Showprep – Insólitas 26 de Noviembre

0

CIRUJANOS EXTRAEN UNA BOLA DE PELOS DEL TAMAÑO DE UNA BOTA DEL ESTÓMAGO DE UNA NIÑA

La menor sufría de recurrentes dolores abdominales durante un largo periodo tiempo. Y una endoscopía reveló una obstrucción del tracto digestivo que comenzaba en el esófago. Cirujanos del hospital clínico infantil de la república rusa de Buriatia, en el sudeste de Siberia, extrajeron del estómago de una niña de 12 años un tricobezoar, es decir, una acumulación de pelos consumidos por una persona o un animal, informó el pasado fin de semana la institución médica a través de su cuenta en Instagram. Durante un largo periodo de tiempo la pequeña padecía de un dolor abdominal sordo y recurrente, mientras que últimamente comenzó a sufrir, además, de vómitos y pérdida de apetito.

Los médicos le realizaron un análisis por endoscopía, observando una obstrucción del tracto digestivo que comenzaba en la parte inferior del esófago. Luego una imagen por rayos X reveló la presencia de un bulto similar a un tumor. Los doctores operaron de inmediato a la paciente y extrajeron exitosamente el cuerpo extraño, que medía al menos 15 centímetros largo y recordaba el aspecto de una bota de fieltro de lana. Se detalla que la menor atravesó el periodo postoperatorio sin complicaciones y ya ha sido dada de alta. Los médicos que efectuaron la intervención aseguran que nunca se había encontrado con un tricobezoar de semejantes proporciones en toda su práctica profesional. Además instaron a los padres a prestar más atención a los malos hábitos de sus hijos para prevenir este tipo de problemas.

TURISTA DEVUELVE OBJETOS “MALDITOS” QUE ROBÓ EN POMPEYA PORQUE LE TRAJERON 15 AÑOS DE INFORTUNIOS

Una turista canadiense que en 2005 robó varios artefactos de la antigua ciudad de Pompeya, al sur de Italia, decidió devolver los objetos al sitio arqueológico, asegurando que le han traído 15 años de infortunios, incluido el cáncer de mama. La mujer envió un paquete que contenía artefactos robados a un agente de viajes de la ciudad, junto con una carta de confesión que decía: “Llévenselos de vuelta, por favor, están malditas”.

La turista, que se identificó como Nicole, contó que robó las reliquias durante una visita al sitio arqueológico, cuando tenía 21 años y “era joven y estúpida”, creyendo que se estaba llevando consigo “un pedazo de la historia que nadie podría tener”. No obstante —afirmó—, los artefactos resultaron ser “portadores de energía negativa” y le trajeron una serie de desgracias, incluyendo dos episodios de cáncer de mama y dificultades financieras. Ahora la mujer está preocupada de que la maldición pueda pasar a sus parientes e hijos, por lo que decidió devolver lo que robó. La mujer asimismo pidió “el perdón de los dioses” y prometió que volvería a Italia en el futuro para disculparse en persona. El agente de viajes entregó el paquete a la policía.

Agrega un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here