“La Radio Basura” está hecha por los mismos que desde hace quince años no han podido cambiar su libreto

0
600

Por: Pepe Cardona @pepemusica

Crecí escuchando El Gallo (Radioacktiva) y el Huevo Matutino (Veracruz), nunca me gustó El Mañanero (La mega), siempre lo ví cómo una copia mal hecha de los dos anteriores, pero me gustaba la música que ponían antes de convertirse en una emisora Urbana.

Desde que comencé a escuchar radio soñé con hacerla y más o menos en el 2005 hice mi primer intento, tenía 15 años y hacía radio muy a mi manera, sin guiones ni consolas, solo un micrófono y una grabadora que amplificaba poniendo el micrófono en uno de sus parlantes.

Cobraba $200 por leer mensajes de amor y dedicatorias para los estudiantes en el recreo del colegio Salvatorianos de La Estrella. Para mí eso era Radio.

Muchos años después a solo un año de terminar mis estudios en Comunicación decidí hacer mi práctica laboral en Radio, no quería nada más, ni agencias, ni empresas. Así que emprendí mi interminable búsqueda tocando todas las puertas posibles en esta ciudad, labor que no he terminado hasta el día de hoy (2 años después). Era paciente cuando pensaba que para más de 2 millones de habitantes y una cantidad gigantesca de estaciones de Radio no iba a ser difícil encontrar una oportunidad. Pero me estrellé con la dura realidad de Medellín.

Yo no tenía ni siquiera entre mis planes cobrar un solo peso.  Escuchaba esas típicas historias de los locutores que desde abajo fueron escalando para llegar donde están, diciendo la hora o programando música en la madrugada.

Lo imaginé así, pero nunca sucedió. Pasó todo lo contrario, no recibí ni una respuesta, una llamada o un correo, visité las estaciones, pero nadie sabía nada, no tenían información o no estaban en época de convocatorias, supe entonces que la única palabra para definir la Radio de Medellín era “Hermética”, hecha por los mismos de siempre que saltan de una emisora a otra.

Las convocatorias para locutores se convirtieron en concursos de redes sociales, en los que  solo los más populares se ganan un puesto gracias a “likes” en facebook e instagram.

Llevo 2 años haciendo un programa de entretenimiento en una de las emisoras on­line tal vez con más proyección en la ciudad de Medellín, tiene variedad de contenido, infinidad de métodos de reproducción, pero todavía nos cuesta un poco como ciudad tradicional creer en estos proyecto muy a fondo. Tanto, que ni la empresa dueña de esta estación sabe lo que tiene entre manos.

Y a pesar de estar haciendo Radio, existe un deseo que nadie me va a sacar de la cabeza. La radio análoga es el por qué estamos aquí, muchos de los que hacemos radio por internet queremos escuchar o que nos escuchen en el carro, el bus, el taxi, o el lorito barato del centro, que nos sintonicen así sea con un sonido un poco gangoso, un poco análogo. Pero la Radio análoga de Medellín esta infestada de amigos de amigos de más amigos, de gente sin memoria que olvidó sus orígenes, la Radio pública es más privada que cualquier otra, o nunca entendí cuál era el significado de “pública” en Radio.

No hay convocatorias ni espacios abiertos a nuevas propuestas o nuevos formatos, muchas estaciones se limitan a simplemente llenar toda su programación con contenido de sus sedes en Bogotá. Los correos electrónicos viajan a un agujero negro con un auto respuesta (recibido y olvidado, gracias). Creo que ese es el problema de la Radio análoga en Medellín, se dejó a un lado la credibilidad en la pasión, en una buena voz y se dio más importancia a la popularidad. Las historias del pasado se convirtieron en: ­No, pues, soy de una banda y tengo un amigo en una emisora, él me dijo que me metía, ¡eso es fácil!.

Así que no pienso que el problema sea cómo muchos de la vieja escuela lo llaman, “Radio Juvenil” o Jóvenes haciendo Radio. Si observamos bien esa llamada “Radio Basura” no está hecha por muchachos de veintitantos haciendo lo que les da la gana, no, está hecha por los mismos que desde hace 5, 10, o 15 años no han podido cambiar su libreto.

Por: Pepe Cardona @pepemusica

COMPARTIR

Agrega un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here