¿Las plataformas digitales marcarán el fin del formato Top 40 en la radio?

En el terreno de la programación musical, ¿cómo remediar las principales debilidades del formato ‘Top 40’ para que logre sobrevivir ante las plataformas digitales?

0

A más de 100 años de haberse realizado la primera transmisión de radio, este medio continúa renovándose para ofrecer a los radioescuchas formatos que se adapten a sus necesidades y exigencias y, al mismo tiempo, sean un reflejo de lo que ocurre en la sociedad.

Uno de los formatos radiofónicos con mayor alcance y presencia es el llamado ‘Top 40’; a principios de la década de los 50’s surgió como un nuevo enfoque para programar música, atribuyéndose su invención al radiodifusor Todd Storz, quien observó que en las rockolas las personas tocaban constantemente las mismas canciones, a pesar de que había un amplio catálogo disponible, lo que lo llevó a adaptar la programación de su radiodifusora para transmitir esos 40 temas que la gente escuchaba con frecuencia, consiguiendo así la preferencia del público y liderar los ratings.

Con la popularidad creciente de las emisoras de este formato, la radio reafirmó su lugar como una plataforma para el lanzamiento de temas musicales y convertirlos en éxitos, incrementando así el interés de las disqueras en que sus artistas sonaran en este medio. Más de 50 años después, la radio sigue desempeñando un papel primordial en esa labor, no obstante, ahora se han incrementado las opciones para conseguir que una canción llegue a las masas, lo que representa un desafio en particular para las estaciones ‘Top 40’.

Éste no es el primer reto que afronta el formato que compacta los temas más exitosos del momento, pues a lo largo de sus primeras 5 décadas ha atravesado diferentes altibajos, desde el auge de las emisoras especializadas en un género musical hasta la explosión de las plataformas digitales con un enorme catálogo de canciones, sin embargo, la radio ‘Top 40’ ha buscado adaptarse para seguir llegando al público joven, el cual suele ser el más interesado en escuchar la música que está de moda.

Poniendo en contexto, en la actualidad los llamados centennials (los nacidos entre 1996 y 2010) son los oyentes potenciales del formato ‘Top 40’, sin embargo, esta generación de jóvenes está principalmente inmersa en el mundo digital, por lo que muchos de ellos no se identifican fuertemente con la radio, así que habría que generar propuestas que logren incrementar el interés y consumo que la también llamada Generación Z tiene por este medio.

En el terreno de la programación musical, ¿cómo remediar las principales debilidades del formato ‘Top 40’ ante las plataformas digitales a la hora de buscar conquistar a la Generación Z? Éstas son algunas propuestas que en radioNOTAS tenemos para ti:

  • Muchas de las emisoras ‘Top 40’ se apegan fielmente a lo que el formato representa, es decir, a reproducir éxitos comprobados, canciones que ya son populares, lo que le resta a la radio esa función de servir como un medio para que los jóvenes descubran nueva música, pues todo lo que transmiten, ya es un hit. Como resultado, se reduce la posibilidad de encontrar un nuevo tema musical y con ello generar emociones en los oyentes; en este sentido, es importante recordar que los jóvenes menores de 25 años continúan su desarrollo cerebral, por lo que su sistema límbico va a llevarlos a la búsqueda constante de nuevas experiencias, por ello, ofrecerles algunas canciones que desconocen es una manera en la que la radio ‘Top 40’ podría generar un mayor vínculo con ellos, a diferencia de lo que ocurre con los más adultos, que la música del recuerdo les produce nostalgia y neurotransmisores que bridan una sensación de felicidad.
  • La alta similitud que hay en la música que suena diariamente en una estación ‘Top 40’ puede llegar a parecer algo repetitiva, en algunas emisoras incluso sí es así, pues reproducen la misma canción varias veces durante el día, generando desinterés en los oyentes para permanecer durante mayor tiempo escuchando una emisora. Una posible solución a esto sería crear programas conceptuales, no solamente haciendo la diferenciación entre los espacios al aire por sus locutores o contenidos, sino también por las propuestas musicales que tienen, claramente, sin llegar al extremo de ser una emisora multiformato, ya que se puede aprovechar la diversidad de la música que esté de moda teniendo horarios específicos para los éxitos de diferentes subgéneros o incluso idiomas. Así, se podría incrementar el tiempo promedio de escucha, pues se reducen las posibilidades de que aparezca una canción de un género que al radioescucha no le guste y se vaya a otra estación o incluso a otra plataforma en donde pueda encontrar infinidad de música que sea de su agrado.
  • A través de las emisoras del formato ‘Top 40’ suele colocarse al aire lo más sonado a nivel nacional o a nivel local, mientras que en plataformas digitales como Spotify o Deezer también son muy populares las listas de éxitos, solamente que éstas no están limitadas a mostrar lo que es exitoso en el país en donde se encuentra el usuario, brindan además la oportunidad de explorar lo más reproducido en otros rincones del planeta, lo que resulta atractivo para los jóvenes que han crecido en un mundo globalizado. Prueba de ello es el auge del K-Pop, sin ser música que esté culturalmente relacionada con los latinoamericanos ha generado un interés inusitado entre los jóvenes de habla hispana, por lo que brindarles espacios para oír música de otras latitudes del mundo y que además son éxitos, es una oportunidad para diversificar la programación y tener éxito de manera prácticamente garantizada.
  • Otra gran ventaja que las plataformas digitales han brindado a sus usuarios es el hecho de poder armar playlists con la música que ellos decidan, sin tener que atenerse a lo que alguien externo les ofrezca. Algunos programadores de radio ya han comenzado a vislumbrar en esto una área de oportunidad para sus emisoras, presentando con gran éxito programas en donde el público realice un listado de canciones para transmitir al aire y compartir con otras personas, no obstante, es vital recordar que la radio es más que una playlist, por lo que algo que podría acrecentar la popularidad de estos espacios es el acompañar esta fórmula con la generación de experiencias inéditas e innovadoras que logren envolver de la magia de la radio a las personas que quieren que se oiga la música que ellos eligieron a través de las ondas hertzianas.

En conclusión, las plataformas digitales no representan el fin del formato ‘Top 40’, siempre y cuando éste se renueve, genere propuestas y salga de su zona de confort, no sólo en cuestión de promociones, locutores y contenidos, sino también, y principalmente, en lo musical.

En radioNOTAS nos gustaría conocer de qué manera estás propiciando que el formato ‘Top 40’ continúe vivo y con fuerza. Además, si deseas saber a detalle la historia des te formato radiofónico, te invitamos a hacerlo aquí, en la nota que realizamos al respecto.

Agrega un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here