Aprende a manejar tu voz con estos sencillos pasos

0

Cuando estás empezando en el mundo de la locución te surgen muchas preguntas, sobre si tu desempeño en cabina es el adecuado, si tu voz realmente se escucha bien, al punto de sentir un poco de inseguridad. Es momento de que dejes esos cuestionamientos en el pasado y saques el máximo provecho de tu talento. 

Para poder hacer el uso correcto de tu voz en su máxima capacidad, primero debes forjar tu carácter y comenzar a crear tu identidad ante el público, ¿Cómo quieres que te reconozcan? Cuando tengas claro estos dos puntos, estarás un paso adelante a conseguir dicho cometido. 

El punto clave es no forzar tu voz, no trates de copiar el estilo de algún otro locutor, debes enfocarte en encontrar el propio. El punto es que no suenes como un anunciador. Por otro lado, tal vez tu voz sea fuerte y pronunciada, sin embargo, eso no significa que no tengas que trabajar en la técnica. 

Las personalidades al aire que apenas están iniciando su carrera en esta profesión, suelen tener tendencias naturales, ya que al estar nervioso no pueden controlar ciertos movimientos, por ejemplo, apretar los labios, subir o bajar la tonalidad de la voz o hablar más rápido de lo normal. Es por ello, que aquí en radioNOTAS te compartiremos cuatro consejos para evitar esos malos hábitos: 

  • El ejercicio es tu mejor aleado 

Es primordial que dediques un tiempo para estirar y relajar tu cuerpo, ya que si no lo haces tu cuerpo se tensa puede ser por muchos factores, el más común es por estrés y si esto sucede, ocasionará que tu voz no trabaje como debería e inconscientemente la vas a forzar

  • La postura es tu mejor amiga

Siéntate erguido en todo momento, ya que la postura marca una gran diferencia para el desarrollo de la locución y ésta tenga éxito. 

  • La respiración un punto clave 

Antes de iniciar tu grabación inhala profundamente y exhala, para que tus hombres y diafragma se relajen. Cuando estés en la transmisión aprende a manejar el tiempo dedicado a las frases que dirás, para que tu ritmo sea constante, y así tu voz sea más fácil de comprender y mucho más natural. Para logar esto, debes practicar la respiración intercostal y la abdominal. 

  • No hay prisa

El ritmo y el impulso no tienen nada que ver con la rapidez con la que hablas, trata de modular tus tiempo, puesto que lo importante es elegir las palabras adecuadas. No se trata de hablar demasiado, sino de elegir las oraciones correctas. 

El ser un buen locutor no sólo se trata de tener una voz fuerte, sino de saber manejarla y para ello, primero debes encontrar tu voz interna, así como trabajar todos los días en las técnicas vocales. Es muy importante que vayas definiendo tu estilo, ya que es el que te diferenciará del resto. 

Esta nota fue realizada con base en una publicación hecha por Tracy Johnson. 

Agrega un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here