12 hechos curiosos de la radio que usted, probablemente, no conocía.

Anécdotas insólitas que han ayudado a que la gente se enamore de la radio.

0
¿Es posible descargar un videojuego a un cassette? Una emisora de radio lo hizo... exitosamente.

¿Es posible enviar una transmisión de radio a través de los rieles del tren?

Por allá a finales de los años 70, José ‘Camajín’ Cardona, un compañero de trabajo, me echó una historia muy interesante. Él me aseguraba que alguna vez sacó la transmisión de una carrera ciclística usando una técnica muy especial.

Estaba transmitiendo desde un punto fijo. En esa época las transmisiones se hacían por líneas telefónicas, aunque algunas emisoras ya disponían de enlaces en FM.

El caso es que para esta transmisión, ‘Camajín’ supuestamente se encontraba en un puesto fijo y no tenía cómo llevar la señal hasta los estudios, pero se dio cuenta de que había un poste telefónico cercano, aunque muy distante como para tender un cable.

Al ver que una carrilera pasaba cerca del punto de transmisión, a mi colega se le ocurrió sacar las dos líneas de la consola y pegarlas a la carrilera, una en cada riel. Y luego, junto al poste, sacó las dos líneas y las conectó al teléfono.

¿Sería parte de su imaginación? ¿Sería cierta esta historia?

Cada quien juzgará esa posibilidad. Pero es que la gente que ama la radio siempre se ha distinguido por su ingenio y creatividad, y son muchas las historias curiosas y llamativas que salen de esta hermosa profesión.

En mi artículo de hoy les contaré algunas de ellas:

1. ¿Sabía que en los años 80 era posible descargar videojuegos desde una señal de radio?

En 1983, un ingeniero de sistemas británico que tenía un programa de radio llamado “Datarama” en la emisora Radio West de Bristol tuvo una idea genial.

Aún no existían los diskettes de computadora y mucho menos los CD-ROM, DVD, memorias USB ni la nube de internet, y los videojuegos y los programas de computación en general se guardaban en cassettes de audio.

A Joe Tozer, el ingeniero, se le ocurrió transmitir al aire el videojuego en formato de audio y pidió a los oyentes que lo grabaran y que luego lo usaran en sus computadores Commodore, Dragon, FORTH y otros disponibles para la época.

De esta forma, los oyentes pudieron disfrutar de un videojuego gratuito diseñado especialmente para ellos por la emisora y que funcionaba perfectamente.

Y lo mejor: podían tener en sus pantallas de computador la imagen de Cheryl Ladd, una de ‘Los Ángeles de Charly‘.

En una próxima nota ampliaré esta historia.

2. ¿Cuál ha sido la emisora de radio más potente del mundo?

La emisora de radio comercial más poderosa del mundo fue la WLW (700KHz AM) de Cincinnati, Estados Unidos, que durante ciertas épocas de la década de 1930 transmitía con 500 kW de potencia radiada.

Por la noche cubría la mitad del planeta. Su señal era tan fuerte que los vecinos en las cercanías del transmisor podían escuchar el audio en sus ollas, sartenes e incluso en los resortes de los colchones.

3. El famoso radio de Al Capone que, realmente, no era suyo

Un niño de 13 años llamó a la Penitenciaría Estatal del Este en Filadelfia, Estados Unidos, por tener un aparato de radio equivocado en exhibición en una recreación de la celda de Al Capone.

Ese modelo de aparato de radio no estuvo disponible sino hasta 1942, y Capone fue encarcelado entre 1929 y 1930, lo que provocó que el museo lo reemplazara. Al final, el museo le regaló el radio al adolescente.

4. El narrador deportivo que no podía ver el campo de juego, pero no podía decirlo

En la Segunda Guerra Mundial, los informes meteorológicos fueron censurados para evitar que los submarinos enemigos conocieran las condiciones climatológicas.

De hecho, un partido de fútbol en Chicago estaba tan cubierto de niebla que el locutor de radio no podía ver el campo de juego y tuvo que improvisar muchas de las jugadas

Sin embargo, nunca mencionó al aire su problema para evitar que lo censuraran. Más tarde, el Gobierno le agradeció oficialmente por nunca usar la palabra «niebla» o mencionar el estado del clima.

5. Robin Williams, el gran disc-jockey

Si usted vio la película “Good Morning, Vietnam” recordará a su protagonista, Robin Williams, entreteniendo y animado a las tropas con su estilo muy particular de hablar por la emisora del ejército.

Y aunque en una película de Hollywood generalmente todos los diálogos están libreteados, la mayoría de las salidas al aire que Robin Williams entregó en esa película fueron improvisadas por él.

6. Apagaron las luces de la ciudad para escuchar un programa de radio

El 28 de septiembre de 2006, el Ayuntamiento de Reykjavik, capital de Islandia, y los municipios vecinos, acordaron apagar todas las luces de la ciudad en el área de la capital durante media hora.

El Alcalde y su gabinete les pidieron a los ciudadanos que escucharan con atención un programa de radio en el que el astrónomo Þorsteinn Sæmundsson hablaba acerca de las estrellas y las constelaciones.

Vale la pena resaltar que todas las luces de la capital de Islandia son generadas libres de emisiones de CO2, así que no se trataba de una campaña ecológica sino de educación acerca del universo que nos rodea.

7. El Emperador del Japón habló por primera vez en radio para anunciar la rendición de su país

La primera vez que los japoneses escucharon la voz del Emperador Hirohito en la radio fue cuando anunció la rendición de Japón en la Segunda Guerra Mundial.

Sin embargo, no todos entendieron su mensaje. Lo que se escuchó durante la reproducción de la grabación de su discurso el 15 de agosto de 1945 estaba hablado en un japonés arcaico que solamente entendía la gente con una educación muy alta y los samuráis y sus familias.

8. El Ku Klux Klan perdió adeptos gracias a la radionovela de Supermán

El programa de radio «Las Aventuras de Supermán» de 1946 reveló los códigos y rituales secretos de este grupo racista, convirtiéndolo en un hazmerreír y frenando casi en su totalidad, de la noche a la mañana, el reclutamiento de adeptos a su causa.

Stetson Kennedy, un folklorista y activista de la Florida, en los Estados Unidos, se dedicó a decodificar los mensajes secretos de esa orden fanática y se las entregó a los libretistas del programa.

En sus aventuras, Supermán ya había derrotado, supuestamente, a Hitler y a Hiroito, pero en 1946, cuando ya se había acabado la Segunda Guerra Mundial, el programa había perdido interés en esos temas de política internacional.

Durante dos semanas, esa radionovela fue revelando uno a uno los mensajes y el lenguaje secreto del KKK de una manera chistosa, y al final el público comenzó a burlarse de ese clan y, de esta forma, su reclutamiento paró prácticamente de un día para otro.

9. La radio salvó a la Torre Eiffel

Ese hermoso monumento fue creado por el ingeniero civil francés Gustave Eiffel para la Exposición Universal de 1889 en París. Fue tal su éxito que decidieron dejarla para que los visitantes internacionales tuvieran la ocasión de visitarla nuevamente durante la Exposición Universal de 1900.

En su momento generó cierta controversia entre los artistas de la época, que la veían como un monstruo de hierro. Además, a partir de 1901, cuando ya había sido conocida por miles de personas, pasó de moda y el número de visitantes disminuyó de manera ostensible.

Por estas razones, tras finalizar su función como parte de las Exposiciones Universales de 1889 y 1900, se suponía que sería desmantelada. Sin embargo no hubo consenso y permaneció allí en medio de grandes discusiones.

Al estallar la Primera Guerra Mundial en 1914, un receptor situado en la torre interceptó las comunicaciones de radio enemigas, lo que dificultó seriamente el avance alemán sobre París, contribuyendo a la victoria aliada en la Primera batalla del Marne.

De esta forma, y gracias a la radio, se salvó de ser desmantelado el símbolo más admirado de París y uno de los elementos arquitectónicos más famosos del mundo.

10. La misteriosa señal de radio que nadie sabe para qué existe

UVB-76 es una misteriosa señal de radio rusa que se ha transmitido continuamente desde 1982. Nadie sabe quién produce o envía la señal. Solo se sabe que emite desde cerca de Moscú.

Su señal consiste en un zumbido que se repite 25 veces por minuto, y ocasionalmente, cada cierto número de años, emite una cadena de nombres y números al azar que nadie ha podido decodificar hasta la fecha.

11. Gracias a la radio, la seguridad británica sabe que el Gobierno no ha sido derrocado

Una de las comprobaciones que realiza un submarino nuclear británico para ver si el gobierno sigue funcionando es si la emisora Radio 4 de la BBC está transmitiendo en vivo.

El submarino hace parte del programa nuclear disuasivo Trident que pretende disuadir las amenazas más extremas a su seguridad nacional y estilo de vida, y que no se pueden evitar por otros medios».

Al menos un submarino siempre está patrullando para proporcionar una vigilancia continua en el mar, y a pesar de todos los sistemas tecnológicos existentes hoy en día, el más sencillo sigue siendo el de que este submarino suba a superficie y sintonice dicha emisora.

12. La ‘Lambada’ suena en los contestadores telefónicos gracias a la radio

Es muy común escuchar, en algunos sistemas telefónicos, una música mientras uno espera a que le pasen la llamada a otra extensión. “La Lambada” y el “Tema de ‘El Padrino’” son algunas de las canciones favoritas para estos sistemas.

Pero, ¿cómo surgió la idea de poner música de espera?

La música en espera fue creada por Alfred Levy, un inventor, empresario y propietario de una fábrica en Estados Unidos. En 1962, Levy descubrió un problema con las líneas telefónicas en su fábrica: un cable suelto estaba tocando una viga de metal en el edificio.

Esto convirtió al edificio en una especie de antena gigante que captaba la señal de transmisión de una estación de radio que tenía sus oficinas al lado de la fábrica. De esta forma, y a través del cable suelto, la música de la emisora podía escucharse cuando se retenían las llamadas.

Levy patentó su trabajo en 1966. Si bien otros avances han llegado a cambiar y mejorar la tecnología, fue la ocurrencia de este efecto inesperado y la patente que obtuvo por su invento lo que comenzó la evolución de la música en espera que se escucha actualmente.

Conclusión

Hay muchas historias parecidas que han ayudado a forjar el amor de los oyentes por la radio. En próximos artículos les contaré otras anécdotas similares.

COMPARTIR

Agrega un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here