No te quedes sin hits que reproducir ¡Checa esta información!

0

Una de las cosas favoritas de los radioescuchas es poder pedir y posteriormente escuchar su canción favorita en la radio. Hay veces en las que canciones se vuelven hits mundiales y permanecen por mucho tiempo en la emisora, pero es importante saber reproducirlo en el momento adecuado y también es de sabios saber cuándo ya no hacerlo. Aunque esas decisiones no son 100% tomadas por la emisora ya que detrás de un hit hay miles de personas involucradas. 

La falta de nuevos éxitos es un problema, ya sea que estés ejecutando una plataforma de transmisión de video por suscripción o una estación de música contemporánea.

¿Es un problema para la industria de la música y, por extensión, de la radio? En última instancia, sí. Cada forma de cultura y arte pop de masas necesita alimentar a la bestia para convertirse y seguir siendo atractivo. 

Y eso requiere una afluencia de nuevos éxitos: películas, espectáculos de Broadway y, por supuesto, música. Sin nuevos artistas que hagan nuevos éxitos, tienes un negocio de la música a flote en su equivalente de las reposiciones de rock clásico y otro material de catálogo.

El negocio de la televisión no puede sobrevivir con una programación en la que las mismas cuatro personas hablen sobre temas ‘irrelevantes’, como tampoco la radio y los discos sobreviven en el catálogo de canciones no tan conocidas. 

Estos datos sugieren una nueva sequía musical, al menos en términos de artistas y canciones emergentes y exitosas del mercado masivo. Los profesionales de la radio han visto Alternative, Top 40 y otros formatos que dependen de la atrofia de nuevos éxitos.

Seguro te preguntarás, ¿Cuál es la solución?

La esperanza es que a medida que disminuya el COVID, más y más estudios de producción en los Estados Unidos y en todo el mundo aumentarán aún más su actividad en los próximos meses. Pero se necesita un capital serio para que esto suceda. Según Peter White de Deadline, Netflix gastará un total de 17 mil millones de dólares en contenido nuevo este año.

Y eso es solo hablando de Netflix. Entonces, ¿Hay una analogía en las industrias de la música y la radio? Una inyección de dinero en serio, el equivalente en audio de lo que Netflix está presentando, probablemente esté fuera de discusión para los sellos discográficos (aunque disfrutaron de un exitoso 2021).

Tal vez la distribución y el marketing tengan algo que ver con eso. Actualmente existen muchas personas en la industria de la música y la radio, así como a ‘civiles’, decir que la música nueva y los artistas nuevos no son tan buenos como solían ser. Que todo lo que hoy suena es derivado de lo que vino antes. Esa muestra desenfrenada de canciones de oro en los discos de Hip Hop habla de una falta de ingenio y talento.

Una hora en YouTube y TikTok sugiere que no es eso. Hay muchos músicos con múltiples talentos que no pueden conectarse con un método de entrega que llegue efectivamente a los mercados masivos.

Entonces, tal vez no sea un problema de contenido o creativo, sino un problema de distribución y marketing. Antes de que existiera la ‘larga cola’ de la transmisión de audio, la radio y las industrias de la música trabajaban juntas para construir marcas y promover éxitos.

Y debido  a que todos  escuchaban las mismas estaciones de radio en todo el país, y a que la mayoría de ellas reproducían listas de reproducción similares, todos estábamos expuestos a nueva música y nuevos artistas al mismo tiempo.

Cada vez más, los consumidores no buscan en la radio para enterarse de nuevos lanzamientos y artistas emergentes. Cuando se les pregunta a los oyentes de radio por qué sintonizan las estaciones, cada vez menos dicen que un factor principal es el descubrimiento de nueva música. 

Sin embargo, casi todo el mundo todavía escucha AM/FM. Hay una razón por la cual las empresas de radio más grandes están utilizando su escala nacional para promocionar sus podcasts a través de sus aplicaciones de marca. 

A medida que salimos del COVID, la recuperación del entretenimiento promete ser fuerte. Los consumidores quieren recuperar sus vidas,  salir,  volver a ir a conciertos al natural. La segunda mitad de este año podría ser increíble. Pero luego, los problemas sistémicos que han afectado a las dos industrias en los últimos años: la falta de éxitos y un modelo de distribución no tan alto y multifacético conspiraron para frenar el desarrollo de las superestrellas y su arte musical.

La radio y los discos, como solíamos decir, eran más fuertes cuando trabajaban juntos y se alimentaban mutuamente de necesidades aparentemente insaciables. ¿Es este ‘un momento’ en el que ambas partes se sentaron a la mesa y revisaron todo, tarifas de transmisión, promoción, marketing de conciertos, festivales, giras locales, contenido web, artistas y experiencias musicales que los fanáticos no pueden? 

Así que ahora ya lo sabes, la falta de éxitos no siempre es responsabilidad total de la emisora, sino gran parte es de los artistas que no pueden siempre crear hits mundiales debido a las diferentes dificultades que pueden atravesar, por eso muchas emisoras optan por reproducir ciertas canciones casi siempre en su programación. 

Esta nota fue realizada con base en un artículo publicado por Jacobs Media. 

Agrega un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here