IFT definirá el futuro de la concesión de Radio Red 1110 AM CDMX

El concesionario podría pagar una multa en caso de que el IFT así lo decida.

0

En días recientes se informó que la Unidad de Cumplimiento del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), atrajo el caso de la suspensión de transmisiones de Radio Red 1110 AM. Cabe señalar que el alcance estimado de esta emisora era de 26.61 millones de personas, las cuales principalmente se encontraban habitando la Ciudad de México, el Estado de México, Hidalgo, Tlaxcala y Puebla.

La emisora que transmitía lo más destacado de las noticias nacionales e internacionales, salió del aire el pasado 19 de enero del 2019, esto debido a que reubicarían su antena de transmisiones para lograr una mejor calidad en el sonido, sin embargo, el día de hoy, a casi 20 meses de este hecho, la estación no ha regresado al aire.

El 23 de enero del 2019, el concesionario de Radio Red informó que el apagón de la señal se debió a que se había terminado el contrato de arrendamiento del terreno donde se encontraba la antena de transmisiones. Es importante señalar que cinco meses antes de esta fecha, el propietario de la frecuencia consiguió renovar la licencia por 20 años para continuar sus transmisiones a cambio de un pago de 8.13 millones de pesos.

Por ello se informó que el IFT resolverá si la salida de esta emisora se debió a un hecho fortuito o por causas que realmente tenían una solución; con base en lo que se determine al respecto, se decidirá si la concesión permanece con el mismo dueño y si sí, se podría establecer una sanción económica, puesto que expertos en temas de telecomunicaciones argumentan que el hecho de finalización de un contrato de arrendamiento del terreno de la antena de transmisiones, debió preverse antes de que éste terminara.

Al momento de salir del aire, esta emisora mantenía el 1.02% del mercado total de la radio en CDMX, asimismo ocupaba el lugar 22 de 69 emisoras que transmiten para el mercado anteriormente mencionado.

Esta nota fue realizada con base en una publicación hecha por el diario El Economista.

Agrega un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here