Showprep – Insólitas 6 de Julio

0

PELÍCULA SERÁ PROTAGONIZADA POR UNA ROBOT CON INTELIGENCIA ARTIFICIAL

Los productores filmaron ya en 2019 algunas de las escenas del largometraje en Japón y esperan continuar en junio del 2021 en Europa. Érica, una robot japonesa dotada con inteligencia artificial, será la primera en protagonizar una película de ciencia ficción, que cuenta ya con 70 millones de dólares de presupuesto.  El largometraje, llamado B, trata sobre un científico que descubre los peligros asociados a un programa que desarrolló para perfeccionar el ADN humano y que ayuda a escapar a la mujer androide, interpretada por Erica. Los científicos japoneses Hiroshi Ishiguro y Kohei Ogawa, que crearon a Erica como parte de sus estudios de robótica, también le enseñaron a actuar, aplicando ciertos principios del método de actuación a la inteligencia artificial. 

“En otros métodos de actuación, los actores involucran sus propias experiencias vitales en el papel, pero Erica no las tiene”, detalló el productor Sam Khoze. “Tuvimos que simular sus movimientos y emociones a través de sesiones individuales, como controlar la velocidad de sus movimientos, expresar sus sentimientos y guiar el desarrollo del carácter y el lenguaje corporal”, agregó. La nueva producción está respaldada por compañías como Happy Moon Productions, Ten Ten Global Media y Bondit Capital Media, que también financió el drama To the Bone (Hasta los huesos) y la película biográfica Loving Vincent (Cartas de Van Gogh), nominada al Oscar. El nombre del director aún no ha sido dado a conocer. La película tampoco tiene definido quien será el coprotagonista; sin embargo, los productores filmaron ya en 2019 algunas de las escenas en Japón y esperan continuar en junio del 2021 en Europa. 

EXCREMENTO DE ELEFANTE, EL INGREDIENTE DEL ÉXITO DE UNA GINEBRA SUDAFRICANA

Esa inspiración es hoy un negocio que exporta ginebra con toques de sabana africana a Alemania o Suiza. Bajo la etiqueta de “Indlovu Gin”, un término que significa “elefante” en varios idiomas del sur de África, este matrimonio -él sudafricano, ella británica- produce ya unas 1 000 botellas de su ginebra original y alrededor del doble de su versión rosa al mes. Se vende, sobre todo, en su país de origen, Sudáfrica, donde el consumo de ginebra viene experimentando un auténtico “boom” en los últimos años, hasta el punto de que las pequeñas destilerías artesanales pasaron de ser apenas una docena a más de sesenta en solo 5 años. Pero con su peculiar tarjeta de presentación, no apta para bebedores poco “aventureros”, Indlovu ha entrado ya también en mercados europeos como Bélgica, Alemania o Suiza y, si todo va bien, pronto dará el salto a Japón. “Tiene un sabor muy herbáceo, muy a tierra, y es muy suave, casi mantecoso en la boca. Tiene una textura muy agradable y, cuando lo tragas, no hay esa sensación áspera del alcohol. No tiene azúcar ni nada añadido, así que no te da esa quemazón intensa cuando tragas”, cuenta a Efe Les Ansley sobre este peculiar producto que casa especialmente bien, según sus creadores, con el café y el chocolate.

El secreto de esta ginebra paquidérmica está en la curiosa dieta de los elefantes: los gigantescos herbívoros se pasan unas 18 horas al día engullendo los alrededor de 300 kilos de alimento que necesitan por jornada para sobrevivir y su menú es increíblemente variado, compuesto por múltiples tipos de raíces, arbustos y hojas de árboles de la sabana africana. Aún así, solo digieren un 30 % de lo que engullen. ¿Qué pasa con el resto? Se convierte en excremento. En concreto, en 80 kilos de deshechos orgánicos por animal adulto cada día. Esos datos eran solo una curiosidad más entre las muchas que escucharon los Ansley de boca de un guía que los acompañó en los primeros safaris familiares que realizaron, tras haberse mudado a Sudáfrica desde el Reino Unido, donde habían residido 15 años. De ahí, sin embargo, surgió la chispa para crear Indlovu. “Contactamos a la reserva Botlierskop, que es a donde habíamos llevado a los niños, y les preguntamos: ‘¿os importaría mandarnos excremento de elefante?’. Y ellos dijeron ‘¡claro, sin problema!’. Así que nos lo mandaron y empezamos a ver cómo lavarlo y tratarlo”, explica Les Ansley. El proceso dejó como resultado un conglomerado de hojas y hierbas que los Ansley llevaron a un experto, Roger Jorgensen (considerado el padre de la ginebra artesanal en Sudáfrica), ya que ellos no tenían ninguna experiencia en el sector de la destilería. Sin revelarle lo que era, dieron a Jorgensen a probar y oler los extractos obtenidos del estiércol de elefante y le preguntaron si creía que se podría hacer ginebra con infusión de ese producto. Este gurú de la ginebra sudafricana no solo dijo que sí, sino que cuando se enteró de lo que era, le pareció una idea brillante y se sumó al proyecto para tutelar el proceso de destilación.

EVACUAN EDIFICIO POR CULPA DE APESTOSA FRUTA QUE OLÍA TAN MAL QUE PARECÍA GAS TÓXICO

Sesenta trabajadores de una oficina de correos en Schweinfurt, Alemania, tuvieron que salir a la calle luego de que un paquete sospechoso llegara al lugar. Debido al fuerte olor que se desprendía de ese paquete, los empleados pensaron que se trataba de un gas tóxico, por lo que la policía, los bomberos y los servicios de emergencia se trasladaron hasta el edificio. De acuerdo con la cadena de noticias, 12 trabajadores experimentaron náuseas, y 6 de ellos fueron trasladados a un hospital “como medida de precaución”. En medio del pánico, las autoridades abrieron el paquete, solo para descubrir que se trataba de 4 frutas durián, cuyo olor suele compararse con el de la comida podrida y el de unas medias sucias.

Agrega un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here