Chistes

0
23

12 horas

Un chino entra en un bar y dice:
– Buena venía palo del tlabajo.
Y el dueño le responde:
– Aquí el trabajo que hay es de lunes a domingo de 12 de la mañana a 12 de la noche.
Y responde el chino:
– Eso, lo que yo establa buscando…, medlia jolnada.

Cena de superlujo

Restaurante de lujo. Tío bien vestido con una tía impresionante al lado.
– ¿Qué tomarán los señores?.
A mí me pone la langosta más grande que tenga y un cava Juve y Camps reserva de la Familia.
– Sí, señor, ¿y a su mujer qué le pongo?
– Póngale un fax y dígale que me lo estoy pasando en grande.

Quintillizos

Un hombre, en el hospital, esperando a que la mujer dé a luz, sale el médico y dice:
– Han sido quintillizos.
– ¡Es que tengo un cañón!, – dice el hombre orgulloso.
– Pues a ver si lo limpia un poco, porque han salido negros.

Cortador de árboles

– Buenas, estoy buscando trabajo como cortador de árboles.
– Alguna experiencia?
– Si claro, llevo los últimos 30 años cortando árboles en el Sahara.
– Pero si ahí no hay árboles!
– Para que vea, ¿soy o no soy bueno?

Fidel en el infierno

Fidel Castro muere y llega al cielo, pero no estaba en la lista, así que San Pedro lo manda al infierno.
Cuando llega al infierno lo recibe Satanás y le dice: ¡Hola Fidel!, te estaba esperando. Pasa, que aquí estarás como en casa. Fidel le responde:
– Gracias Satanás, pero estuve primero en el cielo y deje olvidadas mis maletas allí.
No te preocupes, voy a enviar a dos diablitos a recoger tus cosas.
Así es como dos diablitos llegan a las puertas del cielo pero las encuentran cerradas pues San Pedro estaba almorzando.
– No importa -le dice uno al otro- saltamos la valla y sacamos las maletas sin molestar a nadie.
Empiezan a subir la puerta cuando dos angelitos que pasaban por allí los ven y un angelito le dice al otro:
– No hace ni diez minutos que Fidel está en el infierno y ya tenemos refugiados.

COMPARTIR

Agrega un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here