La estrepitosa caída de un enemigo de los latinos

El reinado de Bill O’Reilly como la principal figura de noticias por cable de Estados Unidos llegó este 19 de abril a un final abrupto luego de que se diera a conocer una serie de acusaciones de acoso sexual contra él por parte de varias mujeres de su equipo.

0

O’Reilly, un comentarista con muchísima audiencia y cuyo apoyo a Donald Trump fue decisivo para su triunfo electoral, sucumbió a la presión luego de que el 1 de abril el diario New York Times revelara que Fox News lo había respaldado repetidamente para negociar acuerdos con cinco mujeres que lo denunciaron y a quienes se les pagó un total de 13 millones de dólares a cambio de retirar sus demandas.

Desde aquella fecha, más de 50 anunciantes comenzaron a abandonar el patrocinio de su programa “The O’Reilly Factor” y grupos en defensa de las mujeres exigían su salida del aire mientras que el Presidente Trump lo defendía en uno de sus famosos twits diciendo: Creo que no debería haber pactado, personalmente creo que no debería haberlo hecho, tendría que haber llegado hasta el final, no creo que hiciera nada malo.

El escándalo dio pie a una acalorada discusión entre Rupert Murdoch, el patriarca de Fox News, y de su empresa madre 21st Century Fox y sus hijos, que representan el cambio de guardia y de mantalidas en la organización.

Este nuevo escándalo se da luego de que el verano pasado Fox despidiera al presidente de Fox News, Roger E. Ailes por acusaciones similares en su contra.

La salida de O’Reilly se dio mientras el presentador vacacionaba en Italia.

En una declaración posterior, O’Reilly agradeció a Fox News por la oportunidad de trabajar ahí pero se dijo descorazonado por separarse de la empresa por acusaciones totalmente infundadas.

Para la comunidad latina, muy agraviada por los comentarios y amenazas de Trump, por sus promesas de construir un gran muro en la frontera y por su manifiesto antimexicanismo exhibido en asuntos como sus ataques al juez Gonzalo Curiel, esta es una buena noticia: a lo largo de los años, O’Reilly propagó la idea de lo malo que eran los inmigrantes mexicanos para el país –olvidando que él mismo es descendiente de irlandeses– y de que son principales causantes del crimen y la violencia en Estados Unidos.

Trump ha perdido a un poderoso aliado y eso no puede ser sino una buena noticia para los latinos.

Agrega un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here