¿Era mejor trabajar en la Radio de antes?

Muchos de quienes trabajaron en Radio en el siglo pasado creen que en esa época había más oportunidades... Aquí le presento una visión mucho más optimista.

0

El campo de juego en el que se desenvuelve la Radio hoy en día es diferente al del siglo pasado… ¿mejor o peor?

Muchos de los veteranos que aman la Radio son muy críticos con la forma como ha cambiado esta industria, aduciendo que la de antes era mucho mejor. Y hasta cierto punto tienen razón. Sin embargo, el negocio se está moviendo a otros territorios, y el cambio y la transformación del medio también generan oportunidades, creatividad, nuevos empleos y nuevas fuentes de ingresos.

Hace poco leí un artículo escrito por un locutor australiano, Sean Craig Murphy, en Radio Today de Australia. Sean es dueño de la Australian Radio School, y sus observaciones acerca de cómo la Radio vive sus “nuevos buenos tiempos” tienen conceptos que, perfectamente, pueden aplicar para nuestros mercados.

A continuación le presento las formas en las que, según el señor Murphy, la radio está mucho mejor ahora para los locutores que como lo era en el siglo pasado.

  1. Ahora existen infinitas formas de demostrar su creatividad

¿Usted tiene una gran idea? En los años 80 y 90, si usted era un locutor de Radio, la música era una buena disculpa para hacer una salida al aire… pero de ahí no pasaba.

Ahora, a esa misma información se le puede sacar mucho jugo: puede compartirla en Facebook, puede hacer un video, puede hacer una campaña digital exponencial e integrada. Puede publicarla en un blog o en un vlog. Y esto sin hablar de los Podcasts. La radio es ahora una bestia creativa multiplataforma con hambre de contenidos, y necesita locutores de radio que la alimenten.

  1. La tecnología hace que su trabajo sea más fácil y su contenido superior

Cuando comencé a trabajar en Radio, una cuchilla era la mejor amiga de un productor, que editaba cortando y pegando las cintas de grabación. Hoy en día, un locutor tiene un banco de tecnologías de edición digital al aire que hacen ver realmente obsoletas todas esas opciones antiguas. Además, hoy en día se cuenta con un par de «pequeñas» herramientas: internet y redes sociales.

  1. En este siglo es más saludable ser un locutor

¿Puede imaginarse cómo sería estar metido en una cabina de locución llena de humo de cigarrillo durante 6 horas seguidas? Si usted es mayor de 40 años, probablemente la respuesta sea ‘sí’, pero si es menor seguramente dirá que no. Se lo aseguro: eso es algo realmente repugnante. Y eso que no le he mencionado cuando en las cabinas de Radio la gente almorzaba, bebía, usaba drogas y se ‘entretenía’ con sus fanáticas…

  1. Hay muchas más formas de entrar a trabajar en Radio que antes

Como mínimo, ahora hay el doble o el triple de emisoras que cuando yo comencé a hacer Radio, por allá a mediados de los años 70. Obvio, hay más competencia, pero también se ha ido especializando esta labor. Antes había que ser locutor, productor, redactor de textos, operador de consola y otras funciones. Hoy en día, especialmente en las grandes cadenas, las funciones se han diversificado. Además, las emisoras musicales están llenas de programas con varios integrantes (en la mañana, en la tarde, en la noche, en fines de semana)

  1. Es más fácil ser una estrella nacional o global

Gracias a las redes sociales, a los podcasts y a los teléfonos inteligentes, usted puede hacerse viral con un video o conectarse con públicos internacionales mediante un podcast. La internet y el streaming en vivo también significan la posibilidad de obtener un reconocimiento más amplio de su trabajo sin importar en qué emisora esté trabajando.

  1. Ya no se necesita de una «voz de locutor» para triunfar

Lo que importa en la actualidad no es una voz grave, profunda y pulida sino una personalidad auténtica e interesante. Ya no se trata de disc-jockeys gritones y que hablan a mil por hora sino locutores cercanos a su audiencia, que saben conectarse con comentarios cortos, entretenidos y muy conectados con la realidad de su público.

  1. Usted puede llevarse su base de seguidores a otro lado

Hace tan sólo 10 años, cuando uno se retiraba de una emisora (por el motivo que fuera), prácticamente había que comenzar otra vez a conquistar una nueva audiencia y esperar a que en su nueva estación lo promocionaran lo suficiente. En la actualidad, las redes sociales, los blogs y las bases de datos de correo electrónico les han permitido a los que sus audiencias sean ‘portátiles’. Puede que a los dueños de las emisoras no les guste esto, pero es un fenómeno que cada vez se extiende más. Los talentos al aire bien conectados pueden llevarse consigo a miles de oyentes a su nuevo espacio.

  1. La internet -Google, Wikipedia y otros sitios -son sus mejores fuentes de material

Preparar el material para su turno o programa ya no implica recortar con tijeras y pegar esos recortes en un cuaderno. Hoy en día el mundo está a su alcance gracias a la web (incluso basta pronunciar «Alexa«, “Hey, Siri” o «Hey, Google» para buscar información), lo que hace que cada vez sea más fácil y en tiempo real el encontrar lo que se busca.

  1. La oportunidad de escuchar prácticamente cualquier emisora del mundo

Uno de mis hobbies era grabar emisoras de los sitios que visitaba. Aún conservo cientos de casetes de emisoras de todo el mundo. Eso ya no hace falta hoy en día. Gracias al streaming en vivo, prácticamente cualquier estación de radio o DJ del mundo están disponibles con un clic o dos. En los inicios de la Radio, la mayoría de las carreras de los locutores se inspiraban en las voces más reconocidas de la ciudad, el país o el mundo. Hoy en día es mucho más fácil escucharlos a todos sin gastar un centavo.

  1. Hay que estar siempre en contacto con la audiencia (y con la industria)

Gracias a las redes sociales, la gente es la que tiene la palabra. Ahora es el público quien le brinda retroalimentación sobre lo que dice, la que participa activamente en sondeos e incluso el que lo corrige cuando usted comete un error.  Ya no hay que esperar a que suene el teléfono. Y los grupos de Facebook facilitan conectarse con colegas de la industria en busca de consejos, lluvias de ideas o incluso en conseguir un hombro sobre el cual llorar.

  1. Hay más mujeres al aire

De acuerdo, todavía no se logra una proporción de 50/50 en esta «batalla de los sexos» de la Radio, pero la brecha se ha reducido considerablemente a lo largo de los años. Sí, todavía hay un largo camino por recorrer, pero hoy en día es más fácil encontrar mujeres en los mejores horarios, incluyendo los de la mañana.

  1. Los podcasts abren un mundo de creatividad… y ayudan a expandir su personalidad

Casi todos los que trabajamos en Radio tenemos intereses que van más allá de los parámetros tradicionales y de los límites que imponen un programa o un formato, pero gracias al podcasting, un locutor de un programa de la mañana que le encanta cocinar puede crear, por ejemplo, un podcast acerca de comida. Incluso aquellos locutores que no son tenidos en cuenta para participar en un programa, tienen la oportunidad de mostrar más de su personalidad realizando sus propios podcasts.

  1. Usted puede hacer mucho más que un turno

La necesidad de personalidades al aire altamente calificadas va, hoy en día, más allá de lo que hacen durante su turno o programa de Radio. La edición de videos, la destreza en redes sociales, las habilidades de locución y la capacidad de ser un verdadero embajador de su emisora nunca habían estado tan solicitadas como ahora. Además de los nuevos puestos de trabajo en emisoras y empresas de comunicaciones, (ventas digitales, creación de contenido de video, marketing de eventos), cada vez se necesita gente con habilidades más diversas. Los talentos que puedan llenar esos vacíos pueden agregar una propuesta de valor aún más grande a las compañías y marcas que representan.

 

Conclusión:

Esta lista podría ser mucho más larga. Tal vez usted podría agregar sus propias ideas, e incluso comentarlas aquí mismo, en esta página.

Al observar el ambiente radiofónico de hoy mediante una mirada diferente podemos darnos cuenta de cómo la Radio ofrece muchas más opciones hoy en día de lo que pasaba anteriormente.

Toda industria, especialmente la del arte y el entretenimiento, debe evolucionar a medida que los gustos y las sensibilidades cambian con los tiempos. Y, por supuesto, la tecnología también altera el campo de juego y la forma como debe jugarse.

Así que, como se ha explicado en esta nota, la Radio de hoy en día es mejor que la de épocas anteriores.

 

Agrega un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here