Showprep – Insólitas 13 de Agosto

0

LA TRISTE HISTORIA DE LA MUJER ALÉRGICA AL SOL: VIVE DE NOCHE Y USA UN CASCO DE ASTRONAUTA

Con solo dos años, Fatima Ghazaoui, de Mohammedia, Marruecos, fue diagnosticada con una rara condición de la piel: xeroderma pigmentosum, después de que sus padres notaran muchas pecas en su piel. La condición genética deja la piel incapaz de repararse a sí misma después de la exposición a la radiación ultravioleta, que está presente a la luz del día y algo de luz artificial, y significa que una persona tiene más probabilidades de desarrollar cáncer ?de piel u ojos. Fátima se quema fácilmente con el Sol, incluso en un día nublado, y sufre de pecas severas, mientras que tiene signos visibles de piel seca y envejecimiento cutáneo. Hace dos décadas que no sale de su casa durante el día sin usar guantes y casco, que ella llama cariñosamente su “máscara de la NASA”. Y recién comienza a vivir una vida “normal” cuando se hace de noche.

“Raramente salgo a la luz del día, pero si tengo que hacerlo”, dice Fátima, “debo usar lo que llamo una máscara de la NASA y guantes para protegerme de los rayos solares. Mi día es diferente al de otras personas, paso todo el día en interiores y mi día comienza por la noche”, reconoce esta mujer marroquí de 28 años. Ella dice que no estuvo a la luz del día por más de 20 años sin usar protección solar. Fátima también tiene que utilizar una crema de Factor 90 de Protección Solar, que debe volver a aplicarse cada hora para asegurarse de que esté protegida. También debió colocar un filtro especial UV en las ventanas de su casa. A los 13 años, Fátima dejó el colegio por el riesgo que conllevaba para su piel. Desde los 16, ella buscó más información sobre su condición y descubrió que puede terminar en una muerte prematura. Pese a todo, ella no se da por vencida y comparte su caso para dar a conocer la xerodermia pigmentosa y motivar a quienes pasan situaciones similares a vivir su vida al máximo.

INSTALAN ESCULTURA DE CEREZA GIGANTE CON CREMA Y MOSCA

Una escultura de 9 toneladas de un copo gigante de crema batida con una cereza encima, una mosca y un dron fue presentada en el Cuarto Plinto de Trafalgar Square, en Londres. La escultura de Heather Phillipson que se reveló el jueves 30-J , titulada THE END, es la última de una serie de obras de arte contemporáneas que se exhiben en el lugar en las últimas dos décadas. Phillipson dijo a Reuters que se le ocurrió la idea para la obra en 2016, cuando Gran Bretaña acababa de votar para abandonar la Unión Europea y Donald Trump estaba haciendo campaña para la Presidencia de Estados Unidos. “La crema es esta sustancia ligeramente imposible cuando está mojada, está llena de aire, por lo que siempre está al borde del colapso, que es un estado en el que sentí que estábamos”, evocó la artista. Agregó que algunos de esos sentimientos inquietantes se habían agudizado por eventos recientes como la pandemia de coronavirus.

La escultura representa una mosca que se arrastra por el costado de un enorme remolino de crema, coronado por una cereza gigante sobre la que descansa un dron. La cámara del dron transmite imágenes en vivo de una pequeña porción de Trafalgar Square a la página web http://www.theend.today. Con más de 9 metros de altura, THE END es la obra más alta que se haya exhibido hasta la fecha en el plinto. Phillipson comentó que quería que el tallo de la cereza fuera muy alto para rivalizar con la Columna de Nelson, la pieza central de la plaza. La artista dijo que asistió tanto a festivales como a marchas de protesta en Trafalgar Square y que a menudo camina por la plaza en su vida cotidiana, y que quería reflejar esas dimensiones diferentes en su escultura. “En cierto modo habla de ideas de celebración, pero también de algo muy incómodo al mismo tiempo. Ya sabes, hay algo potencialmente explotando”, expresó. La presentación de la obra se demoró cuatro meses debido al impacto del brote de coronavirus. Seguirá en exhibición hasta la primavera boreal de 2022. El plinto en la esquina noroeste de la plaza ubicada en el centro de Londres estuvo vacío durante más de 150 años, después de que se agotaron los fondos para erigir una estatua ecuestre como se planteó originalmente.

CIENTÍFICOS INSPIRADOS EN STAR WARS CREAN PIEL ARTIFICIAL CAPAZ DE SENTIR

Investigadores de Singapur desarrollaron una “piel electrónica” capaz de recrear un sentido del tacto, una innovación que esperan le permita a las personas con extremidades protésicas detectar objetos, así como sentir la textura o incluso la temperatura y el dolor. El dispositivo, denominado ACES o Asynchronous Coded Electronic Skin, está formado por 100 pequeños sensores y tiene un tamaño de aproximadamente 1 centímetro cuadrado. Los investigadores de la Universidad Nacional de Singapur dicen que puede procesar información más rápido que el sistema nervioso humano, reconocer 20 a 30 texturas diferentes y puede leer letras en braille con una precisión mayor al 90 %. “Por lo tanto, los humanos necesitan deslizarse para sentir la textura, pero en este caso la piel, con un solo toque, puede detectar texturas de diferente rugosidad”, dijo el líder del equipo de investigación Benjamin Tee, que agregó que algoritmos de IA permiten que el dispositivo aprenda rápidamente. 

Una demostración mostró que el dispositivo puede detectar que una pelota blanda para la tensión era suave y determinar que una pelota de plástico era dura. “Cuando pierdes el sentido del tacto, esencialmente te vuelves insensible (…) y los usuarios de prótesis enfrentan ese problema”, dijo Tee. “Entonces al recrear una versión artificial de la piel, para sus dispositivos protésicos, pueden sostener una mano y sentir el calor y sentir que es suave, cuán fuerte están dando la mano”, agregó. Tee dijo que el concepto se inspiró en una escena de la trilogía de “Star Wars” en la que el personaje Luke Skywalker pierde su mano derecha y es reemplazada por una robótica, aparentemente capaz de experimentar nuevamente sensaciones táctiles. La tecnología aún se encuentra en etapa experimental, pero hay un “enorme interés”, especialmente de la comunidad médica, dijo el investigador. Patentes similares desarrolladas por su equipo incluyen una piel transparente que puede repararse a sí misma cuando se desgarra y un material emisor de luz para dispositivos electrónicos portátiles, dijo Tee.

Agrega un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here