Showprep – Noticias 12 de Junio

0

TRUDEAU ADMITE EL «RACISMO SISTÉMICO» EN LA POLICÍA DE CANADÁ

Mientras que en Estados Unidos, Donald Trump, se niega a admitir problemas de racismo generalizado en las fuerzas policiales del país, en Canadá, el primer ministro Justin Trudeau declaró este jueves que el «racismo sistémico» existe, «incluido en la Policía Montada de Canadá». La declaración de Trudeau durante su rueda de prensa diaria, la primera que realiza fuera de su residencia oficial desde que se inició la pandemia del COVID-19, se produce un día después de que la directora de la Policía Montada, la comandante Brenda Lucki, negase que la fuerza policial tenga un problema de «racismo sistémico». La réplica de Trudeau a la comandante que su Gobierno nombró en 2018 no pudo ser más directa. “El racismo sistémico es un problema en todo el país, en todas nuestras instituciones, incluidas nuestras fuerzas policiales, incluida la Policía Montada. Eso es lo que es el racismo sistémico», declaró Trudeau.

La población indígena de Canadá ha acusado desde hace décadas a la Policía Montada de ser un cuerpo que «tiene en sus orígenes una agenda de racismo», según señaló este jueves la comentarista política indígena Brandi Morin. Las últimas acusaciones de racismo contra la Policía Montada, una fuerza policial con estructura militar y desplegada en las zonas rurales del país donde se concentra la población indígena, se produjeron la semana pasada cuando un jefe indígena y su mujer fueron apaleados por agentes policiales. Pero Trudeau también señaló que el racismo en las fuerzas policiales del país «en muchos casos no es deliberado, no es intencional, no es agresivo, actos individuales de racismo, aunque esos existen obviamente». «Es el reconocimiento de que el sistema que hemos construido durante pasadas generaciones no siempre ha tratado a la gente de otras razas, con raíces indígenas, de forma justa en la propia construcción de los sistemas que existen», añadió Trudeau. En declaraciones a varios medios de comunicación, Lucki intentó este miércoles de restar importancia a las acusaciones de racismo contra la fuerza policial que dirige y disculpó sus dificultades para admitir las críticas porque ha escuchado «15 o 20 definiciones de racismo sistémico». «Si racismo sistémico significa que el racismo está enraizado en nuestras políticas y procedimientos, diría que no tenemos racismo sistémico», declaró Lucki.

EX FUNCIONARIO DE LA DEA FINGE SER DE LA CIA; HACE MILLONES

Un ex funcionario de relaciones públicas de la DEA se declaró culpable el jueves de hacerse pasar por un agente encubierto de la CIA para persuadir a compañías a hacer negocios con la agencia, lo que le permitió ganar millones de dólares. En una audiencia de declaratoria realizada el jueves en una corte federal de Alexandria, Virginia, Garrison Courtney admitió que engañó a varios funcionarios públicos, entre ellos integrantes de alto rango de las fuerzas militares, para darle legitimidad a su ardid al decirles que habían sido elegidos para participar en un programa secreto de la CIA. Courtney, de 44 años, engañó a 12 compañías para robarles más de 4.4 millones de dólares entre 2012 y 2016 al convencer a sus dueños de agregarlo en su nómina salarial, de acuerdo con los documentos presentados en la declaración.

Courtney aseveró a las compañías que él estaba afiliado a una operación encubierta de la CIA llamada Alpha-214, y que necesitaba formar parte de la nómina para ocultar el hecho de que era un agente del gobierno. Explicó a las compañías que se les devolvería el dinero a través de lucrativos contratos con el gobierno. Sacó provecho de sus credenciales como funcionario de relaciones públicas con la DEA, donde trabajó de 2005 a 2009, para reclutar a funcionarios públicos para que dieran sesiones genéricas que ofrecieran legitimidad a sus tratos con las distintas compañías. Entre los funcionarios se encuentran agentes de alto rango de la DEA y las fuerzas militares. Uno de los funcionarios públicos, identificado solamente como un civil integrante del ejército de Estados Unidos asignado a una agencia de inteligencia, logró que dos de las compañías afectadas contrataran al hijo adulto de Courtney pese a que carecía de la formación para ocupar los puestos. Courtney se declaró culpable de un cargo de fraude electrónico y enfrenta una pena de hasta 20 años de prisión cuando sea sentenciado en octubre. Su abogado no respondió un email en busca de comentarios.

NUEVO ESTUDIO SOSTIENE QUE HIDROXICLOROQUINA NO REDUCE MUERTES POR COVID-19

La hidroxicloroquina -ya sea sola o junto a la acitromicina- no reduce el riesgo de muerte o ahogo entre los pacientes de COVID-19, pero sí que alarga la estancia en el hospital, según un estudio publicado por la revista Med de Cell Press. Para efectuar este trabajo, expertos de las universidades de Virginia y Carolina del Sur, así como del Sistema de Salud de Columbia (Virginia), estudiaron los casos de 807 pacientes hospitalizados por coronavirus en centros de salud del Departamento de Asuntos de Veteranos en EE.UU. De esos enfermos, casi la mitad (395) no consumieron este fármaco y el resto fueron tratados con hidroxicloroquina y acitromicina (214) o solamente hidroxicloroquina (198). Entre los integrantes de este último grupo, los investigadores reportaron que el riego de muerte era superior y observaron un incremento del 33 % en la duración del ingreso; mientras que con la combinación de ambos fármacos no aumentaba el peligro de fallecer, pero sí el tiempo que pasaban en el hospital en un 38 % respecto al que experimentaban los que no habían recibido hidroxicloroquina.

Pese a este hallazgo, los autores alertaron de que la edad y sexo de los participantes, en su mayoría hombres con más de 70 años, podría hacer que estos datos no fueran extrapolables al resto de la población. Este no es el único estudio que ha llegado a estas conclusiones sobre un medicamento que el presidente de EU ha defendido vehementemente, pues el 22 de mayo, la revista The Lancet publicó un estudio sustentado en los datos de cientos de hospitales y que involucró a 90 mil pacientes hospitalizados por infección con coronavirus de todo el mundo. Ese informe determinó que quienes recibieron hidroxicloroquina, o un compuesto relacionado que se llama cloroquina, tenían un riesgo de muerte significativamente mayor que quienes no recibieron el tratamiento. Días después de la publicación del estudio, la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció que detenía temporalmente los ensayos clínicos con hidroxicloroquina enmarcados en su ensayo Solidarity. Sin embargo, poco después, tres de los cuatro autores de ese estudio decidieron retractarse por las «varias preocupaciones con respecto a la veracidad de los datos y análisis» presentados en el documento. Tras haberse referido en múltiples ocasiones a la hidroxicloroquina como un posible tratamiento para COVID-19, el presidente de EU, Donald Trump, sorprendió hace unas semanas a los periodistas cuando afirmó que él mismo estaba tomando el medicamento. 

Agrega un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here