Showprep – Insólitas 18 de Agosto

0

COME EN EL MISMO RESTAURANTE DURANTE 153 DÍAS

Un hombre de California rompió el récord de almorzar en el restaurante Chick-fil-A durante más días, y en el camino recaudó USD 15.300 para caridad. Ben Boyles, de Bakersfield, dijo que estaba almorzando con unos amigos en Chick-fil-A cuando una noticia despertó su interés en establecer un récord inusual.”Estaba sentado comiendo una ensalada con algunos amigos, y vi un artículo de noticias, de un caballero, en Pensilvania”, dijo Boyles. “Comió en Chick-fil-A 132 días seguidos, venciendo a un hombre de San Diego de 115 días, así que estaba sentado allí con mis amigos y dije: podría hacer esto, creo que puedo intentarlo”.

Boyles comenzó a almorzar en el restaurante de comida rápida todos los días, excepto los domingos, cuando todas las ubicaciones de la cadena están cerradas, y pronto reclutó a Troy Hess, propietario del establecimiento, para convertir su intento de récord en un esfuerzo caritativo. Hess acordó igualar los gastos de USD 50 por día de Boyles, y al final del intento, el día 153 habían recaudado USD 15,300 para la organización Victory Family Services. Petra Gil-Vigie, administradora de la agencia de familias de acogida en Victory Family Services, dijo que el dinero ayudará al grupo a cuidar de los niños desvalidos.”Ese dinero se destinará a los jóvenes que han sido puestos bajo custodia protectora, como invitarlos a un parque de diversiones o algo especial para la temporada de regreso a clases”, dijo Gil-Vigie.

BALLENA ROBA UNA GOPRO

Una ballena beluga recupera una cámara GoPro de la profundidad del mar, para luego entregársela a su propietario. La beluga, conocida como Hvaldimir, estaba siguiendo a un kayakista en la bahía de Hammerfest, al norte de Noruega y jugaba mientras la persona la filmaba. A medida que se acercaba a la cámara, Hvaldimir golpeó el dispositivo, por lo que el aparato cayó al lecho marino. Inmediatamente el mamífero se sumergió para recuperar la cámara y después la subió hasta donde se encontraba el kayakista. “Quería filmarla bajo el agua y creo que ella sabe qué es una GoPro, por eso me la quita y la deja caer antes de zambullirse para traérmela devuelta”, dijo el autor de la grabación.

Agrega un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here