Showprep – Insólitas 10 de Enero

0

DEJA FOTOS DE TAMAÑO REAL DE SÍ MISMA PARA QUE SU HIJA NO LA EXTRAÑE

Fuki Sato se convirtió recientemente en una sensación de la noche a la mañana luego de que las imágenes de sus fotos de tamaño natural se volvieran virales en todo el mundo. Y no es por que sean inusualmente realistas (aunque parecen estar muy bien hechas), sino el motivo por lo que las usa, lo que ha llamado tanto la atención de la familia online. Aparentemente, Sato y su esposo tenían problemas para calmar a su hijo de un año, quien comenzaba a llorar cada vez que notaba que ella no estaba cerca. Dado que quedarse a su lado las 24 horas del día, los 7 días de la semana, realmente no era una opción, decidieron idear una manera de tenerla cerca del niño todo el tiempo, sin estar realmente allí.

La pareja decidió armar fotos de alta calidad de tamaño real de la madre, y colocarlas alrededor de su hijo para engañarlo, haciéndole creer que su madre está realmente allí y vigilándolo. Aparentemente, la primera vez que lo intentaron, el truco solo engañó al niño durante unos 20 minutos, después de lo cual se dio cuenta de que su madre era falsa, y comenzó a llorar nuevamente. Pero esos 20 minutos se sintieron muy prometedores, por lo que los padres decidieron darle a la estrategia otra oportunidad. En una publicación de Twitter que desde entonces se volvió viral, el padre del niño escribió que habían hecho otro recorte y que, por el momento, parecía estar funcionando. Los dos padres incluso compartieron un video como prueba. En él, se puede ver a Fuki Sato colocando el recorte en la cocina y luego saliendo por la puerta principal. Se ve al niño jugando alegremente frente al televisor y ocasionalmente echando un vistazo a su falsa madre, mientras su padre se ríe en el sofá. ”Es difícil porque mi hijo de un año llora tan pronto como mamá desaparece”, publicó el padre en Twitter. “Como contramedida, experimenté con lo que sucedería si estableciera una madre de cartón de tamaño natural. El resultado: durante unos 20 minutos no se da cuenta. Este recorte puede ser útil ocasionalmente”.

FUE A LA CÁRCEL POR COMER GALLETAS SIN PERMISO

Un hombre fue sentenciado a seis meses de prisión por consumir un “refrigerio no autorizado”, al comer una galleta durante un programa de tratamiento de drogas. Gregory Fields, de 42 años, fue atrapado comiendo las galletas sobrantes durante un evento, donde su programa de rehabilitación (The Salvation Army Harbour Light Center) estaba preparando y entregando el almuerzo a personas sin hogar, dijo la oficina del Defensor Público. Al parecer, Fields y otros residentes empacaron almuerzos para las personas sin hogar, y finalmente consumieron algunas galletas restantes sin pedir permiso, lo que viola las reglas del centro de tratamiento.

Fields entró al programa mientras servía libertad condicional por un cargo de vandalismo de 2017, dijo la oficina del defensor público. Después de que le dijeron que abandonara Harbor Light, Fields intentó visitar el Tribunal de Drogas para reuniones grupales dirigidas por el Departamento de Salud Pública de la ciudad, pero fue rechazado. Aunque a Fields se le dio la opción de comenzar de nuevo el programa de tratamiento residencial, incluida una desintoxicación de 30 días seguida de otro período de apagón de 30 días en el que no podría contactar a su familia, Fields decidió abandonar el programa. Si bien buscó tratamiento ambulatorio por su cuenta, mantuvo la sobriedad y asistió a las reuniones del grupo de rehabilitación, Fields finalmente fue rechazado del programa.Luego, sin opciones restantes, Fields eligió la única alternativa, que sería cumplir seis meses en la cárcel del condado. En un comunicado, la portavoz del Ejército de Salvación, Jennifer Byrd, dijo que aunque la organización no puede comentar detalles específicos sobre sus clientes, dijo que nunca daría de alta a un paciente sin encontrar ubicaciones alternativas. El lunes pasado, su abogada le pidió al juez Michael Begert que reconsiderara su decisión, gracias a lo cual Fields fue liberado y recibirá crédito por su tiempo cumplido.

AFIRMA QUE SUS GASES PUEDEN MATAR MOSQUITOS A 6 MT DE DISTANCIA

Joe Rwamirama, un hombre de 48 años de Kampala, en Uganda, dice que consume comida ordinaria y que sus gases no huelen peor que los de cualquier otra persona, pero al parecer, a los insectos (como los mosquitos transmisores de la malaria), el gas les resulta mortal. Los gases repelentes de insectos de Joe son famosos en la ciudad, y la gente sabe que cada vez que él está cerca, los mosquitos desaparecen mágicamente. Algunos dicen que los pedos del hombre han evolucionado para combatir los mosquitos. “Es conocido en toda la ciudad como el hombre que puede matar mosquitos con sus pedos”, dijo el barbero local James Yoweri a Talk of Najia. 

“Cuando Joe está cerca, todos sabemos que los mosquitos desaparecerán. Es respetuoso con las personas que lo rodean y solo se tira pedos cuando hay mosquitos que traen malaria. Sus pedos se deshacen de esta enfermedad”. Rwamirama, que realiza trabajos extraños para ganarse la vida, llegó a afirmar que sus pedos son lo suficientemente fuertes como para noquear a los insectos en un radio de seis millas, lo que haría que su zona de influencia fuera más grande que la de la bomba atómica que destruyó Hiroshima en 1945. “Huelo como un hombre normal y me baño a diario y mis pedos son como todos los demás, sólo son peligrosos para los insectos pequeños, especialmente los mosquitos”, insiste Joe. El hombre ahora sueña con que sus pedos se conviertan en un repelente comercial para matar insectos. “¡Imagínense comprar una lata de Raid con mi cara!”, dijo a los periodistas. Sin embargo, las compañías que él afirma que lo contactaron al respecto, aún no han confirmado sus declaraciones.

APARECEN PALOMAS CON PEQUEÑOS SOMBREROS EN LAS VEGAS

Alguien ha estado poniendo pequeños sombreros de vaquero en la cabeza de las palomas de Las Vegas, y si bien el motivo es un misterio, un espectador local solo tiene una explicación: el rodeo llegó a la ciudad.Eso es lo que Robert Lee contó cuando se le preguntó acerca de las palomas que grabó con sombreros de vaquero en miniatura. “Esa es la única explicación que tengo”, dijo Lee. Noté algo rojo en la cabeza de la paloma, y vi estas cosas increíbles, dijo. La cadena KVVU informó que un grupo local de rescate de animales y defensa de palomas conocido como Lofty Hopes, tiene serias preocupaciones sobre los impactos negativos que los sombreros tendrán en las palomas.

“Al principio, pensé, ¡Dios mío, qué adorable!”, dijo Mariah Hillman. “Entonces, pensé, espera un minuto, ¿cómo llegaron esos sombreros allí?”. Hillman dirige la organización de defensa de los animales, cuyo lema es un movimiento positivo para palomas. Si bien la identidad de la persona que pone los sombreros en las palomas sigue siendo desconocida, Hillman dijo que su organización se propuso localizar a las aves y quitarse los sombreros.” ¿Los pegaron? ¿Y qué significa eso para ellas?”, dijo Hillman. “¿Es algo que impedirá su vuelo o atraerá a los depredadores?”. Lofty Hopes compartió un video de unas palomas con sombreros de vaquero, pidiéndole a cualquiera que haya visto alguna que llame al número publicado en su página paea que puedan ayudarlas.

Agrega un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here