Para ser compositor hay que tener paciencia, resistencia: Bruno Danzza

En esta segunda parte de su entrevista, el compositor emite su opinión sobre la oleada latina del género urbano y la razón por la que alguien que busque dedicarse a la composición musical debe ser paciente en extremo.

0

El urbano con su nuevo sonido y crossover -latino con electrónico- ha desbancando a toda la música de Latinoamérica. Algo está faltando y es por eso que creo que el urbano ha entrado tan fuerte siendo que México es un país de creativos en la música. Hay ausencia de grandes canciones en los medios tradicionales y digitales, responde a pregunta expresa sobre si opina que el reggaeton/urbano es el nuevo pop.

Se dice que el pop está de capa caída, que hay un nuevo nicho de mercado. Danzza le atribuye a la nostalgia del público el factor por el cual regresan tantos grupos y cantantes de antaño y el por qué hay tantos reencuentros redituables: el adulto contemporáneo, por tener el poder adquisitivo, tiene mucho a favor suyo, los hay quienes pueden pagar, comprar los discos, pagar los boletos de los conciertos. Siempre ha habido un mercado fuerte dentro de esa música. Un ejemplo favorable para él es un disco de oro de 100 mil copias del más reciente álbum de Flans donde se incluye un tema suyo titulado: “Yo no sería yo”, coescrito con Ale Alberti y Balta Hinojosa.

Es Director creativo de Expo Compositores y al respecto comentó: Me sumé a Expo Compositores porque es el primer foro dedicado enteramente a los creadores de la letra y la música. Las actividades informativas con participación de editoras, sociedades autorales, discográficas y compositores reconocidos son importantes para los autores. Invito a todos a participar.

En cuanto a oportunidades para compositores, el tema de los pagos mediante las plataformas digitales es crucial, ya que se discute que las regalías son muy bajas: En YouTube ya están pagando mucho mejor, todo es muy relativo porque no se puede cuantificar como una venta de discos; no se puede medir fácilmente lo digital porque hay versiones subidas por Vevo, por los fans, gente que vio el video 10 segundos, quién lo vio completo, gente que escuchó la música de fondo en un video hablado o de broma, y también eso se está pagando.

Considera que las oportunidades para compositores, sobre todo jóvenes, radican en que sean pacientes, tengan resistencia y lidien con que una canción con la que se tienen expectativas al final podría no funcionar y viceversa: Es un negocio fuera de lo común: primero hay que hacer la canción y  que esté buena, que llegue a los oídos indicados, luego que la grabe el artista al que se la escribiste o algún otro, después que sea sencillo y ya que fue sencillo que pegue y por último… ver cómo cobrar y cuándo… He vivido así desde hace 28 años. Y sí, estoy bien loco.

Respecto a las compañías editoras que han proliferado, menciona: La editora es una empresa muy compleja y algunos ‘genios’ recomendaron a muchos grupos musicales crear una propia porque así se hincharían de lana al grabar solamente temas firmados ahí. El resultado fue que se limitaron, ya que muchos autores reconocidos que tenían contratos de exclusividad con editoras mayores no  pudieron colocar temas en sus álbumes y creo que los grupos se perdieron de grandes canciones  que les hubieran mantenido en un nivel de popularidad fuertísimo. En sus editoras muchas veces firmaban canciones mediocres que no generaban los resultados esperados y por lo tanto fueron bajando sus presentaciones y dejaron ir la gran oportunidad de tener como sello, una canción de éxito.

Miriam Canales

Agrega un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here