Hernán Troyo: Herencia radiofónica en la sangre

Radiodifusor, conductor de noticieros y locutor comercial.

0

Hernán Troyo, tercera generación de familia radiofónica, nos comparte claves de la locución comercial, la noticiosa y de la creatividad publicitaria en la radio.

Hernán Troyo, eres heredero de un gran conocimiento radiofónico. Cuéntame del origen de esta vasta experiencia en radio noticiosa, comercial y creativa.

Todo inició con mi nacimiento, y es que soy la tercera generación dedicada a los medios de comunicación. Tanto mi abuelo como mi papá se dedicaron a la comunicación: mi abuelo fue radiodifusor y mi padre dedicado a las noticias. Yo me vi muy influenciado por mi padre en materia de noticias, pues él fue fundador de noticiarios, de niño lo vi en la redacción me gustó y acabé haciéndolo. Su influencia no quedó sólo allí, me llevó a otros rubros de la radio. Por formación soy locutor y conductor, por educación soy mercadólogo y por convicción soy publicista. En lo laboral inicié en grupo ARTSA, que era una empresa hermana de Radio Noticias en Guadalajara, Jalisco; comencé en cabina en Radio Centro, y la primera oportunidad fue con Héctor Lama, a él le agradezco que me haya permitido abrir un micrófono por primera vez. He trabajado en radio y televisión, en todas las empresas que te puedas imaginar, en todas. En algunas soy conocido como locutor, en otras como conductor, he sido reportero, fui conocido como director de marca y como gerente de mercadotecnia en diversas compañías y productor, y desde luego, sigo haciendo, actualmente como consultor.

En publicidad fui creciendo hasta que fui colaborador en varias agencias, y al hacerlo, me vi involucrado en muchísimas marcas conocidas. En muchos momentos como generador de ideas, y en otros como creativo o como copy en agencias.

En la radio he trabajado como conductor de noticias, como locutor de cabina, como animador. Estuve en ARTSA en Sonido 89, Fórmula Ranchera, en Azul 89, luego en Digital 99; en Amor 106, todas han cambiado de nombre, pues esto pasó en 1988.    

Entonces el nombre de Hernán Troyo es histórico para la radio. cuéntame del abuelo, del radiodifusor Hernán Troyo:

Yo soy un admirador de mi abuelo, creo que tal vez más que de mi padre, porque a mi papá no le gustaban los medios. Se dedicó a los medios por obligación. Mi abuelo era cafetalero y huyó de Veracruz, donde se generaba el “café de altura”, llegó buscando cultivar café en las mejores condiciones. De pronto, ya dueño de zonas cafetaleras, sucedió que el locutor local no llegó y él entró a cabina casi como por jugar, y trabajaba de hobby como locutor hasta que se fue metiendo más al negocio del radio y adquirió una estación en Veracruz, una en Acapulco y una en la Ciudad de México. Así fue como mi papá se vio obligado por el abuelo a ser administrador y creativo de radio.

Hernán, hay un reto que debes de franquear: la experiencia de tu abuelo y de tu padre, ante esto ¿quién es Hernán Troyo tercero en la radio?

La radio se me otorgó, pero yo tuve la inquietud sobre la producción, y sí me metí en ese tenor. Me he abocado a dos cosas que me encantan: la radio y la publicidad, así llegue a la publicidad radiofónica. Con Grupo Fórmula fue con la empresa que más colaboré, haciendo más de veinticuatro años de labor como consultor y publicista. Así llegue a ser responsable de vestidos y publicidad de la empresa.

¿Cuál de tus campañas publicitarias recuerdas con especial orgullo?

Por ejemplo, haber creado una campaña que usó Fórmula por más de veinte años: Fórmula: la comunicación completa. Eso me da mucha satisfacción. Hablando de productos realicé muchas campañas de productos muy reconocidos, pero siento que la publicidad en radio nunca es bien reconocida, ni remunerada, pues difícilmente saben que la creaste tú. La publicidad en ese sentido es muy ingrata. He sido voz identificativa del celular más conocido en los años noventa, de la marca de cigarros más elegantes y del banco con más usuarios en México. Y en Estados Unidos también fui voz de marcas y productos muy reconocidos.

¿Cuál ha sido tu contribución en el área publicitaria para la radio?

Lo mejor que he hecho es poner atención en crear comerciales de radio. Generalmente todos hacen “anuncios” en la radio, pero en el sentido meramente técnico es muy diferente hacer un anuncio en la radio que realizar un comercial para la radio. El anuncio es un mensaje que va, sin importar técnica alguna; el comercial es un anuncio que usa técnicas como la mercadotecnia o la comunicación para convencer a un sector determinando a que haga algo en particular, y está bien hecho cuando logra ese cometido. Se tiene una idea errónea de que hacer publicidad en radio es muy simple, y lamentablemente se ha caído en hacer anuncios simplistas, o en reproducir los audios de los comerciales creados específicamente para la televisión; a mi juicio, aún estamos lejos de hacer publicidad profesional específica para la radio en nuestro país.

Un comercial es un concepto desde la propuesta de venta, pero también desde la propuesta de producto. ¿Cuál ha sido el reto para ti siendo parte de la hechura publicitaria, y siendo parte también de la radio como voz creativa?

Me ha permitido amarrar dos áreas que me gustaban mucho, y algunas de las empresas publicitarias y radiofónicas me dieron la oportunidad de jugar con estas dos herramientas. Amarré la radio y amarré la publicidad e hice comerciales específicos para la radio. Particularmente me tocó introducir el uso de actores de doblaje en la locución comercial de la radio, el crossover, fue esta transición de sustituir a los locutores tradicionales de radio para usar a actores de doblaje para interpretar personales actuados específicamente en la radio, y creo que en eso sí me tocó aportar algo, pues no se usaba en los comerciales a actores de doblaje, además de locutores. Esto lo hice para Grupo ARTSA, Radio Mil y en Grupo Imagen, pero mucho más tiempo elaboré comerciales con voces de doblaje para Grupo Fórmula.

Actualmente estás realizando en los medios digitales un espacio que se llama DILO. ¿qué es a lo que le apuesta Hernán Troyo actualmente?

Transición. Lograr la transición. Recuerdo cuando comenzó la transición de lo analógico a lo digital, en los principios de la década de los noventa, era importante dar ese brinco, y no todos los de nuestra generación decidieron darlo. A mí al contrario, me dio por dar el salto y olvidarme de los carretes y pugnar porque las empresas que llevé como gerente o productor lográramos esa transición para la radio, yo fui uno de esos entusiastas y así llegaron los equipos digitales a Radio Fórmula, y eso fue muy importante. Hoy ya hay programas online que es un formato distinto a los medios tradicionales, los cuales, por cierto, no desaparecerán, sólo se diversificarán. Hoy hablamos ya de programas online, programas por Internet, y allí es donde yo quiero estar. La propuesta de Dilo! es hacer específicamente emisiones creadas para la era digital.  

Para mí la radio es como mi casa, es mi mamá, es mi generador y es un cariño heredado por mi padre y mi abuelo, y por eso afirmo que la radio no morirá, evolucionará como estos nuevos medios y seguirá siendo creativa. Los medios tradicionales tendrán que responder a esta evolución con creatividad y van a sobrevivir con todo sentido como medios con un siglo de existencia.

Agrega un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here