Alex Lozano “El Duvalín” de ‘La Buena 101.9’; enseñanzas de la radio

¿Con el paso del tiempo y de la experiencia de qué cosas llega a olvidarse un locutor? Conoce la opinión de Alex Lozano “El Duvalín”; Locutor y Jefe de Producción de la emisora más escuchada en la ciudad del pecado, ‘La Buena 101.9 Las Vegas’.

0

En esta ocasión, tuvimos el honor de conversar con Alex Lozano “El Duvalín”, locutor que ha forjado una sólida carrera en la radio de Las Vegas; con 18 años inmerso en este medio ha conseguido conquistar a la audiencia en la emisora en español más escuchada en la ciudad del pecado. Descubre lo que compartió con RadioNotas el también Jefe de Producción de ‘La Buena 101.9’ y ‘Deportes Vegas 1460 AM’, emisoras de ‘Lotus Communications’.

De niño soñabas con ser piloto, ¿qué pasó para que en lugar seguir el sueño de pilotear aviones decidieras estar detrás de los micrófonos de la radio?

Yo creo que fue por obra del destino; cuando era muy chavo me tocó llegar al control remoto de una estación de radio en Las Vegas, me llamó mucho la atención la interacción que el locutor tuvo con los radioescuchas, los concursos que se hacían y la música que había en vivo, me gustó tanto que cada fin de semana tomaba el transporte público para ir a los controles remotos de la emisora, parecía ya empleado de la compañía porque llegaba puntual y me iba hasta que terminaba el evento. Ahí fue naciendo ese amor por el micrófono, hasta que se me dio la oportunidad en 2003 de formar parte de ‘Univisión’.

El sueño de pilotear todavía no se me quita, así que espero que antes de morir tenga la oportunidad de hacerlo.

Una vez que fue naciendo tu amor por la radio, ¿cómo fue el proceso para que pudieras entrar en ella?

Curiosamente, el mismo locutor de los controles remotos me preguntó si estaba interesado en trabajar en radio, le respondí que sí, pero nunca realmente me imaginé que se iba a dar esa oportunidad, ya que cuando me tocaba ir con mi mamá a recoger premios a las oficinas de la emisora y veía el logotipo, me sorprendía y pensaba que jamás en mi vida estaría en una empresa como ‘Univisión’, lo veía como algo inalcanzable.

El locutor me dijo que me comunicara con quien era el director de programación y posiblemente habría algún turno en los fines de semana o de medio tiempo en el que pudiera estar ayudando. Unos días después, me comuniqué con el programador y me invitó a la oficina a grabar un demo; aunque dijo que había hecho un buen trabajo, yo sé que dentro de él pensaba “Qué pésimo trabajo”; me dijo que en cuanto tuviera algo disponible, se comunicaría conmigo, que me mantuviera pendiente del teléfono. Pasaron dos meses y con el paso de los días mis esperanzas de trabajar en la radio se iban desvaneciendo, un día marcaron por teléfono y en el identificador de llamadas de la casa vi el nombre de la empresa, me emocioné mucho, contesté y era el programador para decirme que en una de sus emisoras AM estaban contratando a un operador de cabina de medio tiempo, fui a la entrevista, me contrataron en ese momento y así empecé en la radio. En ‘Univisión’ duré 6 años y después de me vine a ‘La Buena 101.9’, en ‘Lotus Comunications’ ya llevo cerca de 11 años.

¿Cómo fue la experiencia de estar al aire por primera vez?

Fue como una montaña rusa; los nervios, el miedo, el apoyo de mi familia, el pensar cómo iba a reaccionar la gente, las críticas constructivas y también las destructivas. Me emocionó mucho ver la consola, yo me imaginaba que era como la cabina de un avión, y al apagar el micrófono, después de que salí del aire, lloré de la emoción porque no me lo creía, fue algo muy emocionante.

En agosto del 2010 llegaste a lo que hoy por hoy es la emisora más escuchada de Las Vegas, ¿cuál ha sido la clave para llevar a ‘La Buena 101.9’ al número de audiencia?

Somos una estación que está 100% enfocada en la familia; a diferencia de otras estaciones en las que existe el doble sentido, la humillación hacia la mujer y un tópico de machismo, a nosotros nos pueden escuchar desde pequeñitos hasta personas de más de 80 años. Otra de las claves es la música; tocamos tanto lo nuevo de Christian Nodal como podemos tocar algo clásico de Camilo Sesto. Abarcamos una audiencia grande en comparación con las otras emisoras que la audiencia a la que se dirigen es un poco más reducida.

¿Qué puede encontrar el público que sintonice ‘Duvalín y Omarciño Show’ todas las tardes en ‘La Buena 101.9’?

Yo siempre he dicho que nuestro programa es un programa de ‘infotainment’, una combinación de información y entretenimiento; a pesar de lo que está ocurriendo a raíz de la pandemia, tratamos de generar un balance y no colgarnos tanto en las noticias alrededor del tema de la covid-19.

Buscamos crear un entretenimiento sano que toda la gente pueda digerir; no queremos que si nos está escuchando un padre de mi familia tenga que cambiarle de estación porque el tema que abordamos pudiera parecerle subidito de tono.

¿Implica un reto en especial conquistar a la audiencia de la llamada la ciudad del pecado?

Yo creo que sí, se debe tener en mente que a pesar de estar en una ciudad en la que la mayoría de la población es de mexicanos, se tienen que buscar temas de interés que también llamen la atención de gente de Centro y Sudamérica, no enfocarse solamente en la audiencia mexicana.

Soy mexicano y mi compañero es peruano, creo que por eso hemos creado una mancuerna perfecta en nuestro programa; siendo de diferentes países creamos una ensalada de varias cosas, cada uno aporta muchísimo, es algo muy divertido.

Competimos con otras estaciones de radio que tienen programas sindicalizados y la ventaja que tenemos nosotros es que somos un programa local; siempre tratamos de mantenernos enfocados en la comunidad, hablando de tópicos que se relacionen con cosas que suceden en Las Vegas y también tocamos la música que prefiere la gente de aquí.

Las 10 rápidas de… Alex Lozano “El Duvalín”

  • La Buena 101.9: La mejor estación de Las Vegas
  • La radio: Mi pasión
  • Micrófono: El mejor instrumento para comunicar
  • Cabina de radio: El nido de la creatividad
  • Locución: La profesión más exigente
  • Radioescuchas: Lo más importante
  • Rating: Arma de doble filo
  • Competencia: Saca lo mejor de ti
  • Meta: Morir detrás de un micrófono
  • Alex Lozano “El Duvalín”: Un locutor muy tímido

Desde tu punto de vista, ¿de qué cosas llega a olvidarse un locutor con el paso del tiempo y la experiencia?

Yo creo que del contacto con el público, me refiero al contacto cara a cara con el radioescucha, de persona a persona, ahorita por la pandemia es un poco obvio que no se puede llevar a cabo, pero creo que como locutores hemos caído demasiado en las redes sociales; me ha tocado ver que al hacer un control remoto algunos colegas prefieren estar sentados dentro de la carpa de la estación posteando en las redes sociales, olvidándose de la importancia de ese contacto cara a cara.

Creo que la ventaja que tenemos quienes hacemos radio, a diferencia de las personas de la televisión, es que la gente está acostumbrada a interactuar personalmente con el locutor; al principio se nos daba mucho eso de saludar a la gente, de interactuar, de hacer concursos, de hablar directamente con ellos y escucharlos, ahora creo que con el paso de los años hemos perdido un poco eso, nos enfocamos en hacerlo a través de las redes sociales y, en mi punto de vista, no es lo mismo.

¿Cuál consideras que es la principal enseñanza que da la experiencia radiofónica?

El que nunca terminas de conocer a tu audiencia; yo creo que hay veces que caemos en una zona de confort al decir que ya tenemos 20 años trabajando en radio y por ello ya sabemos qué le gusta y qué no a nuestro público, olvidando que eventualmente los demográficos van cambiando.

Nuestro deber como locutores es estudiar a la audiencia, seguir analizando lo que quieren e ir modificando nuestro programa para adaptarnos a los cambios del paso del tiempo.

¿Cómo consideras que es la relación entre las diferentes generaciones de quienes hacen radio para compartir lo que han aprendido?

Desafortunadamente sí existe ese recelo de locutor a locutor, más cuando hay una gran diferencia de edad; recelo de quienes tienen años de experiencia de decir que no van a compartir sus consejos con quienes van empezando, yo pienso que eso está mal porque la juventud absorbe lo que ellos creen que pueda servirle a futuro en esta profesión.

Al mismo tiempo, creo que cada locutor se identifica mucho con su generación; por ejemplo, a los locutores de antes les gusta dar un contenido extendido, dar una explicación detallada de lo que están hablando al aire, mientras que los jóvenes que van empezando en esta industria se asimilan a los millennials, quieren todo al punto y dan la información en cuestión de segundos.

Disfruta todas las tardes de la compañía de Alex Lozano y Omar Chafloque en el programa sensación de Las Vegas, Nevada, ‘Duvalín y Omarciño Show’; de lunes a viernes, de 2 a 7, por ‘La Buena 101.9’, Tocando Puras Buenas.

Agrega un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here