Vic Amaya de ‘El y Ella 103.7 FM’; cómo salir de tu zona de confort

¿Cómo puedes identificar que has caído en una zona de confort detrás del micrófono? Vic Amaya, locutor de ‘El y Ella 103.7 FM’, compartió su opinión en entrevista exclusiva con radioNOTAS.

0

En radioNOTAS conversamos con Vic Amaya, uno de los talentos que durante los 23 años que ha formado parte de la industria radiofónica ha conseguido la difícil labor de renovarse constantemente y dejar huella en la radio de diferentes latitudes. Descubre todo lo que en exclusiva nos compartió el locutor de ‘El y Ella 103.7 FM’, emisora perteneciente a ‘Corporación Bajío Comunicaciones’.

¿Cómo fue el camino para ganarte un lugar detrás de los micrófonos?

Un amigo de la cuadra en la que vivía de chavito realizaba sus prácticas en una estación de San Luis Potosí llamada ‘XEXQ Radio Universidad’, yo lo acompañaba y ahí fue mi primer encuentro con la radio, a mí se me hacía padrísimo poder estar en la cabina, era como estar en un mundo mágico.

Cuando crecí empecé a buscar oportunidades en diferentes emisoras y me dijeron que lo primero que tenía que hacer era ir al sindicato para checar si había alguna plaza disponible, al acudir con el Secretario General del STIRT, René Ruelas, me dijo que si tenía mucho entusiasmo podía entrar, pero primero debía prepararme. En esa época, yo estaba por iniciar a estudiar administración con especialidad en turismo y ahí también hacía un montón de cosas, era maestro de ceremonias y organizaba eventos, después decidí cambiarme de carrera y regresé a tocar puertas con René Ruelas, sólo que en esa ocasión sí hubo una oportunidad; hice mis pininos cubriendo durante una semana en lo que era ‘La Ranchera’, aunque estaba muy verde, algo que me ayudó es el hecho de que mi voz es muy versátil, por lo que pude grabar varios comerciales, a partir de ahí me cambiaron a ‘Exa FM’ en San Luis Potosí, posteriormente se abrió una plaza en ‘La Comadre’, ahí me entrevistó Gerardo García, quien en ese tiempo era el Gerente Operativo de ‘Grupo ACIR’ y hasta la fecha es mi gran amigo, me quedé como guerrillero a cubrir todos los descansos en la emisora; así comenzó mi historia en la radio.

¿En qué cambió la idea que tenías de la radio una vez que incursionaste en ella?

Uno se imagina que al estar en una cabina prácticamente se vuelve artista y hay mucho glamour, esas eran mis primeras referencias, sin embargo, al entrar me di cuenta de que la radio implica mucho sacrificio; no sólo hay que estar encerrado hablando con uno mismo, ya que realmente no hay nadie alrededor, también se necesita crear constantemente, este medio requiere creatividad intensa para generar contenido, lo que es una gran responsabilidad porque al estar detrás de un micrófono uno puede convertirse en líder de opinión.

Mis primeras incursiones en la radio eran cubriendo en la madrugada, de las 3 a las 7, prácticamente nadie me escuchaba, lo que me sirvió primero para aterrizarme y segundo para practicar y platicar con quienes me sintonizaban; esa experiencia me permitió ampliar mi visión del sacrificio que implica estar en una cabina de radio.

5 secretos de… Vic Amaya

  • Mi mayor cualidad: Ser alegre
  • Mi mayor inspiración: Mis hijos
  • Mi mayor meta: La excelencia
  • Lo que más disfruto de hacer radio: La interacción con la gente
  • Vic Amaya es: Creatividad

Actualmente te encuentras en ‘El y Ella 103.7 FM’, emisora que el pasado marzo cumplió 35 años al aire, ¿qué consideras que es lo que ha cautivado al público de Celaya, Guanajuato durante este tiempo?

‘El y Ella’ es una estación juvenil y al mismo tiempo muy familiar, por lo que se ha cuidado mucho el contenido que transmitimos; no hacemos comentarios hirientes ni que pudieran resultar agresivos, al contrario, damos contenidos alegres y siempre interactuamos buscando ser respetuosos, eso es lo que a mucha gente por tradición le ha gustado.

¿Cómo describirías ‘Retrospectiva’, tu espacio al aire en ‘El y Ella 103.7 FM’?

En ‘Retrospectiva’ se tocan muchas canciones del recuerdo y que fueron éxito hace algunos años; temas de Los Bukis, Los Socios del Ritmo, Daniela Romo, Lupita D’Alessio o algo de rock de los 90’s; teniendo en cuenta que yo viví esa época, no sólo de manera directa sino también a través de mis hermanos que son mayores e igual de melómanos que yo, tengo referencias de prácticamente todos los ritmos musicales, por lo que comparto experiencias que viví y eso es algo que a la gente le ha gustado mucho.

Además, tengo un par de horas de complacencias con la música nueva, la gente habla para solicitar sus rolas y yo complemento el espacio con trivias o acertijos que han resultado muy atractivos, especialmente para los niños, generándose una buena sinergia entre las familias que nos escuchan y la estación.

También participas esporádicamente en otra emisora de ‘Corporación Bajío Comunicaciones’ en la capital de Querétaro, ¿cómo conjugas tu trabajo entre ‘El y Ella 103.7 FM’ y ‘Stereo Cristal 101.1 FM’?

El formato de ‘Stereo Cristal 101.1 FM’ se adapta bastante a mí, es muy similar a lo que hago por las mañanas en ‘Retrospectiva’, además, aunque casi todos los días viajo a Celaya yo vivo en Querétaro, por lo que me queda muy cómodo poder cubrir vacaciones o permisos, así que prácticamente me convertí en el cuarto locutor de la emisora. Afortunadamente la gente me ha aceptado muy bien; hace muchos años que dejé ser el locutor que imposta la voz, me convertí más conversador y dicharachero, disfruto mucho compartir anécdotas, la gente se ha identificado con ellas y por eso puedo tener la oportunidad de ser bien recibido en dos emisoras.

Desde tu punto de vista, ¿cómo puede un locutor identificar que ha caído en su zona de confort?

Yo considero que cuando un locutor empieza a usar términos como “mi público” o “mi gente”, está saliéndose un poco de contexto, ya que nosotros somos los que le pertenecemos al público y no ellos a nosotros; las personas tienen el poder de cambiar de emisora o plataforma, no podemos obligarlos a que nos escuchen, sin embargo, como generadores de contenido sí tenemos la obligación de entregarles diariamente algo de calidad, cuando pensamos que tenemos ganada a la audiencia por el simple hecho de abrir el micrófono y nos creemos indispensables en una cabina de radio, estamos ya olvidando nuestra responsabilidad y se puede caer en un estado de confort. Hoy te ama el público, pero mañana ya puede adorar y escuchar a otro locutor, preferir otra estación o contenido, por ello, no hay que creer que toda la vida vamos a ser los únicos dueños del micrófono, cada día tenemos la obligación de brindar lo mejor, de dar información clara, objetiva y veraz, cada vez que abrimos un micrófono debemos estar al 200%, aunque sea sólo una intervención, se tiene que hacer perfecta para que el público nos siga brindando el beneficio de escucharnos.  

Una vez que se identificó en qué aspectos se ha caído en una zona de confort, ¿qué hacer para reinventarse y lograr una evolución en el trabajo que se realiza detrás del micrófono?

Los locutores solemos casarnos con ciertas palabras, saludos que hacemos de la misma manera o incluso la forma en la que decimos la hora, como nos funcionó una vez, pensamos que nos va a funcionar toda la vida, pero hoy el público es tan dinámico que es más común que nos estén cambiando, por ello es tan importante reinventarse y no caer en una zona de confort, si ya se cayó ahí, hay que tener la humildad de reconocerlo, hacer una introspección desde los orígenes del porqué se llegó a la radio, y recordar que tenemos una chamba bendecida, un trabajo que es espectacular, que no cualquiera lo tiene o lo puede hacer, y que no todos los que incursionan en la radio logran mantenerse ni trascender.

Cuando se cae en una zona de confort la gente lo percibe también en la energía que nosotros transmitimos, por ello las palabras que decimos debemos expresarlas con emoción y credibilidad, si no sonamos convencidos de lo que estamos diciendo, la gente le va a cambiar.

Reinventarse no es algo que cualquiera pueda hacer, pues no es fácil conseguirlo, en mi opinión, la fórmula sería volver a prepararse, ser honesto en que se cayó en una zona de confort y, aunque tal vez se diga la misma nota, buscar la forma de sonar más actual, claro, sin perder la esencia que a la gente le gusta escuchar.

Durante 13 años fui Coordinador Regional en ‘Grupo ACIR’ y tuve la oportunidad de capacitar locutores; estuve en cerca de 24 ciudades a lo largo y ancho de la República Mexicana, ese fue uno de los trabajos más gratificantes que he tenido, el poder salir de una cabina y ser parte de la formación de gente que hoy es exitosa en la radio de muchos estados. Justamente creo que hoy lo que nos hace falta es una profesionalización de nuestra labor, sería maravilloso que se genere una carrera de locución avalada por la Secretaría de Educación Pública.

Acompaña a Vic Amaya en ‘Retrospectiva’ y disfruta dela música de tu vida; transmitiendo desde Celaya, Guanajuato, de lunes a viernes, de 9 de la mañana a 1 de la tarde, a través de ‘El y Ella 103.7 FM’.

Redes sociales.
Facebook: @vicamaya103.7
Instagram: @vamayaflores

Agrega un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here