Showprep – Insólitas 26 de Octubre

0

CLÍNICA DENTAL EXIGE A UN PACIENTE LA DEVOLUCIÓN DEL IMPLANTE Y LA DENTADURA POSTIZA

Previamente, un tribunal ordenó al consultorio pagar una indemnización al paciente por colocarle accesorios ortopédicos de mala calidad. Una clínica estomatológica de la ciudad rusa de San Petersburgo exigió a uno de sus pacientes la devolución del implante dental y de las prótesis que le habían colocado previamente, comunica un bufete local de abogados en su cuenta de Facebook. Anteriormente, el paciente, no conforme con la calidad del implante que le pusieron, demandó a la clínica. Un tribunal falló a su favor y ordenó al centro médico pagarle una indemnización de 920 000 rublos (unos 11 700 dólares).

Más tarde, el consultorio decidió tomar represalias por vías legales y exigió la devolución de los accesorios ortopédicos, así como del dinero de la compensación, al considerar que se trataba de un enriquecimiento injusto. Sin embargo, este jueves el tribunal desestimó el reclamo, argumentando que esos accesorios no representan un valor de mercado para el paciente y son materiales fungibles para la prestación de los servicios de la clínica. Además, la corte dictaminó que la indemnización pagada no constituye un enriquecimiento indebido, ya que se trata de una forma de compensar por vías legales los daños materiales y morales ocasionados al violar los derechos del consumidor.

PODRÍAN SENTENCIARLO A DOS AÑOS DE PRISIÓN POR PUBLICAR CRÍTICAS NEGATIVAS “INJUSTAS” EN TRIPADVISOR

Un ciudadano estadounidense fue demandado por un resort en una isla en Tailandia por una revisión negativa de TripAdvisor, y podría enfrentar hasta dos años de prisión si es declarado culpable. El turismo nacional sigue creciendo en Tailandia, donde los números de coronavirus son relativamente bajos, y los lugareños y expatriados se dirigen a complejos turísticos casi vacíos, incluida la isla de Koh Chang, famosa por sus playas de arena blanca y aguas turquesas. Pero una visita reciente al Sea View Resort en la isla puso a Wesley Barnes en problemas después de que publicara críticas poco halagüeñas online sobre sus vacaciones. “El propietario de Sea View Resort presentó una denuncia afirmando que el acusado había publicado críticas injustas en su hotel en el sitio web de Tripadvisor”, dijo Thanapon Taemsara de la policía de Koh Chang. El funcionario dijo que Barnes fue acusado de causar «daño a la reputación del hotel» y de discutir con el personal por no pagar una tasa por descorche por el alcohol que se traía al hotel. Según documentos compartidos por Richard Barrow (bloguero de viajes de expatriados británico en Tailandia), una revisión de Barnes en julio dijo que se encontró con un personal poco amistoso que actúa como si no quisieran a nadie aquí. “Personal antipático, nadie sonríe nunca. Actúan como si no quisieran a nadie allí. El gerente del restaurante fue el peor… Hay otros hoteles con personal más amigable”, reza la reseña de Barnes

En junio publicó al menos una reseña en TripAdvisor en la que se acusaba al hotel de “esclavitud moderna”, que el sitio eliminó después de una semana por violar sus directrices. ‘¡No duermas aquí!’ dijo una revisión. ¡No apoyes la esclavitud moderna de los tailandeses! El personal es antipático debido a su gestión… ‘, se lee en parte de la crítica. Barnes, que trabaja en Tailandia, fue arrestado por la policía de inmigración y regresó a Koh Chang, donde fue detenido brevemente y luego puesto en libertad bajo fianza. The Sea View Resort dijo que solo se tomaron acciones legales porque Barnes había escrito varias reseñas en diferentes sitios durante las últimas semanas. “Elegimos presentar una queja para que sirviera de disuasión, ya que entendimos que podría continuar escribiendo críticas negativas semana tras semana en el futuro previsible”, dijo el hotel, y agregó que el personal había intentado comunicarse con Barnes antes de presentar la queja. En una declaración de cinco páginas compartida con Barrow, el hotel alegó tres razones principales para la demanda: “Dejó historias inventadas en sus reseñas en TripAdvisor y Google que incluían connotaciones xenófobas, acusaciones de esclavitud, e incluso comentarios que podrían inducir a error a los lectores a asociar nuestra propiedad con el Coronavirus”. Las notorias leyes contra la difamación de Tailandia llevan mucho tiempo siendo objeto de escrutinio por parte de grupos de derechos humanos y libertad de prensa, que dicen que los actores poderosos las usan como un arma para reprimir la libertad de expresión. La sentencia máxima es de dos años de prisión, junto con una multa de 200.000 baht (6.300 dólares).

Agrega un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here