire, solicitar sus canciones favoritas, participar en concursos, todo en vivo, al instante.

La radio tiene sentido de comunidad, por eso les piden a sus oyentes que llamen a participar. Y aunque una persona no llame, le gusta escuchar a otros oyentes cuando participan, cuando dan sus opiniones o cuando no saben cómo responder a una pregunta sencilla en un concurso.

La radio también habla de lo que está de moda, muestra y promociona las canciones más exitosas del momento, cuenta historias de los intérpretes y acompaña el quehacer diario de la gente, cualquiera que sea su actividad.

La radio tiene una gran ventaja: no hay que mirar una pantalla para escucharla. Usted puede hacer lo que quiera mientras sigue escuchando radio. Puede trabajar y manejar su carro, puede estar leyendo un libro o mirando sus redes, y la radio lo acompañará.

Es muy importante entender qué hace un oyente mientras escucha radio. Cuando uno se detiene a analizar ese comportamiento, seguramente podrá entregar contenidos más interesantes y entretenidos.

Teniendo eso en cuenta, a continuación presento algunos pasos para que su emisora ​​de radio sea un éxito:

1. Haga que su emisora sea adictiva

Según el portal Oxford Medicine Online, los elementos claves de una adicción son:

Las sustancias adictivas son hacen que uno las busque de manera insistente.

– Son muy buscadas porque producen placer.

– El placer lleva a que a uno le gusten los efectos de esas sustancias adictivas.

– El gusto por una sustancia está condicionado por las propiedades que la conforman.

– Desear consumir una sustancia se debe a que a la persona le gusta esa sustancia.

– El deseo excesivo puede llevar a una pérdida del control del uso de sustancias.

– Los hábitos de uso de sustancias son inconscientes, automáticos.

– La abstinencia conduce al uso repetido.

– El deseo por esas sustancias puede ocurrir después de una abstinencia prolongada.

– El deseo puede provocar una recaída en esas sustancias.

¿Y qué es lo que hace adictiva a la radio? Lo mismo que otras adicciones: brinda placer a quien la consume, le da sensación de felicidad (aunque sea por un corto tiempo) y entrega una sensación fuera de lo común.

Por eso usted debe concentrar su trabajo en encontrar los elementos que lleven a enganchar al oyente de manera adictiva, asegurarse de que la gente prefiera su emisora a las listas de reproducción de Spotify o de YouTube.

Usted tiene que encontrar la forma de hacer que el oyente, aunque solo lo escuche por unos minutos, quiera regresar por más, y eso requiere de un gran esfuerzo de su parte.

2. La palabra mágica es ‘usted’ o ‘tú’

Uno de los personajes de radio más recordados y queridos de la radio colombiana era Alberto Piedrahita Pacheco, “El Padrino”. Siempre que abría sus programas saludaba “a la gran familia colombiana”.

Alberto Piedrahita Pacheco, «El Padrino»

Yo siempre he pensado que, por ser uno de los precursores de la radio de nuestro país, él seguía teniendo en su mente esa vieja imagen de la familia sentada alrededor de un viejo radio, escuchándola con atención.

Family-listening-to-radio-compressor - Seleqtive

Y es que así se escuchaba la radio en sus inicios. No había otros medios de entretenimiento en casa. Ni siquiera se había inventado la televisión.

Y los locutores veteranos nos enseñaron a hablarles a grupos de personas, como si estuviéramos frente a esa familia o como si estuviéramos en un estadio, dirigiéndonos a decenas de miles de personas.

Pero lo cierto es que, desde la llegada del transistor y los radios portátiles, la relación con el oyente se volvió personal. Ya no había que hablarle a “la masa” sino al oído de una sola persona, ese amigo imaginario con quien estamos conversando.

Sin embargo, las viejas prácticas han continuado y sé que para cambiarlas se necesita un gran esfuerzo de nuestra parte, pero hay que hacerlo. Debemos cambiar nuestros hábitos, desaprender lo que esos antiguos locutores nos enseñaron y entender que el oyente aprecia nuestra cercanía.

Cuando alguien escucha una emisora quiere sentir que lo tratan con calidez.

Salude al oyente al comienzo de su transmisión y procure hablarle siempre de manera personal, usando ‘’, ‘usted’ o ‘vos’ en lugar de ‘ustedes’. “Hola, acompáñame durante mi turno”. “Llama y participa”. “Te voy a contar algo que no sabías de esta canción…”

Agradézcale al oyente por haber escogido su emisora, por acompañarlo en su turno. Puede ser con una frase tan simple como «Gracias por elegir Mi Radio FM, el hogar de los éxitos nuevos«.

Háblele al oyente como si estuviera en el estudio con usted, sentado a su lado. Por ejemplo, «No creerás lo que me pasó esta mañana cuando venía para la emisora…«

3: Devolver

Ese agradecimiento que usted le entrega al oyente no debería quedarse solo en las palabras que usted diga al aire. Lo ideal es poder entregar algo más a sus oyentes. Dales la oportunidad de ganar cosas gratis.

Para una emisora pequeña y con pocos recursos será difícil pagarles las deudas a sus oyentes, entregarles una casa o un carro o mandarlos de viaje alrededor del mundo. Pero hay otros obsequios, muy sencillos de conseguir, que harán que el oyente se sienta tenido en cuenta.

Recuerdo que, alguna vez, Alejandro Villalobos prometió entregar una calcomanía de Radioactiva a la primera persona que llegara con una Hamburguesa El Corral a la sede de Caracol Radio.

La sede quedaba en un extremo de la ciudad, en plena zona industrial, un sector oscuro, deprimido y de calles llenas de baches. Sin embargo llegaron varios oyentes con las hamburguesas, solo por tener el placer de ser mencionados y tenidos en cuenta por la radio.

No, los concursos no van a atraer grandes audiencias. Realmente sirven para reforzar la marca, la recordación y la fidelidad de su emisora, tal como lo menciono en mis artículos “Los concursos de radio no hacen magia por su emisora” y “¿Los Concursos atraen audiencia?

Pero lo que sí es cierto es que los concursos y los obsequios gratuitos estimulan la participación de los oyentes y es una forma de agradecerles por preferirnos.

4. No sea aburrido

¿Cómo es un turno suyo? ¿Así?:

Canción 1

Canción 2

Saludo, e invitación a mandar saluditos

Canción 3

Canción 4

Leer dos saluditos e invitar a pedir sus canciones favoritas (aunque sabe que no las va a pasar, y ni siquiera las va a anotar)

Canción 5

Canción 6

Invitar a sus oyentes a que lo sigan en sus redes sociales.

Canción 7

Canción 8

Salida a comerciales.

Si así es su turno, déjeme decirle que es más entretenido y con menos cháchara poner una playlist de Spotify y YouTube. De esta forma una persona no tendrá que aguantarse sus frases repetitivas y sin contenido que la enganche y quiera quedarse por más tiempo escuchándolo.

La única forma de retener al oyente por más tiempo durante su turno es preparando lo que va a decir, y eso lo puede hacer muy fácilmente. Al llegar a la emisora, revise cuáles son las canciones que va a presentar y haga un pequeño esquema como este ejemplo ficticio:

Canción 1

Canción 2

Saludo contando que me encontré en la puerta de la emisora a una señora que vende empanadas y me regaló 2 porque me vio muy flaco y cree que estoy pasando hambre por trabajar en radio.

Canción 3

Canción 4: “Corona” de Daddy Yankee

Hablo 30 segundos: “Ahí estabas escuchando “Corona”, de Daddy Yankee. No sé si sabías que él la compuso como un mensaje de esperanza y fuerza para sus fanáticos y dijo que “el mejor regalo de esta Navidad es tener salud”. Por eso la estrenó el 24 de diciembre…”

Canción 5

Canción 6: “Vida de rico” de Camilo

Y a propósito de “Vida de rico”, el éxito de Camilo, me acordé de un chiste muy tonto:

San Pedro recibe a un cantante español que se acaba de morir y le pide sus datos para inscribirlo en la base de datos del cielo.

– ¿Nombre?

– Julio Iglesias

– ¿Estado civil?

– Bueno, estuve casado con Isabel Preysler, pero he tenido como amantes a las mejores modelos del mundo.

– ¿Domicilio en la tierra?

– Bueno, tenía una inmensa y lujosa mansión en Miami, otra en Hollywood, otra en una isla del Caribe, otra en la Costa del Sol…

– Bien, bien… ¿Otras propiedades?

– Sí: un Ferrari Testarrosa, dos yates, un Rolls Royce, una limosina…

– Ok. Gracias por los datos. Bien pueda pase. Qué pena, no sé si le gustará este sitio tan desabrido…

Canción 7

Canción 8

Despido la hora diciendo “Tiempo de una pausa pero después de comerciales te voy a contar de dónde sacó su nombre artístico Bad Bunny, que llega con su éxito ‘Dakiti’”…

Está claro que esto requiere de un poquito más de esfuerzo, pero al menos es muy diferente a solo entregar los títulos de las canciones e invitar a mandar ‘saluditos’. De hecho, hacer este ejercicio no me demoró más de 15 minutos. Incluso podría hacerlo mientras suena la música.

La clave está en entender que lo que se entrega es un valor agregado que las plataformas de música por streaming no pueden entregar.

Algo importante: mantenga cortas sus salidas al aire (de 30 segundos a 1 minuto). Si se empeña en hablar y hablar sin rumbo alguno hará que el oyente se vaya a otro lado. Por eso, lo ideal es saber exactamente lo que va a decir, cómo empezar y dónde terminar.

5. Personalidades agradables y amigables

La radio necesita personalidades atractivas, ahora que la música es tan fácil de encontrar en cualquier sitio. Si uno se fija con atención, habitualmente las emisoras más exitosas son las que tienen a las personalidades más reconocidas.

¿Y cuáles deberían ser las cualidades de una personalidad de radio?

Comprensivo: que entre en contacto con las necesidades de sus oyentes. El locutor debe ser alguien que al oyente le encantaría tener como amigo.

Enérgico: debería estar feliz de estar en el estudio. La energía no se puede fingir.

Informativo: Cada día debe estar listo para entretener e informar a su audiencia, investigando y presentando hechos, o compartiendo lecciones de vida de su experiencia personal.

Equilibrado: tiene la capacidad de percibir y responder a los problemas que se presentan, a los gustos, disgustos, dolores, estados de ánimo y sentimientos de su audiencia.

En contacto con su mundo: tiene que saber conectar al oyente con los diferentes temas que le afectan o le interesan, ya sean de entretenimiento, política, arte, música, moda, deportes, tecnología o lo que sea.

6. Difunda lo que hace en otros medios

¿Cuál es el activo más importante de su emisora? ¿Sus transmisores? ¿La cabina de transmisión? ¿Los concursos? ¿La campaña publicitaria?

No. El activo más importante de una emisora de radio es el contenido que usted entregue al aire.

Eso es lo que atrae a la gente. Es lo que la diferencia de las otras. Todas pueden tocar las mismas canciones pero son los contenidos al aire los que hacen que un oyente la prefiera o la rechace.

Hay que encontrar diferentes vías para entregar este contenido con el fin de poderle llegar a la mayor cantidad de oyentes posible. El público de hoy se mueve por diferentes plataformas, y su emisora tiene que estar disponible en todos los lugares que pueda.

Así como una empresa de artesanías que vende sus productos en una tienda física también puede hacerlo a través de su sitio web o por sitios como Amazon o MercadoLibre, su emisora puede entregar su contenido en diferentes plataformas.

Asegúrese de que su emisora tenga presencia en:

– Facebook (fragmentos cortos de sus programas o transmisión de video en vivo)

– YouTube (programas de video o audio)

– Twitter (temas para generar conversación)

– Plataformas de podcast

– SoundCloud o MixCloud

– Webcam (cuando tenga invitados)

– Archivos de radio en su sitio web

7. Altos estándares de profesionalismo

Si va a hacer algo, hágalo correctamente. Busque la excelencia en todas las facetas de su estación de radio.

La realidad es que pocas personas, pocas empresas, pocas emisoras llegan a tener un éxito extraordinario. No es porque haya pocas oportunidades sino porque el precio del éxito es alto.

Si tuviéramos que ponerlo en términos monetarios, el éxito no cuesta unos cuantos pesos. Realmente hay que invertir millones en tiempo y dedicación.

Por otro lado, hay que multiplicar su esfuerzo por 10. Por ejemplo, si usted cree promocionar su emisora en redes durante 10 minutos es suficiente, o que con gastarse 10 minutos creando la imagen de su emisora le va a funcionar, piénselo de nuevo.

La verdad es que eso puede tomar diez veces más de tiempo, dinero y esfuerzo. Si las cosas no están funcionando ahora, piense en cómo puede multiplicar 10 veces más su esfuerzo y sus acciones para lograr un gran éxito.

Conclusión

¿Por qué la gran mayoría de emisoras online no consiguen grandes audiencias? Porque muchos de quienes las manejan creen que se trata simplemente de poner a rodar una playlist de canciones con algunos identificadores y promos.

Para triunfar en radio hay que tener talento, buenos locutores, una gran programación, buena cobertura y equipos. También hay que entender los gustos y necesidades del público, colmar esos gustos y necesidades y promocionarlos fuertemente.

Pero, sobre todo, hay que tener un plan y hay que estar preparado para trabajar duro, enfrentando los reveses, los errores y la dura competencia.

El éxito no se consigue sin esfuerzo.

COMPARTIR

Agrega un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here