La cara de las emisoras ante la pandemia de COVID-19

0

Todas las estaciones de radio cuentan con un perfil, el cual está estrechamente vinculado al público al que se dirige, lo que significa que la programación se organiza en torno a el objetivo que se tenga, por ejemplo si éste es periodístico, entonces el show será informativo o puede que lo principal sea la música y el entretenimiento.

Cuando la audiencia identifica a una estación con un perfil determinado quiere decir que la está posicionando, y puede representarla como: “esa radio es rockera”, “esa emisora es moderna”, etc. Además de que los oyentes no solo relacionan o segmentan la frecuencia, también se identifican con ella, estableciendo un vínculo emocional. 

Actualmente estamos viviendo una época complica y llena de incertidumbre, puesto que nos asecha cada vez más la crisis del COVID-19, no tenemos certeza de cuando vaya terminar la cuarentena, ya que a medida que pasa el tiempo las autoridades la extienden más, puesto que en últimos días América ha reportando un indice más alto de contagios, incluso ahora más que Europa. 

Esto en gran medida a afectado a muchas empresas al igual que a la industria radiofónica, si bien es cierto, que cada programa tiene un fin especifico, ya que dependiendo de lo que se desee difundir será la identidad de la emisora; sin embargo, la gran mayoría de los medios de comunicación se ha dedicado a informar todo sobre el tema del coronavirus.

 Recordemos que la población sintoniza la radio porque le interesa saber lo que pase con esta crisis sanitaria y porque desea entretenerse; primero porque todos están preocupados por el bienestar de su familia, así como el propio y segundo porque dicha pandemia vino a cambiar la vida diaria de todos; causando que las personas tengan más tiempo libre, aunque ya no puedan salir, ni mucho menos convivir con otras personas; también existe un índice muy grande de desempleo.

Por el contrario de lo que algunas personas creen el COVID ha traído cosas buenas, ya que la gente le ha dedicado más tiempo a sus seres queridos, también han aprendido cosas nuevas y recreativas; por la parte laboral se han implementado muchas herramientas tecnológicas y algunas empresas han percibido que es mejor trabajar con algunos colaboradores a distancia.

La radio también ha tenido grandes cambios, puesto que la rutina diaria de la gente es más relajada; entendamos una cosa, toda programación necesita de una planificación; para diseñarla es necesario conocer los hábitos de la audiencia. Ésta se realiza a partir de los horarios, usos y costumbres del público al que va dirigida, por lo que comúnmente el show acompaña los ritmos de vida de quienes la escuchan. 

Por ejemplo, en la ciudad, la mañana esta marcada por la velocidad, ya que habitualmente, las personas tienen mayor tiempo para escuchar la radio, puesto que se están preparando para ir al trabajo o para asistir a la escuela. Por ello, el ritmo de los programas matutinos es acelerado. Es el momento del día con mayor audiencia, pero con la actual crisis la vida de los oyentes ya no es la misma. 

Entonces, ¿Cómo están manejando los contenidos las emisoras? Si antes las primeras horas del día eran agitadas e informativas, mientras que las tardes eran un poco más tranquilas. 

Por otro lado en la noche, los bloques suelen ser más largos, los ritmos son mucho más personales y serenos. 

¿Hay espacio para otros contenidos y para manejar de forma distinta los tiempos al aire? Por ejemplo: comentarios, música, humor, entrevistas. Es momento de hacer programas que brinden información, pero de manera más relajada, esto quiere decir de una forma que disminuya la tensión. La radio logra crear un ambiente de tranquilidad en la vida diaria de las personas, la necesitamos más que nunca en estos tiempo de crisis.

Agrega un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here