Showprep – Insólitas 16 de Septiembre

0

SOBREVIVE COMIENDO INSECTOS Y BEBIÉNDOSE SU SUDOR 

En un bosque del condado estadounidense de Redwood, Minesota, un hombre sobrevivió más de cuatro días comiendo plantas e insectos, después de quedar atrapado bajo el tronco de un árbol. La mañana del 27 de agosto, Jonathan Ceplecha estaba talando unos robles cerca de su casa, cuando uno de los árboles cayó sobre sus piernas y no pudo liberarse. Ceplecha, de 59 años y veterano del Ejército, vive solo y la casa de sus vecinos más cercanos se encuentra a más de 1,5 kilómetros de distancia. No tenía consigo el teléfono móvil y nadie escuchaba sus gritos de ayuda.

Valiéndose en sus habilidades de supervivencia militar, se alimentó cuatro días y cuatro noches con plantas e insectos que estaban al alcance de sus manos, mientras se bebía su propio sudor y agua de lluvia. Debido a que no respondía a las llamadas telefónicas de su hija, ni acudió a la escuela donde trabaja como profesor, se alertó a la Policía local. Ceplecha fue encontrado por su exesposa, que acudió a la casa de este a petición de su hija. Los equipos de rescate liberaron a Jonathan, quien sufrió fracturas en ambas piernas y fue trasladado a un hospital.

ENCUENTRAN UNA RANA LANGOSTA BICOLOR

Especialistas señalan que las probabilidades de hallar una langosta bicolor son de una en 50 millones. Una langosta bicolor fue pescada en la bahía de Nueva Inglaterra, Estados Unidos. El capitán de un buque pesquero halló el crustáceo, que tiene la mitad de su cuerpo de color naranja brillante y la otra de color negro, y lo entregó al Centro de Pesca Costera de Maine.

El macho bicolor se unió a otros especímenes que ya se exhiben en un tanque de agua salada de dicho centro, entre ellos un ejemplar de color azul y un par de raras langostas calicó (que tienen una coloración moteada, de tonos naranja y negro). La especie pasará una corta temporada en el lugar, para que los visitantes puedan observarla y educarse sobre estos curiosos animales, y luego será devuelta a las aguas marinas de donde fue extraída. Según los especialistas, la singular pigmentación de esta langosta se debe a una mutación genética y la posibilidad de encontrar un ejemplar con esas características es de una en 50 millones.

Agrega un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here