10 importantes consejos para realizar un Demo de un programa de radio

Un director de emisora tiene muy poco tiempo para escuchar un demo. Aproveche esa oportunidad al máximo.

0
No intente imitar a su presentador de radio favorito.

En este artículo le voy a dar algunas sugerencias de cómo realizar una pieza de audio que permita mostrar su desempeño al aire.

‘Demo’ es una abreviatura de la palabra ‘demostración’. En un demo usted tiene que mostrar sus mejores momentos, capturar la atención del director de la emisora y hacer que su trabajo suene auténtico y diferente, con un estilo propio y personal.

Para poderlo realizar, usted deberá tener acceso a un estudio de grabación privado o de una emisora, o incluso montar su propio estudio, para lo cual necesitará los equipos básicos: un software de grabación, un buen micrófono y unos audífonos.

Recuerde: su Demo siempre debe evolucionar. No piense que puede usar algo que hizo hace un par de años atrás. Usted debe actualizar constantemente el contenido, enviarlo constantemente a diferentes personas y buscar opiniones de la gente acerca de los contenidos que maneje.

En un artículo anterior ya había publicado 15 formas de cómo presentar un demo.

A continuación le presento otros 10 importantes consejos para realizar esa pieza de audio de manera profesional y efectiva:

  1. Ponga siempre primero su mejor salida.

Usted siempre deberá tratar de causar la mejor impresión de entrada. Recuerde que ese director no sabe quién es usted ni cómo es su trabajo. Un director de emisora no tiene mucho tiempo para escuchar todos los demos que le llegan. Si en los primeros 30 segundos no escucha algo que le llame la atención, lo desechará de inmediato. Ponga lo mejor de su trabajo siempre al inicio.

  1. No intente imitar a su presentador de radio favorito.

Muestre lo mejor de usted. No trate de sonar igual a su locutor o conductor de radio favorito. Un director de emisora no querrá tener a dos locutores que suenen igual. Demuestre qué es lo que lo hace a usted diferente y único.

  1. Sepa para quién está haciendo su demo.

No tiene sentido hacer una grabación alegre, animada y divertida si está aplicando para una emisora de baladas clásicas. Lo que sí puede hacer es grabar varios demos con intenciones diferentes, de forma que pueda adaptarse a otros tipos de emisoras.

  1. No edite demasiado sus intervenciones.

Asegúrese de no editar sus salidas al aire a tal punto que pierdan su estructura. Las buenas locuciones  tienen un recorrido lógico: primero llame la atención, luego desarrolle el contenido y cierre con algo impactante. Y recuerde no editar los silencios entre palabras. Deje que suenen de manera natural y no como un robot.

  1. No use humor de sanitario.

Para un primer demo es innecesario mostrar este tipo de humor pesado, ofensivo y de doble sentido. Es muy probable que alguien se sienta ofendido o que simplemente no lo encuentre gracioso. Si quiere mostrarse divertido, apele al buen humor sin ofender a nadie.

  1. No use chistes internos

Aunque el demo se lo va a presentar al director de la emisora (o al gerente), su trabajo debe ser para el oyente final. Si tiene una historia divertida que contar, y ésta incluye a alguien de la emisora, contextualice de forma que el oyente se sienta incluido. No hay nada peor que escuchar a un locutor riéndose de algo que el oyente no entiende.

  1. Trate de no incluir una celebridad respaldando su programa.

Sí, es genial que usted tenga un saludo de Daddy Yankee, pero el director lo quiere escuchar a usted. No trate de impresionar a nadie por mostrarse ‘amigo’ de las celebridades. Le aseguro que el director las conoce mejor que usted.

  1. No inicie su demo con un jingle.

El director quiere ir al grano. Quiere escucharlo a usted. Quiere valorar el contenido que usted presenta. Quiere calificar su voz. Quiere ver cómo se desenvuelve al aire. Quiere verlo improvisar o escucharlo al leer una mención comercial o una promo. No lo distraiga con algo que usted no hizo.

  1. No se lo tome personal.

La radio es subjetiva. Lo que les gusta a algunas personas, a otras no, así que trate de no tomárselo como algo personal.

Sea persistente: acepte cualquier consejo que la gente de la industria tenga la amabilidad de brindarle. Sea amable, siempre sea educado y cortés. Si no les gusta su demo, grabe otro, y otro, y otro más. Y recuerde el punto 3: tal vez su voz y su tono no se adapten a la emisora para la cual aplica, pero sí podría funcionar en otra de la misma Cadena.

  1. Acepte de buena gana los comentarios y consejos de personas de confianza.

Procure mostrar su grabación a la mayor cantidad de gente posible para escucharlo antes de enviarlo a la emisora. No solo a gente de radio sino también a familiares y amigos, personas al azar, personas que no lo escucharán desde el punto de vista de la radio sino del oyente común.

Si usted tiene una salida divertida y su pareja no se ríe, tal vez no sea tan chistoso como usted pensaba. Es difícil ser subjetivo con respecto al audio que usted mismo creó, así que trate de obtener tantas opiniones como sea posible.

Entonces dé un paso atrás. Tómese un par de días libres para escuchar esos comentarios y vuelva a su demo con una nueva perspectiva.

Conclusión:

Como siempre, recuerde hacer un trabajo lo más profesional posible. Asegúrese de que el sonido esté impecable y que el demo no dure más de 4 minutos. Usted tiene muy poco tiempo para impresionar positivamente a la persona que podría contratarlo, así que no malgaste el tiempo suyo ni el del director de la emisora.

Agrega un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here