Vidas en la radio: Manuel Trueba Aguirre

0

Lo mejor en todos estos años ha sido la gente de la radio; hombres y mujeres talentosos que conocen el negocio y que han triunfado porque han sabido hacer grandes equipos. Esas son mis grandes satisfacciones.” 

De los medios de comunicación, es en la radio y posiblemente el cine, donde se forjan las carreras más largas y fructíferas; donde el paso de los años, más que contribuir a la obsolescencia, agranda el conocimiento y el buen tino. Una larga carrera en la radio es como una medalla que se porta con orgullo. Es el caso de Manuel Trueba Aguirre, quien durante más de medio siglo ha contribuido al desarrollo de la industria y que a partir de 1981 se desempeña como Gerente de Stereo Joya, en el

93.7 de FM, una estación del Grupo Radio Centro. “Tuve la oportunidad de trabajar en el grupo de la familia Aguirre” comenta don Manuel. “Mi carrera en la radio inició en 1962. Tuve la suerte de estar casi en todo lo que forma el grupo. Le hice a todo, creo que sólo me faltó barrer».

Las 13 de la buena suerte

Manuel Trueba nació en la Ciudad de México. En sus inicios ingresó como operador de cabina a Radio Exitos, una de las cinco estaciones de Organización Radio Centro. En 1972 fue Director Artístico de Radio LZ, una estación que transmitió música ranchera hasta los años ochenta, cuando cambió a Radio Sensación. Alrededor de ese tiempo, Trueba se hizo cargo del Departamento de Grabaciones y de la fonoteca del grupo, además de fungir como Gerente de Compras de la organización. También prestó sus servicios en Canal 13, cuya concesión recibió Francisco Aguirre Jiménez en 1968, aunque solamente la mantuvo durante cuatro años. “Estuve en la Gerencia de Compras tanto de Canal 13 como de Radio Centro”, recuerda Trueba. “Entonces estuve coordinando la publicidad para radio del canal. Trabajé en la coordinación de noticieros porque todo mundo corrió a la televisión”.

A pesar de haber acumulado experiencia en la Gerencia de Compras y en la coordinación de eventos artísticos del Canal 13, ha sido en las cabinas y consolas, en el trato con locutores, disqueras y artistas, es decir, en la operación de estaciones de radio, donde Trueba encontró sus mayores satisfacciones. Desde entonces a la fecha ha manejado un total de trece emisoras, lo cual crea un récord impresionante. Sin embargo, “aunque tuve algunas intervenciones al aire, nunca fui locutor. Manejé la LZ en 1972 y en el 77, Radio Sensación. Posteriormente fui gerente de Radio Centro”. En 1990 fue gerente de El Fonógrafo y en 1991 estuvo en Midland-Odessa, Texas, para asesorar a una emisora de balada romántica. Con todo, hoy la industria relaciona, de manera casi inmediata, la figura de Manuel Trueba con “la Joya” del Grupo Radio Centro, en el 93.7 del cuadrante de FM, una estación que, como gerente, “cuida celosamente” para mantenerla como una de las favoritas de los radioescuchas. En 1974 Francisco Aguirre Jiménez comercializó la banda de Frecuencia Modulada y surgieron Radio Hit, Radio Joya y Radio Universal, las tres primeras estaciones del grupo en FM.

El guardián de la joya

En más de cincuenta años como testigo directo de la evolución de la radio, su testimonio resulta invaluable; en otras ocasiones su visión ha causado que se levante más de una ceja en la industria, como cuando decidió programar a Thalía en 2001 , el año en que la cantante incursionó con Amor a la mexicana en el género de banda. “Detalle muy importante en este triunfo de Thalía con banda, el hecho de que (sea) la primera vez que el experimentado y con oficio (.. .) director de programación, Manuel Trueba Aguirre, quien cuida celosamente su emisora Stereo Joya FM, programe un tema de género banda, Amor a la mexicana”, comentó el reportero Eloy Dávila. l “Créanme, que si Manolo Trueba introdujo a Stereo Joya este tema, es porque definitivamente está convencido de que es una excelente versión (… ) que merece (n) sus radioescuchas”.

“La radio ha cambiado mucho; se ha sistematizado”, reflexiona Trueba.

“Pienso que va a seguir sufriendo cambios como los que hemos visto en otros países. En algunos lugares la amplitud modulada ya está desapareciendo, inclusive en algunas plazas de la República Mexicana. Ya podemos ver, por ejemplo, que algunos equipos de audio eliminaron la banda de Amplitud Modulada. Ciertamente la radio tendrá mucha competencia de otros medios y tendrá que ir muy de la mano con ellos para seguir siendo competitiva. Pasarán algunas décadas para que se pueda decir que la radio va a desaparecer. Hay algunos países en que la FM, como la conocemos actualmente en México, ya desapareció; sólo tienen la digital. Estos son los caminos: la FM digital, la cual nos ofrece varias opciones de contenidos hablados y musicales en la misma frecuencia con una calidad extraordinaria, independientemente de que sigue siendo

FM”.

“En cuanto a la música” , continúa, “también ha habido muchos cambios. Yo vi una industria muy sólida, muy fuerte, al inicio de mi carrera. Recuerdo que (un artista) se podía dar el lujo de grabar hasta 2 discos al año. Ahora las cosas han cambiado radicalmente. Tuvimos la época del rock and roll, tuvimos a los grandes baladistas como: Camilo Sesto, Rocío Dúrcal, Juan Gabriel, José José, por mencionar algunos. La industria se enfrentó al problema de la piratería, lo cual la afectó gravemente. En la actualidad, hay mucho talento tanto de intérpretes, compositores y músicos que requieren de oportunidades y la radio está para apoyarlos”.

Un buen catálogo… y un oído atento

¿Cómo ha reaccionado la radio ante esta triple situación, la ausencia de grandes artistas, de talento sólido y una industria más débil? Don Manuel sabe que se viven tiempos de cambio y que las estaciones deben reaccionar en consecuencia; entre  otras cosas, aguzando el oído. “Hablando de Joya concretamente, programamos mucho la música de catálogo. Analizamos el contenido, las letras, la música y es entonces cuando las incluimos en la programación, buscando siempre a los nuevos valores con potencial para desarrollar”. Tras 52 años en la radio, después de haber visto ir y venir varias corrientes, modas y cambios tecnológicos, reconoce que es de la gente de donde ha recibido las más grandes lecciones. “Mi mayor satisfacción es haber trabajado con gente grande, con maestros como don Francisco Aguirre Gómez, el ingeniero José Luis Rodríguez y desde luego, la vida misma. Lo mejor en todos estos años ha sido la gente de la radio; hombres y mujeres talentosos que conocen el negocio y que han triunfado porque han sabido hacer grandes equipos. Esas son mis grandes satisfacciones”, concluye.

Agrega un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here