Alfredo Galván de ’93.1 Amor’; rompiendo el arquetipo del locutor

¿Qué cualidades tienen ahora mayor peso para incursionar en la locución y conseguir romper con el arquetipo de quien está detrás de los micrófonos de la radio? Alfredo Galván, locutor de ’93.1 Amor’ en Nueva York, compartió su punto de vista con RadioNotas.

0

Tras forjar una carrera actoral en teatro y televisión, Alfredo Galván incursionó hace cerca de 20 años en el mundo de la radio para conquistar al público de Nueva York con su personalidad. No pierdas detalle de lo que el Locutor de ’93.1 Amor’, emisora de ‘Spanish Broadcasting System’, compartió en exclusiva con RadioNotas.

¿Cómo fue tu primer acercamiento al mundo de la radio?

Mi acercamiento con la radio se dio en 1998; cuando terminé la maestría en teatro en la Universidad de Columbia en Nueva York me di cuenta de que hacer teatro en esta ciudad era algo fuerte, así que un amigo de ‘SBS’ me comentó que estaban buscando a un copywriter que les escribiera los comerciales, hice la respectiva entrevista y me contrataron. Como sabían que yo hacía teatro, para el 2001 me ofrecieron ser la persona que daba los temas de la farándula en el programa de la mañana de ’93.1 Amor’, al momento yo dije que no, ya que a veces uno se autosabotea y yo pensaba que no tenía la voz ni la formación para hacer esto, pero después me convenció Al Fuentes, el Director de Programación en aquel momento, y me animé a hacerlo.

¿Qué te ha seducido de la radio durante el tiempo que has participado en ella?

Para mí la locución es como el teatro de la mente y eso es lo que me gusta; uno como locutor puede hacer que las personas se imaginen toda una situación, eso es lo que más me atrajo de la radio cuando empecé en este medio y es algo que todavía tengo en la cabeza. Cuando abordo alguna noticia o situación de la ciudad de Nueva York, me gusta hablarlo de una manera que no simplemente sea darle hechos a la gente, sino tratar de que se metan una imagen en la mente de cómo están pasando esas cosas.

Ahora eres coanfitrión del morning show de ’93.1 Amor’, ¿cómo describirías ‘La Bodega de la Mañana’?

Cuando empezamos con el programa nos dieron el formato de revista; hablando de entretenimiento, cosas de pareja y diferentes situaciones que se viven en Nueva York; después, fuimos cambiando conforme a lo que quería la gente. Nos dimos cuenta de que a quienes escuchaban la emisora no les interesaba la farándula y teníamos mejor respuesta cuando abordábamos aspectos sociales que tuvieran que ver con leyes, situaciones políticas, familiares y de la comunidad, así que fuimos amoldando el show para que se enfocara en lo que les gusta a nuestros radioescuchas. Ahora, ‘La Bodega de la Mañana’ es como un foro para que la gente llame y se exprese en cuanto a lo que está pasando en la ciudad.

Las 10 rápidas de… Alfredo Galván

  • 93.1 Amor: Bachata y más
  • La radio: Conexión
  • Micrófono: Conector
  • Cabina de radio: Ahora mismo, caldo de coronavirus
  • Locución: Comunicar
  • Radioescuchas: Mis amigos
  • Actuación: Arte
  • Inspiración: Lo más importante que uno tiene
  • Meta: Premio
  • Alfredo Galván: Un muchacho de lo más cool que se siente muy cómodo consigo mismo

¿Cómo percibes la apertura que se tiene en la actualidad para dar espacios al aire a personalidades que tal vez no encajen con el arquetipo de un locutor?

Es muy interesante abordar este tema, ya que al principio era lo que precisamente me detenía para no hacer radio. Yo creo que últimamente los directivos están muy abiertos; todavía está la mentalidad de que si alguien es bueno en televisión al traerlo a la radio se les dará impulso a los ratings, en contra parte, también hay gente que tal vez no tiene mucha experiencia, pero tiene ángel. En la emisora hermana, ’Mega 97.9 FM’, hay una locutora llamada Excarlet Molina, que no lleva mucho tiempo haciendo radio, pero tiene esa chispa que necesita este medio, otro ejemplo es Arlette Borrelly, mi compañera en ‘La Bodega de la Mañana’, ella tampoco lleva mucho en la radio, pero tiene la personalidad, le encanta leer e informase, por lo que tiene la capacidad de hablar de lo que sea. Ese tipo de cositas son las que están viendo los programadores y los jefes, metiendo poco a poco a personalidades que tienen un talento innato.

En este sentido, ¿cuáles consideras que son las cualidades que tienen mayor peso en la locución?

Ahora mismo, yo creo que lo que más importa es la personalidad; si no se tiene una gran personalidad es mejor no ir a la radio porque no hay muchas posibilidades de crecer, ya que la gente se logra identificar con quien está al aire de acuerdo a su personalidad y a la capacidad que tenga para adentrarse en lo que ellos piensan, no con si uno tiene la voz bonita o tiene la formación de locutor. 

He visto gente que ha tratado de entrar a la radio, personas que hasta tienen carrera en televisión y son buenos en eso, pero cuando uno llega a este medio, como las personas no pueden verlo, la gente tiene que identificarse con el locutor a través de la personalidad que irradia, si no la tienen, lo demás no vale nada.

Inicia tu día con la información que necesitas saber acerca de lo que ocurre en La Gran Manzana, interactuando con Arlette Borrelly y Alfredo Galván en ‘La Bodega de la Mañana’; de lunes a viernes, de 6 a 10 AM, a través de la estación número 1 para bachata y más, ’93.1 Amor’.

Agrega un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here