15 formas de cómo presentar su Demo, y lo más importante: cómo no hacerlo.

Tips de Tito López.

2

Para conseguir trabajo en radio es muy importante preparar una buena grabación de demostración. Algunos la llaman ‘piloto’, otros usan el término gringo ‘demo’, abreviatura de ‘demostración’.

Sin embargo, producir ese Demo no es tarea fácil, pero más difícil aún es que el Director de la emisora lo escuche, y lo casi imposible es… ¡que lo contraten!

Como Director Nacional de Emisoras Musicales de Caracol y RCN, fueron muchas las grabaciones que recibí de personas que buscaban trabajar en esas emisoras. Y, la verdad, quedé muy triste de ver el poco cuidado que le ponen a ese trabajo, que es fundamental para dar a conocer su talento. Y no es que no tuvieran buena voz o no supieran comunicarse bien. De hecho, siempre encontré algunas buenas propuestas, ya fuera de novatos que querían empezar una carrera en el medio o de veteranos buscando mejorar sus trayectorias.

A continuación les presentaré una serie de ideas que fui recogiendo con el tiempo y que espero que les sirva para enviar mejores Demos, algo que hay que tomarse muy en serio.

  • : Su e-mail de presentación debe ser corto y al punto. Máximo, un par de párrafos. Tenga consideración con mi trabajo.
  • Nunca: No me cuente la historia de su vida en el correo. Estoy muy ocupado y además me han llegado muchos otros Demos.
  • Si: Hábleme a mí. Tómese un par de minutos para saber el nombre de la emisora, cuál es su formato, y cuál es mi nombre.
  • Nunca: No encabece su correo con “A quien pueda interesar” o “Apreciado Sr. Director”. Eso sólo me demuestra que usted es un poco perezoso o que simplemente no le importa a quién le está escribiendo. Cómo puedo esperar que usted sea bueno produciendo su turno o su programa si ni siquiera se tomó el tiempo de saber cuál es el nombre de la emisora, cuál es su formato o cómo me llamo.
  • : Facilíteme la forma de escuchar su grabación. Anexe un simple archivo de MP3 o páseme un enlace a un audio en línea.
  • Nunca: No me envíe 12 segmentos diferentes, cada uno con su archivo de MP3. Tampoco me envíe un enlace a un portal en el que tenga que pasarme un rato buscando entre docenas de otros audios disponibles para encontrar su grabación. Un programador no tiene por qué ponerse a buscar su audio.
  • : Mande un Demo de entre 2 y 4 minutos de duración.
  • Nunca: No envíe un Demo de más de 4 minutos (a menos que sea una broma o algo similar). Nadie tiene tiempo para escuchar una grabación larga. No puedo cancelar un comité por estar oyendo una entrevista a un vendedor de fajas reductoras.
  • : Mándeme grabaciones reales: segmentos de un turno, cómo habla sobre un intro, la información que entregó del artista, etc. Edítelo bien.
  • Nunca: No me mande una entrevista de 10 minutos a un artista local ni chistes groseros.
  • : Mándeme una grabación limpia, bien producida, sin distorsiones ni llenas de efectos.
  • Nunca: No me mande una grabación que suene como si estuviera hablando una azafata por el parlante del avión.
  • : Comience su Demo con SU voz.
  • Nunca: No empiece su Demo con presentaciones de su programa. No ponga un jingle antes de su voz. No me muestre el mix que hizo con tres canciones de EDM. Lo que me interesa es SU voz. No incluya la de otro locutor, aunque sea el voice-over de HBO. Yo quiero escucharlo es a usted. De pronto termino contratando al otro…
  • : Muéstreme su talento, sus salidas al aire, cómo maneja una llamada de un oyente, de qué habla en su turno.
  • Nunca: No me muestre su producción, a no ser que esté aplicando para ese puesto. Olvídese de las explosiones, los pitos, los láseres, el delay, la reverberación, la sobre-ecualización…
  • : Ponga su mejor momento al principio.
  • Nunca: No empiece su Demo con la grabación de una mención comercial, o invitando a que llamen a pedir complacencias, o contándome cuáles son sus direcciones de Facebook, Instagram, Twitter, Snapchat y hasta su Tinder.
  • : Haga que su hoja de vida sea sencilla y fácil de leer. Empresas, cargos desempeñados, fechas en las que trabajó. Todo en una sola hoja.
  • Nunca: No escriba un libro. Cualquier Director de emisora sabe qué hace un Programador o un locutor. No describa su trabajo al detalle: “Programaba la música, escuchaba las canciones que llegaban, les entregaba la programación a los disc-jockeys todos los días, atendía a los promotores los jueves…”. Puro relleno.
  • : Use sus influencias. No es por rosca, pero las opiniones de gente que ha trabajado a mi lado son importantes. El gremio es muy cerrado, y al final, las relaciones públicas son muy importantes. Busque un colega mío, un amigo, un programador y use esa relación para su propio beneficio.
  • Nunca: No sobreestime el poder de conocer a alguien que me conoce.
  • : Espérese unos días, de pronto un par de semanas, antes de contactarme.
  • Nunca: No mande un correo al otro día a ver si recibí su material.
  • : Sea paciente y realista.
  • Nunca: No sea impaciente ni se lo tome a pecho si no les respondí. Encontrar un nuevo talento no es el único trabajo del Director de la emisora. Tiene miles de reuniones, eventos, es posible que programe la emisora e incluso puede tener un turno al aire. Encontrar al próximo talento es sólo una de las múltiples tareas de un Director. Puede que para usted sea lo primero en su lista, pero es posible que contratar a alguien sea una de las últimas prioridades del Director.
  • : Pídale una retroalimentación al Director. De pronto no consiguió el puesto, pero el solo hecho de poder mejorar con sus consejos ya es un éxito en su carrera. Pídale que le sugiera pasos específicos para mejorar como locutor, o cómo podría mejorar su presentación, el demo, etc.
  • Nunca: No espere ese feed-back si no lo pidió. Si alguien me lo pide, hago lo posible por responder.
  • : Mande su mejor material en un simple correo, que dure unos 3 minutos.
  • Nunca: No exagere. A fin de cuentas, su talento hablará por sí mismo. No bloquee su talento con largos correos electrónicos, hojas de vida súper detalladas o audios sobrecargados.
COMPARTIR

2 COMENTARIOS

  1. Bien interesante resumen. Me llevo a recordar a una señora que, recién llegue a Caracol, me dijo: oye, tu que estas en la radio no podrías conseguirle un puesto a mi hijo “así sea de locutor?”. Me quede sin palabra.

Agrega un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here