Cómo conectarse con su audiencia en tiempos de COVID-19

Deje que la empatía impulse sus contenidos. La gente recuerda quién los ayudó en tiempos inciertos.

0
Es el momento de entender las necesidades de los oyentes.

A estas horas del partido no hace falta decir qué tan grave se ha vuelto el brote de coronavirus. Y la radio puede convertirse en un gran alivio para muchas personas que buscan información y entretenimiento, especialmente por estos días en que tienen que estar encerrados en casa.

Pero para poder llevar a todos nuestro mensaje, para poder acompañar a nuestros oyentes, tenemos que tomar las precauciones necesarias, de forma que la radio no se detenga.

Muchas de las recomendaciones que se entregan hoy en día aplican tanto para los oyentes como para quienes trabajan en radio. Seguramente usted ya las ha visto anunciadas profusamente, pero aunque suenen repetitivas, vale la pena no solo aplicarlas de manera consciente sino recordárselas a sus oyentes.

Promueva «Los cinco conceptos básicos»:

1. MANOS: Lávelas a menudo.

2. CODOS: Cuando tosa o estornude, tápese con ellos.

3. CARA: Procure no tocarla.

4. DISTANCIA: Manténgase a más de un metro de distancia de los demás.

5. ¿SE SIENTE ENFERMO?: Quédese en casa.

Lo más interesante de esta crisis es que hay muchas cosas que podemos hacer, tanto en lo personal como en lo radiofónico. Es decir, hay cosas que usted puede hacer en su emisora pero que también aplican para los oyentes.

Aquí, algunas ideas:

Recuérdeles a los oyentes que practiquen el «distanciamiento social». Sí, es triste sentirse solo, pero todas las recomendaciones se dirigen a alejarnos de la gente para no propagar el virus.

Pero así como nosotros debemos practicarlo, es nuestra responsabilidad recordarles a nuestros oyentes que también deben aislarse. Que entiendan la importancia de hacerlo porque los síntomas se manifiestan después de mucho tiempo, así que cualquiera puede ser portador.

Acompañe a la gente. En el momento de redactar este artículo, un amigo con quien no hablaba desde hace días me escribió a preguntarme si mi familia y yo estábamos bien. Fue algo completamente inesperado, pero me hizo sentir muy bien.

Saber que uno les importa a otras personas es reconfortante y levanta el ánimo.

Hágalo usted mismo. Verá cómo se lo agradecerán. Y sugiera a sus oyentes que llamen a sus amigos y familiares con frecuencia. Use Whatsapp, FaceTime, Skype o cualquier servicio que pueda tener. Se sentirá mejor y menos aislado.

Utilice las redes sociales. No lo haga para enviar información dudosa, alarmista o que genere pánico o desasosiego entre sus amigos. Por el contrario, haga lo posible por entretener a la gente. En este momento necesitamos divertirnos, distraernos un poco.

Muestre sus habilidades histriónicas. Publique videos mostrando sus habilidades de cocinero, sus rutinas dentro de la casa, haciendo cosas chistosas o creando tutoriales de las habilidades que usted posee y quiere compartir. ¿Ya ensayó TikTok?

Pídales a sus oyentes que muestren sus videos, que los compartan en las redes de su emisora. Dígales que muestren cómo es un día común en sus días de cuarentena. Y haga que sus compañeros en la emisora también lo hagan.

Aproveche el tiempo en casa para aprender a hacer cosas. Busque tutoriales en video. Mejore sus habilidades y conozca nuevos trucos de cómo mejorar sus grabaciones. Lea artículos interesantes que le permitan ampliar sus conocimientos.

Otras ideas:

• Cuando sea posible, invite a los oyentes a llamar y compartir sus historias: Cómo están lidiando con su estadía en casa. Cómo les ha ido trabajando desde el hogar. Qué han puesto a hacer a los niños en su encierro.

Qué cosas nuevas han aprendido a hacer. Qué cosas nuevas han descubierto. Qué cosas han reencontrado. Cómo ha cambiado la interacción entre los miembros de la familia. Qué cosas extrañas han conocido o han visto hacer a sus vecinos.

• Comparta experiencias en sus páginas de Facebook e Instagram. Publique un video de lo que está pasando en su propia casa. A la gente le encanta ver videos caseros, y si vienen de sus personajes favoritos, mejor.

• Para aquellos que todavía van a trabajar fuera de casa, ¿qué precauciones especiales están tomando? ¿Cómo es su lugar de trabajo? ¿Cómo ha cambiado el ambiente? ¿Qué cosas puede hacer ahora que hay menos gente en la oficina? ¿Qué rutinas de cuidado están practicando?

• Permita que los oyentes sepan cómo escuchar su emisora en las diferentes plataformas. Esta es una gran oportunidad para que la radio regrese al hogar, ya que hay más tiempo para escucharla y para estar enterados de todo lo que sucede.

• Este es el momento de dejar de ser cuadriculados, de abrir un poco más los formatos, de ser más libres en la presentación. Es el momento de que los oyentes se den cuenta de que estamos en la radio para acompañarlos en estos duros momentos.

Combine la radio y sus redes sociales

Y ya que hablamos de otras plataformas y de redes sociales, no es un secreto que estas se han convertido en la gran fuente de información y entretenimiento para la gente en esta época de crisis.

Lo que estamos viviendo no es natural. Estamos diseñados para la interacción humana. La gente anhela conversar. Por eso el mejor lugar para la conectividad son las plataformas sociales.

Esto ataca de frente a la radio. Pero no es el momento de entrar en pánico. Recordemos que, muchas veces, el ataque es la mejor defensa. Por esto, debemos adelantamos a las distracciones y los posibles cambios en el comportamiento de los oyentes.

Una forma de jugar a la ofensiva es ser más memorables en el espacio social, en las redes, aprovechándolas para nuestro beneficio y mantener conectados a los oyentes, liderando con empatía.

Estos cinco pasos pueden podrían ayudar a lograrlo mediante el uso de las redes sociales propias o de la emisora:

Ayude a bajar los niveles de ansiedad

Haga que sea una prioridad compartir historias positivas y hacer sentir bien a la audiencia. Procure que ellos se enfoquen en hábitos relajantes. Incluso, dígales que compartan sus propias iniciativas e ideas para relajarse y estar más tranquilos.

De hecho, no sólo ayudará a calmar a la gente sino que, incluso, pueden salir situaciones divertidas. Recordemos que la risa y el buen humor ayudan a calmar la ansiedad.

Contacte personalidades que envíen mensajes positivos pero siempre desde un punto amable y entretenido, ojalá divertido. Este no es el momento de discursos que generen lástima.

Sea útil

Las redes sociales son personales. Aprovéchelas para despertar las fibras emocionales de la gente.

Existen seis “disparadores” emocionales:

1. Entretenimiento: Entregue entretención, diversión y buen humor:

2. Aprendizaje: Explique cómo se puede hacer algo. Diga algo que los demás no sabían.

3. Inspiración: Emocione. Inspire. Haga que la gente se contagie de su optimismo.

4. Inclusión: Ayude a que la gente se sienta parte de algo. Abra las puertas. Invítelos a entrar a su mundo.

5. Identificación: Muestre similitudes, cosas en común con su audiencia. Haga que la gente entienda lo que hacen usted y su emisora.

6. Empatía: Demuestre su habilidad para ponerse en los zapatos de otras personas, de entender y compartir los sentimientos de los demás.

Centrarse en estos ‘disparadores’ o desencadenantes emocionales puede generar reacciones positivas y hacer que sus mensajes sean compartidos por muchos usuarios.

Recuérdeles que no están solos

Ahora más que nunca, nuestro contenido debe elevar la esencia de por qué somos importantes. Es el momento de brindarle a la comunidad una distracción divertida mientras trabajaban desde casa.

Y entender que en momentos como estos es importante mencionar los nombres de la gente conectada y recibir y transmitir sus mensajes.

Restablecer constantemente el compromiso y la conexión con la comunidad

Esto es lo que ha hecho fuerte a la radio desde sus inicios, pero este es el momento de fortalecer esos lazos con la audiencia. Use todos los medios y plataformas a su alcance para estar en contacto permanente con los oyentes.

Ellos necesitan ser escuchados y quieren expresar sus sentimientos, sus temores o sus buenos momentos con la gente, en medio del encierro al que están obligados. Ábrales ese canal para manifestarse libremente.

Liderar con empatía todo lo que haga

Haga que todos quienes participan sean nombrados. No deje a nadie por fuera. Haga lo posible por unir a la gente.

El aislamiento es duro. Es un verdadero reto para la mayoría. El distanciamiento social al que nos está obligando esta crisis elimina una gran parte de la interacción que necesitamos en nuestra vida diaria.

Recuérdeles a las personas que todavía hacen parte de una comunidad en la que pueden recibir apoyo de nuestra parte. Que estamos ahí para ellos.

También es el momento de apoyar la industria publicitaria. No todo es negocio. Por ejemplo, la emisora Cámara FM de Medellín está obsequiando pauta publicitaria a personas y entidades que necesiten anunciar sus negocios.

La emisora cultural Cámara FM de Medellín ofrece publicidad gratuita en momentos de crisis.

Son cupos limitados y por un corto tiempo, pero es una forma de apoyar a la comunidad y, de paso, invitarlos a anunciar en una emisora en la que tal vez no habían pensado hacerlo.

No se trata de generar ventas en este momento, sino de construir y reforzar relaciones con la comunidad.

Conclusión

Este es el momento de brillar. Deje que la empatía impulse los contenidos. La gente recuerda quién los ayudó en tiempos inciertos.

COMPARTIR

Agrega un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here