La radio no necesita más prejuicios o estereotipos

0

Esta nota fue realizada con base en una publicación hecha por Paul Jacobs a través de  jacobsmedia.com

El marketing de ventas en la radio consiste sin más ni menos que en resolver problemas y conectar los puntos de ventas, ayudando a los clientes, anunciantes y propietariosde negocios a llegar a la audiencia deseada con el mayor compromiso y eficiencia posibles. Es un proceso asombroso y sobre todo funcional; pero existe un problema con los anunciantes, tanto de mega como  pequeñas agencias y el hilo conductor de estas dos, son que aceptan los estereotipos que existen alrededor de algunas generaciones; creadas por las “Fake News” estás refuerzan sus creencias profundamente arraigas sobre la demografía de los oyentes de lo que funciona y de lo que no.

Dichos estereotipos siempre han existido en las personas, un claro ejemplo es con la generación de los Baby Boomers, cuando este segmento tenía entre 18 y 34 años los anunciantes captaron su atención con la venta de radio Rock.En ese entonces algunos vendedores estaban centrados en audiencias más antiguas y tradicionales, sin darse cuenta que los boomers se estaban convirtiendo en una fuerza económica enorme, hasta que en poco tiempo, los anunciantes y las marcas comenzaron a dirigir sus productos a este grupo. 

Pero en aquella época, la percepción que se tenia era que los consumidores de las estaciones de Rock, eran del tipo de personas que no se casaban y que no les interesaba adquirir alguna propiedad.Debido a estos estereotipos varias estaciones reconocida como: Loop, WRIF, BCN Y KISW, no estaban recibiendo los ingresos deseados.

No es de extrañarse, que lo mismo este sucediendo con los Millennials y la Generación Z, puesto que los estereotipos impiden que los vendedores se dirijan a estas nuevas generaciones. 

Pero, ¿Por qué no quieren dirigir su mirada hacia ellos?Los anunciantes, comerciantes y compradores a menudo crean sus propios prejuicios sobre el perfil de los consumidores dependiendo de la generación a la que corresponde, tomándolo como excusa para no invertir en ellos. Esto quiere decir que creen que las nuevas generaciones no tienen un futuro económico estable, así que, ¿Quién en su sano juicio se dirigiría a este grupo? Si no tienen dinero y su futuro es incierto. 

Como suele suceder, los estereotipos muchas de las veces son erróneos.Ya que la Generación X está llegando a los 40 años y muchos tienen familias y están gastando importantes sumas de dinero en vivienda, transporte y servicios. 

Ahora, con el tema de los Millennials según un informe de Realtor, esta generación obtuvo el 46% de la adquisición de hipotecas a finales del tercer trimestredel presente año, mientras que la Generación Xrepresentó el 35%y los Baby Boomerssólo el 17%. Sin duda, los Millennials tienen un gran futuro pero demasiados anunciantes continúan ignorándolos, pasándolos por alto o subestimándolos. 

Otro dilema que estamos viviendo hoy en día es: ¿Quién toma las decisiones de compra para el hogar?Por supuesto en este momento su respuesta es muy fácil, ya que siempre se piensa que la mujer es la que lleva está gran responsabilidad, y eso conlleva a uno de los hábitos más atroces de los anunciantes: ignorar a los hombres. 

Es asombroso que los expertos en markenting no tomen en cuenta a un grupo que constituye aproximadamente la mitad de la población, es por ello, que la empresa Jacobs Mediarealizó un estudio de investigación: “Marketing To Men”.Utilizaron las bases de datos de las estaciones de Rock y Sports, encontrando que cuando se trata de compras familiares demás de 400 dólares, el proceso de toma de decisiones era virtualmente igual entre hombre y mujer. 

Cuando este grupo de consultoría decidió hablar con los anunciantes, la mayoría insistió que el 80% de las decisiones de compra en el hogar son tomadas por las mujeres, así que Jacobs Media decidió llegar a la raíz de problema. 

Lo que descubrió fue que la persona a la que se le atribuyó la defensa de la cifra del 80% fue a Marti Barletta, consultora de empresas dirigidas por mujeres. Pero cuando se le preguntó a Barletta por la fuente de su cifra de datos, ella admitió que nunca hubo una fuente para esa cifra. 

En otras palabras, miles de millones de dólares de publicidad han sido dirigidos a datos de referencia que surgieron de la nada. Siendo solo mitos convertidos en hechos. 

Llegamos a una conclusión la razón por la que las “Fake News” se convierten en hechos es porque dichos datos erróneos se repiten una y otra vez, especialmente por parte de “fuentes verídicas.” 

Agrega un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here