Vidas en la radio: Luis de Alba Padilla

0

«Las estaciones tenemos la obligación de innovar y ponernos al día… «

Luis de Alba Padilla es un empresario y líder radiofónico que desde hace varias décadas ha sido fiel a Radiorama, empresa que con todas sus filiales forma el grupo más grande de México en su ramo, alcanzando a cerca de 70% de la población mexicana. Lo cual no le ha impedido incursionar y destacar en una gran variedad de iniciativas relacionadas también con la música y la industria del entretenimiento. Gracias a su mística de trabajo, inventiva y liderazgo ha creado una fórmula ganadora en la que los grandes beneficiados han sido los radioescuchas y sobre todo los leoneses. Emprendedor, amante de la música —sus intereses van desde la Arrolladora Banda Limón hasta Electric Light Orchestra y Chicago —, consejero de la Cruz Roja y de la Feria de León, también tiene una vena de compositor, aunque admite que la mayor Parte de sus creaciones siguen, y seguirán, guardadas en un cajón.

Luis de Alba nació en San Juan de los Lagos, Jalisco, el 27 de febrero de 1967. Tradicionalmente San Juan ha sido una localidad a donde confluyen miles de Personas del centro de México con motivo de la romería a la Virgen de San Juan, lo que la hace una ciudad Pequeña pero cosmopolita y abierta a los demás. Sin duda todo ello influyó en el temperamento afable y cooperativo de Luis de Alba. «Mi papá era ganadero. Mi mamá se dedicó al hogar. Fuimos siete hermanos a los que criaron con mucho cariño y educación». Desde muy chico le gustó el radio, la actividad a la que ha dedicado la mayor parte de su vida, y siendo san Juan una localidad todavía muy Pequeña a finales de los setenta, no había estaciones, excepto una de AM. Pero eso no fue un impedimento para alcanzar ondas de otras latitudes, específicamente de la ciudad donde encontraría, como muchos jóvenes de Los Altos, su primer trabajo.

«Siempre gustó la radio. En San Juan sólo había una estación de AM y no se escuchaba ninguna FM. Así que me subía a la azotea de mi casa con una de esas antenas de re que se usaban antes para bajar la señal de la televisión. Me las ingenié, tomé un cable y lo conecté directamente a una grabadora. Pude escuchar algunas estaciones de Guadalajara. Me la pasaba escuchando música de todo tipo. En ese entonces me gustaba mucho la música en inglés, bandas como Styx y Alan Parsons Project, que era justamente lo que no se oía en mi pueblo. Se oían las estaciones de AM pero de otros géneros, y la FM daba otras opciones».

Radiorama

Estudió hasta la preparatoria en San Juan en el colegio La Salle y posteriormente se trasladó a la ciudad de Guadalajara para ingresar a la Universidad Autónoma de Guadalajara, donde estudió contaduría pública. «Casi al terminar mis estudios me ofrecieron un trabajo en Radiorama Guadalajara, que en aquel entonces no se llamaba así. Era una sola estación que tenía el grupo en Guadalajara.

Terminando de estudiar empecé como auxiliar administrativo en la emisora. En abril de 1990 me mandaron a León a inaugurar Stereo Vida 90.3, la primera estación del grupo en el Bajío, y así empieza mi historia con Radiorama Bajío. Las primeras oficinas las conseguí en el centro de León, porque en esos años era lo común, estar en el centro de las ciudades» Las instalaciones se encontraban en la avenida Madero 406. El 24 de abril se llevaron a cabo los primeros trabajos para el montaje de la estación y un mes después dio iniciformal la transmisión comercial de Stereo Vida en el 90.3 FM, con las siglas XHLM y 60 mil watts de potencia.

Aunque De Alba no se ha desempeñado nunca como locutor, excepto en algunos breves instantes cuando lanzó Stereo Vida, más como parte del mismo trabajo de organización, siempre ha estado cerca de labores de programación y producciÓn• «En eso tuve un gran maestro en cuestiones de programación, que es el ingeniero pedro Estrada, una persona muy querida en la empresa y fundador. El me dio muchos tips, Y por eso he estado siempre cerca de la producción, pero no en la locución, «Siempre lo cual he creosido que sería una descortesía para los escuchas» , añade con una carcajada. muy inquieto y me gusta conocer y aprender las distintas formas de Cuando hacer radio llegué a a dondeLeón quiera que voy; me gusta escuchar qué es lo que hace cada quien. 

Encontré una radio más pasiva, una forma de hacer locución más de declamar. Cuando llegué implemente ciertas cosas que escuchaba en Guadalajara y en otros lados, mas novedosas para nuestra zona. En aquella ciudad la onda grupera ya tenía algunos años’ había comenzado fuerte desde 1988 aproximadamente. Luego del boom, otras ciudades y estaciones empezaron a reproducir este modelo. Yo ya estaba desde tiempo atrás en el ambiente radiofónico, y me fui acostumbrado a una forma de hacer radio. Además había tenido una grande enseñanza allá en Guadalajara. En ese momento en León había llegada fundé Fiesta Mexicana en FM, donde puse ese género»

Debido al gran impacto de Stereo Vida y a la demanda de los radioescuchas, en 1990 se creó la estación XHOO con el nombre Fiesta Mexicana con una programación exclusivamente grupera. En 1992 la emisora cambió su torre de transmisión al cerro del Cubilete y con ello alcanzó una cobertura regional de todo el Bajío.

No difundir narcocorridos

la otra gran empresa en la vida profesional de Luis de Alba ha transcurrido en la organización de conciertos masivos, sobre todo por en la ciudad de León, donde organiza grandes recitales de música popular mexicana. “A los cinco años empecé a organizar eventos masivos. baile de los Tigres del Norte, un evento muy grande y bonito que hasta la fecha seguimos haciendo en la primera semana de octubre, desde hace veinte años. Gracias a nuestra forma de manejarlo, de promocionarlo, de invitar a los artistas, duplicamos y cuadruplicamos la asistencia a los eventos en León. Desde entonces he estado apoyando nuevos talentos, descubriendo algunos nuevos y siempre muy inmiscuidos en el ámbito grupero».

De Alba ha combinado su labor en los medios con la representación de su gremio. Como presidente de la Cámara de la Radio y la Industria de la Televisión en la delegación Guanajuato, hizo noticia en 2002 al promover ua convenio entre los afiliados para no difundir narcoconidos en las estaciones del estado. En aquel momento explicó que era cuestión de que los narcocon•idos no fueran difundidos «como una acción de ética y no por un mecanismo coercitivo. Será la moral de cada empresario la que dicte si se programan o no esas historias de delincuentes».l «Hasta la fecha», explica, nos gusta conservar esa política. Podemos desde luego tocar a los artistas que tienen narcocorridos en su catálogo, pero no los narcocorridos propiamente. Los dejamos de lado; no nos asustamos, pero no queremos ser promotores de ese tipo de música.

La gente apoya esta medida, aunque nunca se le puede dar gusto a todo el público. Creo que los que quieran escucharlos tienen forma de hacerlo; comprar el disco, o por otros medios, especialmente en Internet. Pero nosotros los medios de comunicación tenemos una gran responsabilidad social, y tenemos que cuidar no poco, sino mucho, la calidad de 10 que decimos para que no se contamine el ambiente. Hay libertad para todos, así que quien quiera escucharlo lo puede encontrar».

Respecto a la competencia que representan los medios como el Internet, reconoce que de la innovar industria y tiene p ante sí un enorme reto. «Las estaciones tenemos la obligación estrategias y promociones. Antes onernos le pedíamos al día. Lo a la que gente hacemos que mandara es combinar una carta, o un mensaje de texto; ahora nos apoyamos en las redes sociales, hacemos por ejemplo concursos para subir un video de YouTube, y el que tenga más likes es el que gana. Seguimos jugando y experimentado con nuestra estación de radio y las redes sociales, y es muy padre porque la gente no se desconecta de nosotros y así lograremos acercarnos a la cultura de los medios electrónicos.

Nuevos retos

Una faceta poco explorada y que pocos conocen, es la de compositor. Hace unos años el Trono de México incluyó Daré, una composición suya, en su álbum Almas gemelas, «De hecho tengo varias canciones. El Trono de México grabó una canción y hay otras cosas que no he sacado. Siempre me ha gustado escribir. En una ocasión, hace muchos años, conocí a Fato —el multipremiado compositor Enrique Guzmán Yáñez— y empezamos a hacer muy buena amistad. En algún momento en esos años le enseñé mis composiciones y un día sin querer Lalo, del Trono de México —Everardo Marcelino Ávila— , por medio de Fato, vio una de las letras de mis canciones, le gustó y la grabó».

Como gerente general de Radiorama Bajío y líder del sector del entretenimiento, Luis de Alba tiene claro los retos de la nueva época. «Tenemos que consolidar el número uno donde queremos estar, seguir dándole a la gente lo que está pidiendo, porque las redes sociales están influyendo muchísimo. Tenemos que estar muy al día, llegarle a la gente, lo que pide en cuestión de radio. Lo mismo en cuestión de eventos. El público es inquieto y ya ha perdido mucha capacidad de asombro. Por ello se le tienen que estar presentando los artistas de una manera distinta, para que se conserve al menos esa inquietud de ver al artista y divertirse. El mayor reto a corto plazo es no perder participación en el mercado ante los medios virtuales».

Agrega un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here