9 consejos para mejorar su locución

Un locutor no sólo puede abrirse camino en la Radio. También puede hacerlo comercialmente grabando cuñas, audiovisuales, audiolibros, contestadoras telefónicas y muchas opciones más. Pero para ello hay que entrenar y cuidar la voz. Aquí les cuento cómo.

0
El locutor profesional tiene rutinas diarias para calentar su voz y mejorar su dicción

Una buena locución va más allá de sentarse frente a un micrófono y ponerse a hablar.

Para lograr una excelente carrera en este negocio es necesario meterse de lleno en su profesión y  ver cómo pulir su voz.

Hay una frase que dice: “No es lo que usted dice sino cómo lo dice”. Esto también aplica para el mundo de la locución. Tómese el tiempo para mejorar su voz, su habilidad para convencer a la gente y su compromiso para seguir los libretos.

A lo largo del tiempo, muchos locutores han encontrado técnicas sencillas para mejorar su locución y profesionalizar así sus carreras. A continuación les comparto algunos de esos tips, fáciles de realizar y, lo mejor de todo, sin gastar dinero.

Consejo 1: Hable claramente

Es un consejo obvio, pero no deja de ser importante. Para cualquier locutor, la clave es la claridad. Cada palabra debe ser escuchada por el oyente y, por el contrario, cualquier furcio puede dañar el mensaje.

Practique hablando con la pronunciación correcta. Al principio puede costarle trabajo e incluso parecerle extraño, pero al final verá los buenos resultados.

Consejo 2: Hable con confianza

Hola. Mi… este… nombre es… Alberto…” Lo lamento, Alberto: si usted habla así, nadie le va a prestar atención.

Puede ser un ejemplo un poco chistoso, pero lo cierto es que la falta de confianza en usted mismo afecta su personalidad, pero en especial, su locución.

Haga suyo lo que dice. Háblele con confianza al mundo. Imagínese que va a partir un bloque de cemento con su mano, con un golpe de karate. Cualquier duda hará que lo que se quiebre sea su mano, no el ladrillo. Lo mismo sucede con las locuciones en las que tiene que hacer algún sonido extraño o una voz diferente.

Consejo 3: Entienda de qué está hablando

El consejo número 2 hablaba de la confianza. El consejo número 3 habla de estar conectado con lo que habla. Usted tiene que entender y creer en lo que dice.

Cuando usted habla con entusiasmo la gente nota la diferencia. Es algo sutil, pero entender lo que dice hace que su voz sea más creíble y convincente.

Consejo 4: Mate su ego

Uno tiene que ser humilde en esta vida. Si usted no lo es, la vida le enseñará a serlo” – Mike Tyson

Para mejorar, rodéese de gente mejor que usted. Así aprenderá docenas de lecciones que no habría podido aprender de otra forma y llevar su talento a otro nivel.

Asista a clases y talleres en los que todos vayan más avanzados en sus carreras que usted. Escuche sus comentarios y críticas. La crítica puede ser algo molesto al principio, pero le ayudará a ser un mejor locutor.

Consejo 5: Trate su voz con cariño

A diferencia de un guitarrista, un pianista o un baterista, su cuerpo es su instrumento. Mire cómo los músicos profesionales cuidan sus instrumentos, los limpian de manera obsesiva, arreglan las partes averiadas y los guardan en lugares agradables y cómodos. ¿Cómo maneja usted su instrumento? ¿Qué hace usted para cuidarlo y mantenerlo en condiciones óptimas?

Algunos consejos al respecto:

  • Siente la base con buenos patrones de respiración – desde su diafragma, no desde su pecho – y procure evitar cualquier tensión innecesaria en sus cuerdas vocales.
  • Manténgase hidratado durante todo el día. Beba agua con cada comida. Lleve con usted siempre una botella de un litro y tome tragos periódicamente. Puede parecer que es una gran cantidad de agua, pero mucha gente se mantiene crónicamente deshidratada.
  • Evite lugares ruidosos, donde tenga que gritar para ser oído.
  • Duerma por lo menos siete horas cada noche. Una voz cansada suena mal. Un cuerpo cansado también es malo para su voz.
  • Evite susurrar. Es duro para su voz y tensiona sus cuerdas vocales.

Consejo 6: ¡Caliente su voz!

Antes de que un velocista olímpico trata de establecer un récord mundial, lo más probable es que ha pasado las últimas tres horas (o más) calentando cada centímetro de su cuerpo. Y si usted es una persona sedentaria como muchos locutores, el día en que decida salir a trotar lo mejor es que haga ejercicios de calentamiento, si no quiere dañar los músculos de sus piernas. Sí, el calentamiento es esencial.

Comience cada mañana con sus calentamientos. Estire sus músculos faciales. Avance en sus progresiones. Mueva sus labios. Tararee. Diga “jmmmm”. Relaje los músculos del cuello. Haga sus ejercicios de respiración.

Incluso si no está acostumbrado a calentarse, tómese simplemente cinco minutos cada mañana para preparar su voz. Esto hará maravillas para la calidad del sonido y la salud de su instrumento.

¿Todavía cree que esto es una tontería? Vea esta entrevista con Celine Dion; ella ha estado en el negocio durante décadas, vendió millones de discos, y todavía comienza cada mañana con lo básico:

Consejo 7: Comience a practicar la “lectura visual”

En música, la ‘lectura visual’ es la capacidad de leer una hoja de música – que no había visto antes – y tocarla en su instrumento.

Para proyectos de gran envergadura que pueden durar horas y horas, como realizar la locución para un audiolibro o una voz en off para un video educativo, podría resultar una tortura tener que leer, releer y volver a leer el guion antes de iniciar la locución en off. Más bien, procure hablar bien desde la primera lectura: puede pasar un tiempo antes de que su boca y sus ojos empiecen a trabajar en sincronía, pero con el tiempo comenzarán a mezclarse bien, lo que nos lleva al siguiente consejo.

Consejo 8: Practique

Los mejores locutores pueden decir miles y miles de palabras sin equivocarse, pero para lograrlo hace falta cultivar esa habilidad. “La práctica hace al maestro”. Esta frase aplica también para los locutores. Manténgase en su entrenamiento vocal y verá que pronto cogerá el ritmo y podrá leer y hablar sin equivocaciones, lo que le permitirá ahorrar tiempo, conseguir más contratos y cosechar los beneficios de su carrera.

Consejo 9: Relájese

Este consejo final puede ser el más importante. ¿Por qué? Porque si usted es nuevo en el negocio puede torturarse pensando que esta puede ser su primera y última sesión. De repente, todo se concentra en esos 20 o 30 segundos, y lo invaden lo nervios.

Tome un respiro profundo desde su vientre y exhale. Sonría (aunque no lo crea, esto se escucha a través del micrófono). Confíe en el entrenamiento de su voz, confíe en sus habilidades y sepa que, no importa qué, usted ha hecho su mejor esfuerzo.

Para obtener más ideas sobre cómo crear la voz perfecta, trate de meterse en la mente del consumidor y entienda exactamente que es lo que él necesita.

COMPARTIR

Agrega un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here