Cómo potenciar su programa de la mañana

Algunas excelentes recomendaciones de un reconocido experto de radio para que su programa de la mañana pase de ser 'bueno' a ser 'grandioso'.

0

El horario de la mañana puede ser el más importante de su emisora.

Es el ‘prime time‘ de la Radio. Es la hora en la que el público necesita información, acompañamiento y diversión para enfrentar el nuevo día.

Randy Lane en un reconocido consultor de Radio estadounidense. Luego de trabajar como Director y gerente general de varias emisoras, creó su propia empresa en 1996, enfocada en ‘Morning Shows’, aunque además ha sido entrenador de talentos de Radio y televisión, entre ellos nada menos que Ryan Seacrest y Jimmy Kimmel.

Además de consultor y entrenador, el señor Lane publica artículos en diferentes medios, y en uno de ellos encontré algunas excelentes recomendaciones para preparar los contenidos de un programa de la mañana, aunque aplican para cualquier otro tipo de programas de Radio.

Lo primero que dice es que hay que tener en cuenta dos palabras que hacen que un programa deje de ser ‘bueno’ para convertirse en uno ‘grandioso’. Esas dos palabras son “¿Qué más?”.

El concepto es que cuando usted tenga una buena idea se haga la pregunta de ‘qué más’ puede hacer para darle un mayor impacto.

Veamos entonces lo que él llama “el factor qué más”.

Lista de pre-chequeo del programa

  1. El contenido de cada sección del programa debe contener al menos una de estas premisas:
  • Humor: El humor supera todos los demás contenidos.
  • Historias: Cautivan a la audiencia y se vuelven memorables.
  • Conflicto: ‘Pero’ es la palabra que lleva a un conflicto. (Ejemplo: “Mi esposo quiere un perro, pero yo no”).
  • Drama: Debería haber una conexión emocional con la audiencia, o alguien mostrando emociones a través de su voz. Mostrarse vulnerable también crea dramas.
  1. La entrada y la salida: El despegue y el aterrizaje son los dos momentos más críticos del vuelo en un avión. Esto también es cierto para los contenidos de cada sección de un programa. ¿Qué tal están sus ‘despegues’ y ‘aterrizajes’?
  • El enganche de los 8 segundos: Planee un titular que llame la atención de forma que enganche a su audiencia en los primeros 8 segundos de la sección (que, según Microsoft, es el promedio del tiempo de atención que tiene la gente). Ejemplo: “¡Mi esposo y yo casi nos matamos en estas vacaciones!
  • La salida impactante: Incluso para los programas más exitosos, la parte más difícil de ejecutar contenidos es una salida memorable. Hay que cerrar la sección con una nota alta (la resolución de un conflicto, una carcajada sonora, la conclusión de una gran historia). Para esto se requiere intuición y juicio agudo. Muchos programas no caen en cuenta y se alargan en sus comentarios, haciendo que la sección se desvanezca.
  1. Contenidos que sirvan para múltiples secciones: ¿Este contenido podría extenderse a una segunda o tercera sección del programa, de forma que incremente el tiempo de escucha? Haga que su audiencia tenga que escuchar la siguiente sección dejando unos ‘ganchos’, ‘carnadas’, trivias o avances provocativos de lo que viene más adelante.
  2. Contenido serial: Cree un tema que funcione HOY y que cree un misterio que tenga que ser resuelto mañana a la misma hora.
  3. Cree un video que potencialmente se vuelva viral
  4. Elementos complementarios: Vuelva a enganchar la atención de su audiencia realizando elementos de producción que sirvan para complementar la conversación. Ejemplos:
  • Audio: Pedacitos de sonido, extractos de cine o televisión, efectos de sonido, música temática, etc.
  • Interacción telefónica: Oyentes que participan en la discusión, juegos interactivos en los que la audiencia pueda participar.
  • Invitados: Expertos que puedan dar luz sobre algún tema.
  • Posturas o frases controversiales de algún integrante del programa o de un oyente, que creen polémica.
  • Pausa dramáticas: Que sirvan para acentuar puntos de vista.
  • Remates chistosos (Punchlines).
  • Retos: Entre los presentadores del programa, invitados, oyentes.

Conclusiones

Nunca se detenga ante una buena idea. Enloquezca a su equipo preguntando continuamente “¿Qué más?”, forzándolos a llevar los límites más allá.

Continúe haciendo siempre la pregunta “qué más” y así descubrirá nuevas formas de crear contenidos únicos y relevantes.

Agrega un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here