¿Cómo tratar a un radioescucha que participa al aire en un concurso?

0

Con el incremento de opciones para que el radioescucha se ponga en contacto con una emisora, las llamadas telefónicas para que participe en los juegos o dinámicas que el locutor realiza al aire han adquirido una especial importancia, ya que son una de las maneras más directas para ganar lealtad y construir oyentes fieles.

Son muchos los pequeños detalles que podrían hacer la diferencia entre conservar cada persona que llama, representando a la audiencia, o dejarla ir con un mal sabor de boca. Por ello, podrías tomar en cuenta los siguientes aspectos:

  • Considera que la persona que llama está lo suficientemente interesada como para hacer lo que se le pidió, es decir, llamó para ganar: A veces se toman 2 o 3 llamadas antes de llegar al ganador, o incluso se transmiten llamadas después de que se haya otorgado el premio, pensando que es una manera de llamar la atención sobre  el concurso, sin embargo, esto no funciona; se envía un mensaje sutil de que hay más perdedores que ganadores, y la persona promedio tiene pocas posibilidades de ganar.
  • Cuando se hacen constantemente concursos al aire con los radioescuchas, es probable que para el locutor pudiera convertirse en rutina: Uno de los mayores desafíos es entusiasmarse con un concurso que se desarrolla día tras día o semana tras semana, pero recuerda que a tu audiencia le encanta interactuar, por lo que debes convertirlos en el centro de atención y en parte del elenco, lo que hará más probable que cada participación sea única.
  • Interacción con el radioescucha: Entra de forma rápida y eficiente, pero sin olvidar ser siempre amigable y cálido. Algunas veces los concursantes no suenan muy bien al aire, por lo que los locutores deben aliviar su nerviosismo y resaltar su personalidad; una manera de hacerlo podría ser preguntando acerca de lo que hace para ganarse la vida, humanizando al radioescucha y obteniendo una historia interesante. Incluso si la intervención está planeada para que tenga una mayor duración, hablar sobre el cumpleaños de alguien cercano a tu radioescucha e interactuar además también con esa persona, los hará sentirse muy bien y parte del programa.
  • Nunca asumas que los radioescuchas conocen el concurso, no importa cuanto tiempo tengas con esta promoción: Explica todos los detalles del juego; registrarse en línea, escuchar el programa, llamar cuando anuncien su nombre o cuales sean las reglas previas, durante y después de la dinámica que tienen al radioescucha en la línea contigo harán que él se sienta más tranquilo acerca de lo que tiene que hacer y de convertirse en ganador.
  • La llamada del ganador: Constantemente se trata de convencer que den una respuesta emocionada; cuando es probable que el radioescucha sea una persona poco desinhibida, nerviosa o se encuentre en algún lugar en donde no puede externar un grito de felicidad; hasta llegar al punto de insistir en que digan lo que harán con el premio, cuando es posible que la persona aún no lo haya pensado o no tenga una respuesta al momento. Hay quienes al finalizar todavía preguntan ¿Qué estación te hizo ganador? Lo que generalmente obtiene la respuesta adecuada, pero no de manera natural; es como preguntarle a una sobrina de 5 años, después de haberle comprado un helado, ¿Quién es tu tío favorito?

La forma en la que tratas a tu público es la manera en la que un locutor puede construir una base sólida de radioescuchas, uno a la vez. Poniendo al público primero, es siempre una gran idea.

Esta nota fue realizada con base en una publicación hecha por tjohnsonmediagroup.com/blog

COMPARTIR

Agrega un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here